Tipos de radiación solar

sol

La radiación solar es una variable en bastante importante que sirve para conocer la cantidad de calor que recibimos del sol en la superficie terrestre. Dependiendo de algunos factores como es el viento, la nubosidad y la estación del año recibimos una mayor o menor cantidad de radiación solar. Tiene la capacidad de calentar la superficie del suelo y de los objetos sin apenas calentar el aire. Existen diferentes tipos de radiación solar dependiendo del origen y sus características.

Conoce todo lo relacionado sobre la radiación solar, los tipos que existen y qué efectos tiene sobre planeta y la vida.

Qué es la radiación solar

radiacion solar

Se trata del flujo de energía que se recibe por parte del sol en forma de ondas electromagnéticas de distintas frecuencias. Entre las frecuencias que encontramos en el espectro electromagnético tenemos las más conocidas como luz visible, infrarrojo y ultravioleta. Sabemos que casi la mitad de la radiación solar que recibe nuestro planeta tiene una frecuencia comprendida entre los rangos de 0.4μm y 0.7μm. Este tipo de radiación puede ser detectada por el ojo humano y es lo que constituye la franja que conocemos como luz visible.

La otra mitad se encuentra en su mayoría en la parte del infrarrojo del espectro y una pequeña parte en la ultravioleta. Para poder medir cuánta radiación recibimos por parte del sol se utiliza un instrumento conocido como piranómetro.

Tipos de radiación solar

como funciona la radiacion solar

Dependiendo del origen y las características que tenga la radiación solar, existen diferentes tipos. Vamos a centrarnos en definir cuáles son los diferentes tipos y sus características principales:

Radiación solar directa

Se trata de aquella que llega directamente del sol y que no sufre apenas cambio en las direcciones. Esta se puede ver influenciada por el viento, pero no en gran medida. Se puede percibir una reducción del calor durante los días de mucho viento. En la superficies el calor no incide tan potente cuando existe un régimen fuerte de viento. Este tipo de radiación tiene una característica principal y es que puede proyectar una sombra definida de cualquier objeto opaco que la intercepte.

Radiación solar difusa

Es una parte de la radiación que nos llega desde el sol y que es reflejada por las nubes o absorbida por estas. Se le conoce con el nombre de difusa ya que se extienden en todas direcciones. Este proceso tiene lugar debido a las reflexiones y absorciones, no sólo de las nubes, sino de algunas partículas que existen flotando en la atmósfera. Estas partículas son denominadas polvo atmosférico y son capaces de difuminar la radiación solar. También se le denomina difusa ya que es desviada por algunos objetos como son montañas, árboles, edificios y el propio suelo dependiendo de su constitución.

La característica principal de esta radiación es que no produce sombra respecto a los objetos opacos que están interpuestos. La superficies horizontales son aquellos lugares donde más cantidad de radiación difusa hay. Todo lo contrario ocurre con la superficies verticales, ya que apenas existe contacto.

Radiación solar reflejada

Es aquella que refleja la superficie terrestre. No toda la radiación que nos llega desde el sol es absorbida por la superficie, sino que parte de ella es desviada. A esta cantidad de radiación que es desviada desde la superficie se le conoce con el nombre de albedo. El albedo terrestre está aumentando en gran medida a causa del efecto del cambio climático y el derretimiento de los casquetes polares.

Las superficies que son horizontales no reciben ningún tipo de radiación reflejada ya que no ven ninguna superficie terrestre. Ocurre el caso contrario que con la radiación solar difusa. En este caso, son las superficies verticales las que mayor cantidad de radiación reflejada reciben.

Radiación solar global

Se puede decir que es la radiación total que existe en el planeta. Es la suma de las 3 radiaciones nombradas anteriormente. Vamos a poner el ejemplo de un día completamente soleado. Aquí tendremos la radiación directa que será superior a la radiación difusa. Sin embargo, en un día más nublado no existirá una radiación directa, sino que la totalidad de la radiación que incide y es difusa.

Cómo afecta a la vida y al planeta

paneles solares

Si la cantidad de radiación solar que recibe nuestro planeta, la vida no podría surgir tal y como lo ha hecho. El balance energético de la Tierra es 0. Esto quiere decir que la cantidad de radiación solar que recibe el planeta y la que vuelve a emitir de nuevo al espacio exterior es la misma. Sin embargo, hay que añadir algunos matices. De ser así la temperatura en el planeta sería de -88 grados. Por ello, se necesita algo que pueda retener esta radiación y haga que los niveles de temperaturas sean agradables y habitables para que pueda albergar vida.

El efecto invernadero es el motor que ayuda a que la radiación solar que incide en la superficie terrestre se quede en gran parte. Gracias al efecto invernadero podemos tener unas condiciones habitable es el planeta. Cuando la radiación solar incide la superficie, esta devuelve casi la mitad de nuevo a la atmósfera para expulsarla al espacio exterior. Parte de esta radiación de vuelta desde la superficie es absorbida y reflejada por las nubes y por el polvo atmosférico. Sin embargo, esta cantidad de radiación absorbida no es suficiente para poder mantener una temperatura estable.

Es aquí donde entran los gases de efecto invernadero. Se trata de una variedad de gases que tienen la capacidad de retener parte del calor que emite la superficie terrestre devolviendo de nuevo a la atmósfera la radiación solar que le ha llegado. Los gases de efecto invernadero son los siguientes: el vapor de agua, el dióxido de carbono (CO2), los óxidos de nitrógeno, los óxidos de azufre, el metano, etc. Con el aumento de los gases de efecto invernadero a causa de las actividades del ser humano, la radiación solar se está volviendo más dañina ya que provoca impactos en el medioambiente, en la flora, fauna y el ser humano.

La suma de todos los tipos de radiación solar son las que permiten la vida en el planeta. Esperemos que se puedan paliar los problemas del aumento de los gases de efecto invernadero y no se vuelva peligrosa la situación.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.