¿Qué es la biosfera?

biosfera

Nuestro planeta Tierra es un sistema bastante complejo en el que existen millones de interacciones entre los seres vivos y los elementos de la naturaleza. Es tan complejo y amplio que es imposible estudiar el planeta Tierra como un solo conjunto. Para poder separar los distintos sistemas que componen la Tierra se han definido cuatro subsistemas. La biosfera, la geosfera, la hidrosfera y la atmósfera.

La geosfera recoge la parte de la Tierra que es sólida en la cual se encuentran las capas de la Tierra en la que vivimos y se desarrollan las rocas. La geosfera se compone de varias capas.

  1. La capa superficial de la Tierra, que suele variar entre los 500 y los 1.000 metros, que está formada por el suelo y las rocas sedimentarias.
  2. La capa intermedia que corresponde a la corteza continental donde se encuentran las llanuras, valles y sistemas montañosos.
  3. La capa basáltica inferior en la que se encuentra la corteza oceánica y tiene un espesor de unos 10-20km.
  4. El manto terrestre.
  5. El núcleo terrestre.

Para más información sobre las capas de la Tierra: Las capas internas de la Tierra

La atmósfera es la parte gaseosa que rodea la Tierra. Está compuesta por una mezcla de gases de nitrógeno (78%), oxígeno (21%), y otros gases (1%). Es la zona donde se forman las nubes y las precipitaciones, y su importancia es que hace posible que nuestro planeta sea habitable.

La hidrosfera es la parte de la Tierra ocupada por agua líquida. La parte líquida son los océanos, mares, lagos, ríos, faldas subterráneas, etc.  Y la parte sólida son los casquetes polares, glaciares y banquisas.

Subsistemas de la tierra. Geosfera, hidrosfera, atmósfera y biosfera

Como podéis observar, cada subsistema de la Tierra está compuesto de elementos distintos y poseen una función clave para la vida en el planeta. Pero en la que nos vamos a centrar en este artículo es en la biosfera. ¿Qué es la biosfera?

La biosfera es toda la zona gaseosa, sólida y líquida de la superficie terrestre que está ocupada por los seres vivos. Están constituida tanto por zonas de la litosfera como por zonas de la hidrosfera y atmósfera donde es posible la vida.

Características de la Biosfera

La biosfera está formada por una capa delgada de dimensiones irregulares. Ya que es un sistema que recoge las zonas del planeta donde existe la vida es más difícil establecer unos límites de dónde empieza y dónde acaba la biosfera. Pero más o menos, la biosfera se extiende hasta unos 10 km por encima del nivel del mar y unos 10 metros por debajo del nivel del suelo donde llegan a penetrar las raíces de los árboles y plantas y existen microorganismos.

En la parte marina, también comprende las zonas de aguas superficiales y las profundidades de los océanos donde existe vida. Fuera de la biosfera y los límites que más o menos hemos impuesto, no hay vida terrestre.

Como hemos comentado, la vida en la biosfera no se presenta como una capa continua de animales, plantas y microorganismos (bacterias y virus) sino que los individuos pertenecen a diversas especies. Estas especies (hasta hoy día existen más de dos millones de especies conocidas) se distribuyen y ocupan el territorio de manera distinta. Algunos migran, otros conquistan y otros son más territoriales y defiende su hábitat.

La biosfera es un ejemplo de sistema. Definimos sistema como aquel conjunto de componentes que interaccionan entre sí, y además, con los agentes externos, de tal forma que actúan como un conjunto que mantiene una funcionalidad en el medio. Es por eso, que la biosfera se define perfectamente como un sistema ya que tienen un conjunto de especies que interaccionan entre sí, y su vez, interaccionan con otros elementos que no pertenecen a la biosfera, sino que pertenecen a la geosfera, atmósfera e hidrosfera.

Para poder ejemplificar acudimos a los elementos, tierra, agua y aire. Los peces viven en la hidrosfera, pero a su vez, en la biosfera, ya que se encuentra en contacto con el agua líquida y habita en una zona donde existe la vida. Lo mismo pasa con las aves. Ellas vuelan sobre la capa gaseosa de la Tierra llamada atmósfera, pero también habita las zonas con vida perteneciente a la biosfera.

Por lo tanto, en la biosfera existen factores bióticos que son representados por todas aquellas comunidades de seres vivos que interactúan entre sí y con el resto de los subsistemas de la Tierra. Esas comunidades de seres vivos están compuestas de productores, consumidores y descomponedores. Pero también existen factores abióticos que interaccionan con los seres vivos. Esos factores son el oxígeno, agua, temperatura, luz solar, etc. El conjunto de estos factores, bióticos y abióticos, constituyen el medioambiente.

