La estructura de la Tierra

Vivimos en un planeta muy complejo y completo que tiene innumerables aspectos que lo hacen mantenerse en un equilibrio y permitir la vida. La estructura de la Tierra se divide en dos partes fundamentalmente. Primero se analiza el interior de nuestro planeta. Es importante conocer lo que hay en el interior de la Tierra para comprender muchos aspectos externos. Después, también es necesario analizar todas las partes externas para, en su conjunto, conocer el planeta donde vivimos.

En este post vamos a analizar y conocer en profundidad toda la estructura de la Tierra. ¿Quieres saber más sobre ello?

Estructura interna de la Tierra

La Tierra presenta una estructura formada por capas concéntricas donde se van alternando todos los elementos que la componen. El hecho de que estén separadas por capas lo podemos saber gracias al movimiento de las ondas sísmicas cuando se produce un terremoto. Si analizamos el planeta desde el interior al exterior, podemos observar las siguiente capas.

Núcleo

El núcleo de la Tierra es la capa más interna donde se encuentran grandes cantidades de hierro y níquel. Está parcialmente fundida y es la causante de que la Tierra tenga campo magnético. Es llamado también endosfera.

Los materiales se encuentran fundidos a causa de las altas temperaturas a la que se encuentra el núcleo. Algunos de los procesos internos de la Tierra se manifiestan en la superficie. Podemos ver los terremotos, el vulcanismo o el desplazamiento de los continentes (tectónica de placas).

Manto

El manto terrestre se encuentra por encima del núcleo y está formado en su mayoría por silicatos. Se trata de una capa más densa que el interior de la tierra y menos densa conforme se acerca a la superficie. También es llamada mesosfera.

A lo largo de esta capa tan ancha tienen lugar numerosos fenómenos de convección de materiales. Estos movimientos son los que hacen desplazar a los continentes. Los materiales más calientes que proceden del núcleo ascienden y cuando se enfrían, vuelven de nuevo al interior. Estas corrientes de convección del manto son las causantes del movimiento de las placas tectónicas.

Corteza

Se trata de la capa más externa del interior de la Tierra. Es llamada también litosfera. Está compuesta por silicatos ligeros, carbonatos y óxidos. Es más gruesa en la zona donde se sitúan los continentes y más delgada donde se encuentra los océanos. Por ello, se divide en corteza oceánica y continental. Cada corteza tiene su propia densidad y está formada por determinados materiales.

Se trata de una zona geológicamente activa donde se manifiestan muchos de los procesos internos. Esto es debido a las temperaturas del interior de la Tierra. También se dan procesos externos como la erosión, el transporte y la sedimentación. Estos procesos se deben a la energía solar y la fuerza de la gravedad.

Estructura externa de la Tierra

La parte externa de la Tierra también se compone de varias capa que agrupan todos los elementos terrestres.

La hidrosfera

Es el conjunto de toda la zona del agua que existe en la corteza terrestre. Se pueden encontrar todos los mares y océanos, lagos y ríos, aguas subterráneas y los glaciares. El agua de la hidrosfera está en continuo intercambio. No permanece en un lugar fijo. Esto se debe al ciclo del agua.

Tan solo los mares y océanos ocupan las tres cuartas partes de toda la superficie terrestre, por lo que su importancia a nivel planetario es grande. Es gracias a la hidrosfera por lo que el planeta tiene su característico color azul.

En las masas de agua se encuentran grandes cantidades de materia disuelta que están sometidas a grandes fuerzas. Las fuerzas que actúan sobre ellas están relacionadas con la rotación de la Tierra, la atracción lunar y los vientos. A causa de ellas se producen movimientos de masas de agua como las corrientes marinas, el oleaje y las mareas. Estos movimientos tienen gran repercusión a nivel global, puesto que afectan a los seres vivos. El clima también se ve afectado por estar corrientes marinas con efectos como el Niño o la Niña.

En cuanto a las aguas dulces o continentales, podemos decir que son muy importantes para el funcionamiento del planeta. Esto se debe a que constituyen los agentes erosivos más condicionantes de la superficie terrestre.

Atmósfera

La atmósfera es la capa de gases que rodea toda la Tierra y son fundamentales para que se desarrolle vida. El oxígeno es el gas condicionante para que haya vida tal y como la conocemos. Además, muchos gases ayudan a filtrar las radiaciones solares que podrías ser letales para los seres vivos y los ecosistemas.

La atmósfera a su vez se divide en distintas capas, cada una con una longitud, función y composición diferente.

Empezando por la troposfera, es aquella que se encuentra directamente sobre la superficie sólida de la Tierra. Es muy importante porque es en la que vivimos y la que da lugar a los fenómenos meteorológicos como la lluvia.

La estratosfera es la siguiente capa que se extiende por encima de unos 10 km de la troposfera. En esta capa se encuentra la protección de los rayos UV. Es la capa de ozono.

La mesosfera sigue a más altura y también contiene algo de ozono.

La termosfera se denomina así porque, por efecto de las radiaciones solares, se pueden superar los 1500°C de temperatura. En ella se encuentra una zona denominada ionosfera, en la que muchos átomos pierden electrones y se encuentran en forma de iones, liberando energía que constituye las auroras boreales.

Biosfera

La biosfera no es una capa en sí de la Tierra, sino que es el conjuntos de todos los ecosistemas que existen. Todos los seres vivos que habitan en nuestro planeta compone la biosfera. Por ello, la biosfera forma parte de la corteza terrestre, pero también de la hidrosfera y la atmósfera.

Las características de la biosfera es la llamada biodiversidad. Se trata de toda la gran variedad de seres vivos y formas de vida que se encuentran en el planeta. Además, existe una relación de equilibrio entre todos los componentes de la biosfera que es responsable de que todo pueda funcionar correctamente.

Con esto podrás conocer mejor la estructura de la Tierra.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:

Estaciones meteorológicas


Categorías

Ciencia

Germán Portillo

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.