Evapotranspiración

Transpiración de las plantas

Seguramente alguna vez has oído hablar sobre el fenómeno de la evapotranspiración cuando se habla de las plantas. En efecto, es un fenómeno que ocurre cuando las plantas pierden agua de sus tejidos por dos fenómenos que actúan en su conjunto: la evaporación por un lado y la transpiración por otro. La evapotranspiración se puede definir como la consideración en conjunta de estos dos procesos al mismo tiempo.

En este post vamos a enseñarte cómo funciona este mecanismo y la importancia que tiene en el ciclo del agua.

Qué es la evapotranspiración

Balance hídrico

Comenzamos definiendo bien los procesos que se llevan a cabo simultáneamente por los que estamos mencionando. El primer proceso es la evaporación. Se trata de un fenómeno físico que marca un cambio de estado del agua de líquido a vapor. Esto también engloba los procesos de sublimación que tienen lugar cuando el agua está en forma de nieve o hielo y pasan directamente a vapor sin pasar por estado líquido.

La evaporación tiene lugar desde la superficie del suelo y la vegetación desde que sucede la precipitación. Debido o bien a las temperaturas, a la acción de la radiación solar o al viento, las gotas de agua que habían precipitado, acaban evaporándose. Otro lugar donde ocurre la evaporación es en la superficies de agua tales como ríos, lagos y embalses. También ocurre desde el suelo con el agua infiltrada. Se suele evaporar desde la zona más profunda a la más superficial. Se trata de agua recién infiltrada o en áreas de descarga.

Por otro lado, tenemos el proceso de transpiración. Se trata de un fenómeno biológico que tiene lugar en las plantas. Es el proceso por el que pierden agua y la vierten a la atmósfera. Estas plantas cogen agua a través de las raíces desde el suelo. Parte de este agua sirve para su crecimiento y funciones vitales y la otra parte lo transpiran a la atmósfera.

Mediciones y utilidad

Estación de medida de la evapotranspiración

Como estos dos fenómenos son difíciles de medir por separado, se realizan juntos como la evapotranspiración. En la mayor parte de los casos que se estudia esto, se necesita saber la cantidad total de agua que se pierde en la atmósfera y da igual el proceso por el que se haya perdido. Estos datos se necesitan para hacer balances hídricos de la cantidad de agua que cae en relación con la que se pierde. El resultado será un balance neto positivo, si se acumula agua o tenemos excedente de recursos, o negativo, si perdemos agua acumulada o perdemos recursos.

Para los que estudian la evolución del agua, estos balances hídricos son muy importantes. Estos estudios están centrados en la cuantificación de los recursos hídricos de una zona. Es decir, todo el agua que llueve restada del agua que se pierde por evapotranspiración, será el volumen de agua disponible que tendremos a grosso modo. Claro que también debemos tener en cuenta la cantidad de agua que se infiltra dependiendo del tipo de suelo o la existencia de acuíferos.

La evapotranspiración es una variable importante en el campo de las ciencias agronómicas. Es considerada como elemento importante pensando en las necesidades hídricas que tienen los cultivos para que se puedan desarrollar correctamente. Son muchas las fórmulas matemáticas que se emplean para conocer los datos necesarios de evapotranspiración y balances hídricos.

La unidad con la que se mide es en mm. Para que os hagáis una idea, un día caluroso de verano es capaz de evapotranspirarse entre 3 y 4 mm. A veces, si las zonas medidas son abundantes en vegetación se puede hablar también de metros cúbicos por hectárea de terreno.

Tipos de evapotranspiración

Evapotranspiración en la agricultura

Para poder diferenciar bien los datos dentro de un balance hídrico, se han dividido los datos de evapotranspiración de varias formas. El primero es la evapotranspiración potencial (ETP). Este dato es el que nos refleja lo que se produciría de humedad del suelo y la cobertura vegetal estuvieran en condiciones óptimas. Es decir, la cantidad de agua que evaporaría y se transpiraría si las condiciones ambientales fueran óptimas para ello.

Por otro lado, tenemos la evapotranspiración real (ETR). En este caso, medimos la cantidad de agua real que se evapotranspira en función de las condiciones existentes en cada caso.

En estas definiciones se hace evidente que la ETR es menor o igual que la ETP. Esto ocurrirá el 100% de las veces. Por ejemplo, en un desierto, la ETP es de unos 6 mm/día. Sin embargo, la ETR es cero, porque no hay agua que evapotranspirar. En otras ocasiones, ambos tipos serán iguales, siempre y cuando se den las condiciones óptimas y exista una buena cobertera vegetal.

No hay que mencionar que la evapotranspiración es un factor que no nos interesa en absoluto. Significa perder recursos hídricos que no se pueden aprovechar. También hay que tener en cuenta que es un elemento más del ciclo hidrológico del agua  y que, tarde o temprano, todo lo que se ha evapotranspirado volverá a precipitar algún día.

Importancia en la agricultura

Evapotranspiración en la agricultura

Todas las definiciones anteriores son algo fundamental en lo cálculos de ingeniería de los cultivos. Cuando utilizamos los valores de ETP y ETR en hidrología, tan sólo se tienen en cuenta dentro del balance total de una cuenca. Estos elementos son los que señalan la cantidad de agua que se pierde de lo que ha precipitado. Para tener en cuenta en volumen de agua superficial disponible, como puede ser en un embalse, la infiltración también es un elemento que resta cantidad de agua disponible.

La importancia de la evapotranspiración aumenta más cuando nos metemos en ámbitos de agricultura. En estos casos, la diferencia entre ETP y ETR puede marcar un déficit. En la agricultura se quiere que esta diferencia sea nula, ya que indicará que las plantas siempre tienen el agua suficiente para transpirar cuando lo necesiten. Así nos ahorramos agua de riego y, por ende, tenemos una reducción en los costes de producción.

Se denomina demanda de agua de riego a esta diferencia entre evapotranspiraciones.

Espero que con esta información quede completamente claro la importancia que tiene y la utilidad de la evapotranspiración.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.