Factores bióticos y abióticos de la biosfera

Niveles de organización en la Biosfera

En la biosfera, por lo general, los seres vivos no viven aislados, sino que necesitan interactuar con otros seres vivos y con los factores abióticos. Es por eso, que en la naturaleza existen distintos niveles de organización. Dependiendo de las interacciones de los seres vivos y lo grande que sean los grupos existen las poblaciones, las comunidades y los ecosistemas.

Población

Es nivel de organización se da en la naturaleza cuando los organismos de una especie determinada de plantas, animales o microorganismos se asocian en un tiempo y espacios comunes. Es decir, diversas especies de plantas y animales cohabitan en un mismo espacio y utilizan los mismos recursos para sobrevivir y proliferar.

Al referirse a una población se debe de determinar el lugar donde se encuentran las especies y el tiempo de esa población, ya que, no es duradera en el tiempo por factores como la falta de alimento, la competitividad o los cambios en el medio. Hoy en día, con la acción del ser humano, muchas poblaciones no perduran debido a que los nutrientes del medio en el que viven son contaminados o degradados.

Población de gatos

Comunidad biológica

Una comunidad biológica es aquella en el que cohabitan dos o más poblaciones de seres vivos. Esto es, cada población interactúa con las otras poblaciones y con el medio que les rodea. Estas comunidades biológicas incluyen todas las poblaciones de organismos de distintas especies que interactúan entre ellas. Por ejemplo, un bosque, un estanque, etc. Son ejemplos de comunidades biológicas, ya que existen un conjunto de poblaciones de peces, anfibios, reptiles, algas y microorganismos sedimentarios que interactúan entre sí, y a su vez, interaccionan con los factores abióticos como el agua (en la respiración), la cantidad de luz que incide en el estanque y el sedimento.

Ecosistema

El ecosistema es el nivel de organización más grande y complejo. En él, la comunidad biológica interactúa con el ambiente abiótico para poder formar un sistema equilibrado. Definimos ecosistema como aquel conjunto de factores bióticos y abióticos de una determinada zona que interactúan entre sí. Las diferentes poblaciones y comunidades que viven en los ecosistemas dependen unas de las otras y de los factores abióticos. Por ejemplo, los anfibios requieren de insectos para alimentarse, pero también necesitan de agua y luz para sobrevivir.

La interacción entre el medio biótico y abiótico se da en numerosas ocasiones en la naturaleza. Cuando las plantas realizan la fotosíntesis, intercambias gases con la atmósfera. Cuando un animal respira, cuando se alimenta y después elimina sus desechos, etc. Esas interacciones de medio biótico y abiótico se traducen en un intercambio de energía constante entre los seres vivos y su ambiente.

Niveles de organización. Individuo, población, comunidad y ecosistema

Debido a la complejidad de las interacciones, la dependencia de las especies y la funcionalidad que cumplen, la extensión de un ecosistema es muy difícil de establecer. Un ecosistema no constituye una unidad funcional indivisible y única sino que está compuesto por muchas unidades de menor tamaño que tiene sus propias interacciones y su propia funcionalidad.

En los ecosistemas existen dos conceptos que tiene una relación muy estrecha ya que los organismos dependen de ellas. Primero, es el hábitat. Un hábitat es aquel lugar donde un organismo vive y se desarrolla. El hábitat se compone del área física abiótica donde vive el organismo y los elementos bióticos donde interacciona. Un hábitat puede ser tan amplio como un lago o tan pequeño como un hormiguero.

Tipos de hábitats en los ecosistemas

El otro concepto relacionado con el ecosistema es el nicho ecológico. Este describe la función que tiene el organismo en el ecosistema. Es decir el modo en el que el organismo se relaciona con los factores bióticos y abióticos. Pueden ser organismos heterótrofos, carroñeros, descomponedores, etc. Se podría decir que el nicho ecológico es la profesión o el trabajo que tiene un organismo dentro del ecosistema en el que vive.

Nicho ecológico

Como podéis observar, la biosfera es un sistema muy complejo en el que existen muchísimas relaciones que son condicionantes de la vida en el planeta. Es necesario mantener los ecosistemas lejos de la contaminación y la degradación por nuestras actividades para poder mantener todas las relaciones de los seres vivos. Cada organismo en el medio cumple su propia función y ese conjunto de funciones es la que hace que podamos vivir en condiciones saludables. Es por eso, que es de vital importancia proteger y conservar nuestros ecosistemas para que podamos seguir viviendo con una buena calidad de vida.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Escribe un comentario