Se pone en marcha un plan de adaptación ante el cambio climático en España

las costas españolas son muy vulnerables al cambio climático

El aumento del nivel del mar es uno de los efectos del cambio climático que más teme las ciudades costeras como Londres o los Ángeles. Ante la crecida de los niveles del mar, todas las actividades económicas y los hogares de millones de personas se pueden ver inundados, literalmente.

Para ello, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar ha puesto en marcha la Estrategia de Adaptación de la Costa Española al Cambio Climático. España es un país muy vulnerable a los efectos del cambio climático y ante la crecida del nivel del mar, tiene que buscar soluciones. ¿En qué consiste la adaptación al cambio climático de las costas?

Estrategia de Adaptación de la Costa Española al Cambio Climático

Esta iniciativa comienza con el objetivo de realizar un diagnóstico sobre los riesgos asociados al cambio climático en las costas. Una vez analizados los riesgos que presentan las ciudades costeras, se intentará adoptar medidas factibles y viables para combatir el aumento del nivel del mar.

El aumento del nivel del mar es sin duda alguna la principal consecuencia del cambio climático que más afecta a las costas, puesto que significa la pérdida de territorio por regresión de la línea de costa. Además, este aumento del nivel del mar también provoca intrusión salina en los estuarios y acuíferos (haciendo perder más cantidad de agua potable almacenada), erosión del borde costero, pérdida directa de ecosistemas por el calentamiento del agua del mar y aumento de la frecuencia y la intensidad de los temporales.

Debido a que las medidas contra el cambio climático establecidas en el Acuerdo de París aún no comienzan a dar sus frutos, España tiene que buscar alternativas a la adaptación. La estrategia propone tres tipos de intervenciones para frenar estos efectos: físico, social e institucional. Las de tipo social se concretan en la adaptación de infraestructuras o la aplicación de soluciones basadas en la naturaleza, como restauración de dunas o humedales. Las medidas sociales se refieren a la formación o al intercambio de información, incluyendo la creación de sistemas de alerta. Finalmente, las de carácter institucional afectan a la generación de incentivos fiscales o de normas que fomentan un uso sostenible de la costa.

Uno de los grandes problemas de esta estrategia es que no tiene una previsión económica, sino que las medidas que se propongan tendrán que ser financiadas por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *