Elementos del clima

Cuando hablamos del clima de una zona nos estamos refiriendo a un conjunto de variables meteorológicas que actúan a la vez para componer una determinada condición ambiental. Son muchos los elementos del clima que actúan para darle forma. Es fácil confundir conceptos como meteorología y climatología. Sin embargo, para esto estamos aquí. En este artículo te vamos a enseñar las diferencias principales entre estos conceptos además de explicarte todos los elementos del clima y su composición.

¿Quieres saber cuáles son las características que componen el clima de una zona? Sigue leyendo y lo descubrirás todo.

Meteorología y climatología

Cuando hablamos de meteorología nos referimos a lo que vulgarmente se le conoce como el tiempo. El tiempo es lo que hace hoy o mañana. Es decir, llueve, hace sol, viento fuerte, altas temperaturas, nieve, etc. Este conjunto de fenómenos meteorológicos se pueden dar en cualquier momento. Pues bien, al conjunto de todos estos fenómenos a lo largo del tiempo se le registra como clima.

Por lo tanto, el clima es aquella suma de variables meteorológicas que tienen lugar a lo largo del tiempo y que componen las características de un lugar. Por ejemplo, el tiempo que hace en una zona de manera continua es el clima. El clima mediterráneo se caracteriza por tener unas temperaturas altas en verano e inviernos más fríos y húmedos. Las precipitaciones se concentran en los meses de invierno, mientras que en verano es más seco.

Estas características son las que componen el clima de la península Ibérica. Es decir, el hecho de que uno o dos días tengamos lluvia no define el clima de la zona, sino el registro total de estas precipitaciones a lo largo de años y años. España tiene una media de precipitaciones anuales que se encuentra en torno a  los 650 litros por metro cuadrado. Por lo general, en condiciones normales debe llover alrededor de esta cantidad al año. Es totalmente normal que estos datos no sean 100% precisos ya que pueden haber tanto años más lluviosos como otros más secos.

Estos datos se obtienen como una media total del valor de las variables meteorológicas y el resto de datos que se alejan demasiado de la media no se utilizan para establecer el valor medio. Es decir, si un año es demasiado lluvioso con precipitaciones cercanas a los 1000mm, no se empleará porque no es común.

Registro de datos

Las variables meteorológicas como la frecuencia e intensidad del viento también están registradas a lo largo de los años. Sólo factores duraderos como es el aumento de la concentración de ciertas partículas o contaminantes en la atmósfera puede modificar el clima de un lugar a largo plazo. Por ejemplo, el cambio climático, como su propio nombre indica, es una serie de cambios en las variables meteorológicas con el paso de los años que hace modificar el clima.

La variable a nivel mundial que más está variando es la temperatura. A causa del calentamiento global por el exceso de retención de calor por parte de los gases de efecto invernadero está provocando un aumento de la temperatura. Este aumento desencadena, a su vez, otros efectos en el resto de variables meteorológicas que hacen modificar el clima. Por ejemplo, el aumento de las temperaturas hace cambiar la humedad ambiental y el régimen de precipitaciones de una zona. Al no tener la misma lluvia, la vegetación y la fauna que se sustenta de ella también cambia. Estos pequeños cambios surten un efecto sinérgico a gran escala que hace modificar el clima de una zona.

Los registros son muy importantes de cara al estudio no sólo de lo que nos está pasando en la actualidad, sino que nos sirve para poder conocer el clima que teníamos hace millones de años. Conociendo los cambios que han sufrido los diferentes climas del mundo a lo largo de la historia, podremos conocer cuáles son los límites que podemos establecer sin poner en peligro la supervivencia de la raza humana.

Factores que intervienen en el clima

A parte de los elementos del clima tenemos los factores que lo condicionan. Entre ellos nos encontramos con la altitud y latitud, el terreno, el agua y las corrientes marinas. Todos estos factores intervienen de una u otra manera en las características del clima de una zona. Por ejemplo, no es la misma cantidad de radiación solar que incide sobre la superficie terrestre a nivel del ecuador que en los polos. Los rayos de sol inciden perpendicularmente en la línea de los trópicos, mientras que en ambos polos llegan inclinados.

Por ello, la energía que hace calentar tanto la superficie terrestre como la atmósfera circundante no está igualitariamente repartida por todo el planeta. Lo mismo podemos decir de la altitud. Por cada 100 metros que subimos en altitud, la temperatura desciende en 3 grados y, con ello, también lo hace la presión atmosférica. Esto hace que las condiciones ambientales propicien otro tipo de desarrollo de vida. No son muchas las especies animales y vegetales que viven a más de 3000 metros de altura dadas las condiciones adversas existentes.

La falta de comida, mayor régimen de vientos, poca vegetación, etc. Son condiciones que nos encontramos en altitud y que no ayudan en nada en el desarrollo de la biodiversidad.

¿Cuáles son los elementos del clima?

Con todo lo visto hasta ahora, nos toca mencionar cuáles son los elementos del clima.

Temperatura

Comenzamos por la temperatura. Es la variable quizá más importante a nivel global, puesto que es la que condiciona principalmente el desarrollo de la vida. Se trata de la energía que acumula el aire y el suelo. La temperatura debe tener un rango de valores necesarios para que cada especie pueda desarrollarse y ocupar un territorio.

Las nubes, el viento y la lluvia modifican la temperatura además de la cantidad de radiación solar que nos llega a superficie.

Precipitaciones, humedad y presión atmosférica

Las precipitaciones de un lugar son la fuente de agua de una zona y el sustento de la humedad ambiental. Gracias a ella puede prosperar la vegetación y crear la escorrentía necesaria para la existencia de ríos, lagos, arroyos, etc. Parte de este agua se pierde de nuevo en el proceso de la evapotranspiración y da lugar a los distintos tipos de nubes.

La humedad es la cantidad de vapor de agua contenida en el aire. La medida de esta viene determinada, como hemos mencionado antes, con el régimen de precipitaciones de una zona. Mientras más temperatura y lluvias tiene una región, más capacidad tiene el aire de albergar vapor de agua.

La presión atmosférica es aquella fuerza que ejerce el aire sobre nosotros y la superficie terrestre. Se podría decir que es lo que pesa el aire. Conforme ascendemos en altitud, la presión atmosférica es cada vez menor.

Nubosidad, viento y radiación solar

La cantidad de nubes que hay en la troposfera en un momento determinado también es un elemento del clima ya que influye en las precipitaciones, la cantidad de radiación solar que llega a superficie y, por tanto, la que deja que vuelva al espacio exterior, etc.

El viento es el movimiento del aire y determina algunas variables del clima como la humedad ambiental, los cambios  de presiones atmosféricas y contribuye en la evaporación del agua.

Por último, la radiación solar es la que otorga el calor a la superficie terrestre y el aire. Cuando la radiación solar llega a superficie se le llama insolación. Esta radiación es retenida por los gases de efecto invernadero y las nubes.

Espero que con esta información puedan saber más sobre los elementos del clima.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:

Estaciones meteorológicas


Categorías

Climatología

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.