Chubasco

En la meteorología de divulgación nos encontramos muchas veces con conceptos algo confusos que nos pueden llevar a equivocarnos. Uno de estos conceptos es el de chubasco. Lo asociamos con lluvias intensas  con características particulares. Confundir chubasco con tormentas, con aguaceros, etc. Es bastante habitual en el habla cotidiana.

Para eso está este artículo. Aquí resolveremos las dudas sobre qué es un chubasco y cuáles son sus características principales.

Etimología

Es una palabra que pueda parecer extraña utilizada de forma formal. Parece más propia de lenguaje informal o una especie de modismo del lenguaje. Sin embargo, chubasco es una palabra del castellano oficial. Proviene del portugués «chuva» que significa lluvia. Por eso, podemos decir que el chubasco es una lluvia cuyas características son particulares.

Este término ha nacido para poder diferenciar el tamaño de las precipitaciones o de la intensidad con la que cae la lluvia. Es algo parecido a lo que se podría llamar un chaparrón. Se suele utilizar para describir situaciones meteorológicas de lluvias en las que caen de forma intensa pero durante un corto periodo de tiempo. Normalmente, estas lluvias se deben a la formación de frentes o a la inestabilidad atmosférica. Suele tener algunas cuestiones relacionadas con la humedad y la alta presión en el ambiente

Diferencias con otros tipos de lluvia

La diferencia principal que tiene con otro tipo de precipitaciones extendidas, es que el chubasco suele aparecer de manera inesperada. Es más complejo para los meteorólogos predecir cuándo va a caer un chubasco. La lluvia es totalmente inesperada y, la mayoría de las veces, cae una barbaridad de litros por metro cuadrado, pero termina en cuestión de minutos. Esto es lo que dificulta que los radares puedan detectarlo.

Más o menos se puede detectar un patrón que puede llevar a la formación de chubascos pero, por lo general, no suele acertar. Por ello, es más común anunciar en el parte meteorológico que habrá chubascos sin que de verdad llegue a haberlos. Este tipo de precipitaciones son bastante agresivas e implica una gran cantidad de agua en poco tiempo. A causa de ello, se inundan las calles con mucha rapidez y pueden provocar desastres para el ser humano.

Las primeras consecuencias son el destrozo o la inundación de cocheras y de bajos. Si la escorrentía o la pendiente del lugar donde cae el chubasco es alta, es posible que pueda arrastrar vehículo o llegar a derribar muros más viejos. Hemos de tener en cuenta que, aunque sea una precipitación corta en el tiempo, la intensidad y el volumen de agua que cae es demasiado alto. Este es el factor que presenta más riesgo.

Una precipitación se puede extender por horas que no será peligrosa mientras no caiga de manera intensa. Todo lo contrario, la mejor precipitación es aquella que es duradera y con no mucha intensidad, para que pueda ir rellenando acuíferos y empapando el suelo sin llegar a hacer daño a los cultivos ni las plantas.

Componentes del chubasco

Vamos a analizar las características y los componentes que tiene el chubasco.  A medida que vamos avanzando al Ecuador, los chubascos son cada vez más frecuentes y comunes, Esto tiene que ver, como hemos mencionado antes, a que son fenómenos meteorológicos asociados a climas estables y cálidos. En nuestra península gozamos de un clima agradable con altas temperaturas y algunas inestabilidades que provocan la aparición de estos fenómenos.

Una de las formas de poder predecir que va a venir un chubasco es cuando vemos la formación de nubes muy negras, comienza a hacer viento muy fuerte y puede caer incluso granizo. Es en estos casos donde comenzará a haber una mayor inestabilidad atmosférica que desembocará en un chubasco. Ante esta situación, es mejor ponerse a salvo, porque también suele venir acompañado con tormentas eléctricas.

Tras durar tan sólo unos minutos, el cielo pasa a estar más despejado e incluso a salir el sol.  La temperatura suele ser más agradable tras la bajada que sufre con la llegada del fenómeno. Todos estos componentes hacen que el chubasco sea un elemento bastante fácil de identificar. Sobre todo, si conocemos las regiones donde suelen ocurrir, es más fácil pronosticar el tiempo que va a durar y la frecuencia con la que lo podemos encontrar. En las zonas de clima templado también está aumentando la frecuencia con la que tiene lugar este fenómeno.

Todo lo anterior nos indica que está aumentando la inestabilidad a nivel mundial.

Aumento de chubascos a nivel mundial

La inestabilidad atmosférica viene acompañada de unas altas temperaturas algo más de humedad. El cambio climático que se está produciendo a nivel global está aumentando las temperaturas medias del planeta. Por ello, se podría decir que significa la expansión de las zonas tropicales hacia más adentro de los polos. Esto se puede traducir en un aumento potencial de las zonas donde puede haber chubascos con características similares a las que hay cerca del Ecuador.

Esta es la razón por la que, en España, la presencia de esto fenómenos de lluvias cortas pero intensas está creciendo. Al igual que lo hace la temperatura y la humedad, también lo hace la inestabilidad atmosférica que lo acompaña. Entonces, podemos decir que, al haber más zonas «tropicales» con un potencial de inestabilidad atmosférica mayor, se traducirá en un aumento de los chubascos.

Este es uno de los efectos que trae consigo el cambio climático. No sólo aumentará la frecuencia de estos fenómenos en las zonas que son consideradas como clima templado, sino que también la intensidad de los mismos aumentará. Una mayor intensidad puede provocar más destrozos y más peligrosidad. A esto le sumamos con que los chubascos son muy difíciles de predecir, por lo que, lo único que podemos hacer, es modificar la estructura de la ordenación urbana para que pueda estar prevista para la acción de los chubascos.

Otra cosa que podemos hacer es mejorar los sistemas de predicción de estos fenómenos para poder anticiparnos y que a nadie «le pille por sorpresa» estos eventos tan intensos.

Espero que con esta información quede claro lo que es un chubasco y sus características.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.