Casquetes polares

Casquetes de la Antártida

En nuestro planeta existen grandes masas de hielo que cubren los polos norte y sur. Este hielo no sólo está en el mar sino que se encuentran también en las cadenas montañosas. A estas masas de hielo se le conocen como glaciares. Cuando estos glaciares alcanzan una magnitud tan grandes que suelen llegar a cubrir zonas enteras y extensas, se le llaman casquetes polares.

En este artículo os vamos a contar todas las características, importancia, dinámica de estos casquetes polares y qué pasaría si todas estas masas de hielo acaban por derretirse.

Formación de los glaciares

Glaciares

Para dar paso a los casquetes polares, primero es necesario conocer cómo se forman los glaciares para que se puedan extender de tal forma que lleguen a construir un casquete polar. Toda la cobertura de hielo que se extendió durante la última glaciación o edad de hielo constituyen los glaciares. Estos glaciares tienen gran importancia como agentes erosivos y constructores del relieve, el suelo y el paisaje.

Otra de las razones por la que son importantes es porque constituyen una gran fuente de agua dulce del planeta. Son muchos los seres vivos que se aprovechan del agua del deshielo estival de los glaciares para mantenerse vivos, reproducirse o hacer de ella su hábitat natural.

Estos glaciares se van formando al acumularse, año tras año, la nieve que va cayendo por los fondos y laderas de los valles. Están situados en las zonas de alta montaña. El espesor puede alcanzar gran proporción si la nieve que se pierde por el deshielo estival es inferior que la que se acumula durante la temporada de nevadas.

La masa compacta de esta nieve se produce porque cada nevada se va comprimiendo sobre la que ya estaba previamente depositada con anterioridad. Si el calor del derretimiento logra fusionar el hielo, hará que aumenten en grosor y comiencen a desplazarse hacia el fondo del valle.

La densidad de la nieve suelen aumentar con la profundidad al haber mayor cantidad de nieve por unidad de superficie, estando más compacta. Este huelo que tienen es la base del glaciar y fluye como si fuese un líquido. Dentro del glaciar se mueve más rápidamente que las zonas laterales, por lo que se suelen producir roturas, tensiones y estiramientos que hacen que se vean grietas superiores.

Dinámica glaciar

Glaciar perito moreno

El glaciar se va desplazando y arrancando las rocas que están salientes que están a su paso. A los fragmentos de roca que resultan de este movimiento de los glaciares se les conoce como morrenas. En la zona que nos encontramos al final del glaciar es donde se forma el deshielo. Aquí, se puede observar la formación de algunas colinas de pequeño tamaño a la que se le llama morrena terminal.

Mientras que el glaciar esté manteniendo una zona de acumulación en la parte alta de nieve procedente de las precipitaciones, el ciclo del glaciar se mantendrá vivo. Finalmente, en la zona más baja, el glaciar se va derritiendo formando pequeños arroyos de agua dulce.

Hay algunos glaciares que fluyen por los valles al pie de un sistema montañoso. Cuando se unen para forman un glaciar más extenso se le conoce como piedemonte.

Casquetes polares y capa de hielo

Casquetes polares

Una vez que entendemos qué es un glaciar, cómo se forma y cuál es su dinámica, pasamos a describir los casquetes polares.  Si el glaciar mencionado anteriormente llega a cubrir auténticas mesetas e islas en las latitudes altas y bajas se le conoce como casquete polar. Estos casquetes polares suelen nacer en los glaciares alpinos y van descendiendo por los valles. Finalmente, alcanzan el mar en algunas ocasiones.

Si el glaciar es tan extenso que cubre la superficie de un continente entero, se le llama capa de hielo continental. Esto ocurre con los casquetes polares del ártico y la Antártida. Esta gran capa de hielo fluye hacia el exterior hasta alcanzar los océanos y es ahí donde se fragmentan en tamaños diferentes formando los icebergs.

El término de casquetes polares se emplea para la descripción de las diferentes masas de hielo que se encuentran en la Antártida y Groenlandia. Por ello, siempre que se habla de calentamiento global o cambio climático se habla del derretimiento de los casquetes polares. Estos casquetes polares de ambos polos se formaron en la edad de hielo del pleistoceno, en el periodo cuaternario y llegaron a cubrir la mayor parte de todo el hemisferio norte.

Un casquete polar es conocido como un manto glaciar y suelen tener extensión de más de 1,8 millones de kilómetros cuadrados de superficie. En cuanto al grosor, se encuentran en 2.700 metros como máximo. Estos casquetes polares están cubriendo la mayoría de la superficie de Groenlandia. La roca madre aflora solamente cerca de la costa donde el glaciar no tiene suficiente fuerza y se van fragmentando formando lenguas de hielo. Cuando las lenguas alcanzan el mar, se fragmentan aún más en pedazos de hielo durante la época de deshielo formando icebergs.

Los icebergs tienen su propia dinámica y van desapareciendo con el paso de los años. Un casquete polar de esta dinámica cubre la Antártida, solo que este glaciar tiene una superficie de 13 millones de kilómetros cuadrados.

¿Qué ocurriría si los casquetes polares se derritiesen?

Deshielo de casquetes polares

Con el cambio climático y el aumento del efecto invernadero se está hablando del derretimiento de los casquetes polares. El efecto inmediato de esto es que el nivel del mar aumentaría. Pensad que las masas de hielo concentran casi el 70% de todo el agua dulce del planeta. Si este agua, que se encuentra en una superficie terrestre acaba por derretirse, acabará en el mar.

Los científicos estiman que para el año 2100, el nivel del mar habrá aumentado un promedio de 50 centímetros del nivel del mar. Esto significa que muchas ciudades costeras se verán afectadas negativamente y otros muchos ecosistemas se tendrá que adaptar de nuevo. Además, el albedo de la Tierra se verá afectado también dado que hay menos superficie blanca que refleje más radiación solar incidente.

Espero que con esta información puedas conocer más acerca de los casquetes polares y las consecuencias de su derretimiento.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas