Movimientos de la Tierra: rotación, traslación, precesión y nutación

Cuando hablamos el movimiento de la Tierra dentro de nuestro Sistema Solar nos viene a la cabeza los movimientos de rotación y traslación. Son los dos movimientos más conocidos. Uno de ellos es la razón de que exista el día y la noche y el otro hace que haya estaciones del año. Pero estos movimientos no son los únicos que existen. También hay otros movimientos que son importantes y que no son tan conocidos como es el movimiento de nutación y de precesión.

En este artículo vamos a hablar de los cuatro movimientos que tiene nuestro planeta alrededor del Sol y la importancia de cada uno de ellos. ¿Quieres conocer más acerca de ello? Sólo tienes que seguir leyendo.

Movimiento de rotación

Este es el movimiento más conocido junto con el de traslación. No obstante, seguro que hay aspectos importantes que no conoces de ello. Pero no importa, porque vamos a repasarlos todos. Empezamos con definir qué es este movimiento. Se trata del giro que tiene la Tierra sobre su propio eje en sentido Oeste o Este. Es considerado como sentido anti horario. La Tierra da una vuelta sobre sí misma y tarda una media de 23 horas, 56 minutos y 4 segundos.

Como podéis ver, a causa de este movimiento de rotación existe el día y la noche. Esto ocurre porque el Sol está en una posición fija y sólo ilumina la cara de la Tierra que está frente a él. La parte opuesta estará oscura y será de noche. Este efecto se puede ver también de día, observando las sombras al cabo de las horas. Podemos apreciar cómo la Tierra al moverse hace que las sombras estén en otro lado.

Otra consecuencia de este movimiento de rotación bastante importante es la creación de un campo magnético terrestre. Gracias a este campo magnético podemos tener vida en la Tierra y una protección continua de la radiación procedente del viento solar. También permite que haya en la atmósfera y vida en la Tierra.

Si tenemos en cuenta la situación en cada punto del planeta, la velocidad con la que gira no es igual en todos los lados. Si medimos la velocidad desde el ecuador o en los polos será distinta. En el ecuador tendrá que recorrer más distancia para dar la vuelta sobre su eje e irá a una velocidad de 1600 km/h. Si escogemos un punto a 45 grados latitud norte, podemos ver que gira a 1073 km/h.

Movimiento de traslación

Pasamos a analizar el segundo movimiento más complejo de la Tierra. Se trata del movimiento que tiene la Tierra que consiste en dar una vuelta sobre su órbita alrededor del Sol. Esta órbita describe un movimiento elíptico y hace que en situaciones se encuentre más cerca del Sol y otras veces más alejado.

Se tiene por creencia que durante los meses de verano hace más calor a causa de que el planeta está más cerca del Sol y en invierno más lejos. Es algo coherente de pensar, dado que si estamos a más distancia nos llegará menos calor que si estamos más cerca. Sin embargo, es todo lo contrario. En verano estamos a más distancia del Sol que en invierno. Lo que es condicionante a la hora de la sucesión de estaciones no es la distancia de la Tierra con respecto al Sol sino la inclinación de los rayos solares. En invierno, los rayos del Sol inciden sobre nuestro planeta de una forma más inclinada y en verano más perpendicular. Este es el motivo de que haya más horas de sol en verano y más calor.

La Tierra tarda 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45 segundos en dar una vuelta completa sobre su eje de traslación. Por ello, cada cuatro años tenemos un año bisiesto en el que febrero cuenta con un día más. Esto se hace para ajustar los horarios y que se mantenga siempre estable.

La órbita de la Tierra sobre el Sol tiene un perímetro de 938 millones de kilómetros y se mantiene a una distancia promedio de 150 000 000 km del mismo. La velocidad a la que nos desplazamos es de 107,280 km/h. A pesar ser una gran velocidad, nosotros no la apreciamos gracias a la gravedad terrestre.

Afelio y perihelio

El camino que hace nuestro planeta ante el Sol se le llama eclíptica y pasa sobre el ecuador a principios de primavera y otoño. Son llamados los equinoccios. En esta posición el día y la noche duran lo mismo. En los puntos más alejados de la eclíptica nos encontramos con el solsticio de verano y de invierno. Durante estos puntos, el día es más largo y la noche más corta (en el solsticio de verano) y la noche más larga con el día más corto (en el solsticio de invierno). Durante esta etapa, los rayos solares inciden más verticalmente sobre uno de los hemisferios, calentándolo más. De ahí a que mientras en el hemisferio norte es invierno en el sur es verano y viceversa.

La traslación de la Tierra sobre el Sol tiene un momento en el que está más alejado  que se llama Afelio y sucede en el mes de julio. Por el contrario, el punto más cercano de la Tierra con el Sol es el perihelio y ocurre en el mes de enero.

Movimiento de precesión

Se trata del cambio lento y gradual que tiene la Tierra en la orientación del eje de rotación. A este movimiento se le llama precesión de la Tierra y es causado por el momento de fuerza ejercido por el sistema Tierra-Sol. Este movimiento incide directamente en la inclinación con la que los rayos de Sol nos llegan a la superficie terrestre. Actualmente este eje tiene una inclinación de 23,43 grados.

Esto nos indica que el eje de rotación terrestre no siempre apunta a la misma estrella (Polar), sino que va girando en sentido horario, haciendo que la Tierra se mueva en un movimiento similar al de una peonza. Una vuelta completa en el eje de precesión tarda unos 25.700 años, por lo que no es algo apreciable a escala humana. Sin embargo, si medimos con el tiempo geológico podemos ver que tiene gran relevancia en los periodos de glaciación.

Movimiento de nutación

Este es el último movimiento importante que tiene nuestro planeta. Se trata de un movimiento ligero e irregular que tiene lugar en el eje de rotación de todos los objetos simétricos que giran sobre su eje. Por ejemplo los giroscopios y los trompos.

Si analizamos la Tierra, este movimiento de nutación es la oscilación periódica del eje de rotación alrededor de su posición media en la esfera celeste. Este movimiento ocurre a causa del la fuerza que ejerce la gravedad terrestre y la atracción que hay entre la Luna, el Sol y la Tierra.

Este pequeño vaivén del eje terrestre tiene lugar por el abultamiento ecuatorial y la atracción de la luna. El periodo de nutación es de 18, 6 años.

Espero que con esta información puedan conocer mejor los movimientos de nuestro planeta.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:

Estaciones meteorológicas


Categorías

Astronomía

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.