Temperaturas anormalmente altas en el mar Mediterráneo

el mediterraneo se calienta

El calentamiento global y el cambio climático se están notando cada vez año tras año con mayor intensidad. La subida de las temperaturas medias globales, las olas de calor y el aumento de la temperatura del mar son consecuencias que se están sufriendo con cada vez mayor intensidad y frecuencia. Las temperaturas de la superficie del mar continúan desviándose del promedio para esta época del año. Algunas partes del Mediterráneo occidental ya están 5ºC por encima de lo normal y las previsiones aún no vuelven a la normalidad.

En este artículo vamos a contarte cuáles son las consecuencias de las altas temperaturas del mar Mediterráneo y por qué están subiendo tanto.

El calentamiento de los mares

temperaturas del caribe

La ola de calor que azota la Península en los últimos tiempos es sólo una de las muchas masas de aire muy cálidas que han estado atravesando la región. Algunas de estas masas de aire fueron generadas por el intenso calentamiento del sol y la falta de movimiento del viento, mientras que otras provenían de los subtrópicos, como el Sahara. Esta enorme cantidad de aire cálido ha batido muchos récords de temperatura en diferentes regiones de la Península, y también ha batido nuevos récords en estaciones de superficie.

Antes de que entrara este aire tan cálido, tuvimos el paso de otras masas de aire anómalas, como en junio, con una ola de calor, y en mayo, con poderosas corrientes cálidas. El Mediterráneo, el Golfo de Vizcaya y partes del Océano Atlántico también están experimentando anomalías de temperatura. Aunque no tan calientes como el último ejemplo, estas temperaturas siguen siendo muy inusuales para la época del año y se han vuelto muy importantes. Zonas del Mediterráneo occidental presentan temperaturas 5 grados superiores a lo normal para la segunda quincena de julio.

Consecuencias de las altas temperaturas del mar Mediterráneo

temperaturas altas del mediterraneo

El mar Mediterráneo ha estado experimentando altas temperaturas, junto con otras anomalías. Estos no cambiarán en un futuro cercano, según nuestra comprensión actual. El calor permanecerá allí durante al menos la próxima semana, según la predicción del ECMWF. La razón es que habrá muy poco movimiento de aire caliente y la humedad será baja en la superficie, lo que limitará el enfriamiento por evaporación. Que el Mediterráneo tenga temperaturas tan extremas no es algo que hayamos visto antes, y se van a ver consecuencias en un futuro próximo. Algunas de estas consecuencias ya comienzan a manifestarse.

En las zonas del mar cercanas a la costa o en Baleares puede haber temperaturas muy bajas. Esto puede influir en el patrón de la brisa, aumentar la humedad del aire que está cerca del océano y tener un impacto significativo en las comunidades costeras. Tampoco suele pasarse por alto la energía que puede producir un mar a esa temperatura. Con la superficie del agua a más de 28 grados centígrados y una capa tan gruesa, el mar puede albergar poderosos sistemas convectivos, creando complejos patrones de tormentas.

Estas condiciones pueden generar fuertes tormentas en las zonas costeras. Normalmente estas temperaturas suelen comenzar con un calentamiento de los mares. Sin embargo, el hecho de que el mar Mediterráneo tenga altas temperaturas no significa que vayan a suceder este tipo de tormentas. La troposfera debe reunir todas las condiciones necesarias para que puedan ocurrir estos fenómenos.

Temperaturas anormales para estos tiempos

temperatura del mediterraneo

El mar Mediterráneo está teniendo unas temperaturas muy similares a las del Caribe. A diferencia de lo que ocurre normalmente cuando te introduce es en el agua del mar, ahora no da para nada ningún tipo de impresión. En algunos sectores del mar Balear la temperatura roza casi los 30 grados, mientras que en otras playas como las del mediterráneo sur ronda los 28 grados. Normalmente estos máximos de temperatura se alcanzan en el mes de agosto o principios de septiembre cuando ya se ha acumulado todo el calor durante el verano. Sin embargo, la presencia de las altas temperaturas, los vientos débiles y la elevada tasa de insolación de este mes ha provocado que alcancemos valores tan altos de temperatura.

A no ser que exista algún tipo de episodios de inestabilidad atmosférica, viento de poniente o algo más viviente intenso que pueda provocar que el agua se renueve y sea reemplazada por agua más fría procedente del fondo, estas temperaturas tienen aún bastante margen para subir. Las consecuencias directas de las altas temperaturas del mar Mediterráneo ya la estamos notando. Las brisas de los vientos son más débiles y además apenas refrescan. Esto es debido a que vienen cargadas de calor y humedad y van aumentando de forma importante la sensación de bochorno.

Entre las altas temperaturas, el efecto de isla de calor urbano y un mar caliente, en algunas ciudades costeras prácticamente no se baja de los 20 grados durante las noches. Esto provoca noches asfixiantes con una humedad muy elevada y con temperaturas mínimas de entre 23-25 grados. Es imposible saber si todo esto se va a traducir en lluvias torrenciales durante la época de otoño. Ya sabemos que el mar por sí mismo no es capaz de generar lluvias intensas, puesto que se necesitan las condiciones ideales para ello.

Lluvias torrenciales

Sabemos que un mar caliente prolongar calendario de lluvias torrenciales, algo que ya se está viendo durante los últimos años teniendo eventos meteorológicos extremos en invierno o primavera. Esta realidad es algo ya a lo que hay que adaptarse. El cambio climático cada vez es más pronunciado y sus efectos más potentes. Hay que tener en cuenta que los gobiernos están intentando buscar métodos para adaptarse al cambio antes de para prevenirlo. Se sabe que prácticamente es tarde para detener los efectos del cambio climático. Incluso si ahora detuviéramos todas las emisiones de dióxido de carbono y de otros gases de efecto invernadero a la atmósfera, los efectos del cambio climático seguirán afectando al planeta.

Como pueden ver, nos esperan periodos bastante cálidos a los que no se sabe bien cómo adaptarse y qué repercusiones no sólo a nivel ambiental, sino también a nivel social y de salud puede llegar a tener. Espero que con esta información puedan conocer más sobre las consecuencias de las altas temperaturas del mar Mediterráneo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.