Mecanismos de formación de nubes

 

Cumulonimbus

El cumulonimbus: ejemplo de nube de convección

 

La formación de la mayor parte de las nubes resulta de movimientos ascendentes de aire húmedo que se expande a causa de la disminución de la presión con la altitud y por el consiguiente enfriamiento adiabático. Entonces, una parte del vapor de agua se condensa para formar la nube.

 

Anteriormente explicamos las características de los diversos géneros de nubes y también como sus formas son consecuencia de los procesos de levantamiento del aire que son los que las modelan. Los diversos tipos de movimientos verticales que pueden dar lugar a la formación de nubes las enumeramos a continuación:

  1. Turbulencia mecánica ( o turbulencia por fricción)
  2. Convección (o turbulencia térmica)
  3. Ascenso orográfico
  4. Ascenso lento y extenso

 

La turbulencia mecánica o por fricción se origina cuando el flujo de aire en la proximidad de la superficie terrestre se disloca por fuerza de fricción en una serie de torbellinos. Favorece esta turbulencia la presencia de obstáculos (árboles, edificios, colinas, etc).

 

Las corrientes de convección se desarrollan cuando el aire se calienta en las proximidades de la superficie. La convección o turbulencia térmica se combina con la turbulencia mecánica o por fricción para provocar la mezcla de las capas bajas de la atmósfera.

 

En el ascenso orográfico lo que ocurre es que cuando el aire alcanza una cadena de montañas o colinas se ve obligado a elevarse tanto en las capas bajas como en altitud. El movimiento ascendente afecta a una capa profunda de la atmósfera y la distribución vertical de la temperatura en ella se modifica. El aire obligado a elevarse se enfría por expansión adiabática y pueden formarse nubes.

 

El ascenso de gran extensión horizontal, con frencuencia, se desencadena inicialmente debido a una divergencia en la alta troposfera. El flujo divergente en grandes alturas provoca un descenso de la presión en las capas bajas próximas a la superficie terrestre, formándose una depresión. La convergencia se desarrolla entonces cerca del nivel del mar y un ascenso lento y de gran extensión horizontal se produce en un gran espesor de la troposfera y, a continuación, siempre que la humedad sea suficiente, se origina un extenso desarrollo de nubes.

 

Fuente – Compendio de apuntes para la formación del personal meteorológico de la clase IV”, de B.J. Retallack

Más información – Cumulonimbus, Altura, altitud, dimensión vertical y niveles de las nubes, Condensación, congelación y sublimación

Te puede interesar

Categorías

Meteorología, Nubes

A. Esteban

Mi nombre es Antonio, soy Licenciado en Geología, Master en Ingeniería Civil aplicada a la Obra Civil y Master en Geofísica y Metereología. He... Ver perfil ›

Escribe un comentario