¿Qué es y cómo se calcula la sensación térmica?

Sensación térmica

Todos hemos oído hablar ya sea por los meteorólogos, las aplicaciones del móvil que nos dicen el tiempo o simplemente por cultura general, que “hace tal temperatura con una sensación térmica de tal”. Esa sensación térmica puede o no diferir con la temperatura real a la que estamos.

¿Sabemos realmente qué es esa sensación térmica y cómo la calculan los meteorólogos?

En un día de invierno o verano no sentimos el mismo calor o el mismo frío si hace viento, hay más humedad o está lloviendo. A lo mejor nos encontramos en un día de invierno con 9 grados de temperatura pero sin viento, todo el calma y soleado y no es lo mismo que el mismo día con la misma temperatura pero lloviendo o con viento del norte. Es esa diferencia a la que llamamos sensación térmica. Es el frío o el calor que percibimos independientemente de la temperatura real a la que está el ambiente.

Esa diferencia de temperaturas que existe entre la sensación de la piel, el medioambiente que nos rodea y la velocidad del viento son las que determinan la cantidad de calor que perdemos de nuestro cuerpo y es la que hace que sintamos más frío o más calor. En invierno sabemos que la combinación de frío y viento en las zonas más expuestas de nuestro cuerpo es la que determina la cantidad de calor que perdemos. Es por ello que es importante ir bien abrigados para reducir la superficie expuesta a esos cambios de temperatura y pérdida de calor corporal. Normalmente, las partes del cuerpo que más se exponen a esta sensación térmica son las manos, la cara y, a veces, los pies.

Sensación térmica motos

                                                En invierno el viento y la humedad afectan más en la moto

Esta sensación térmica despierta el interés y la curiosidad en los ciudadanos, ya que en ocasiones y con relativa frecuencia, nos encontramos en días de invierno en los que miramos el termómetro y observamos una temperatura no demasiado fría. Sin embargo, tenemos frío. Esto se debe a que si en el ambiente hay elevada humedad o viento frío, deberemos de abrigarnos bien porque se darán las condiciones idóneas para que nuestra piel pierda nuestro calor corporal.

Entonces, a modo de resumen podemos definir la sensación térmica como una temperatura basada en un índice de pérdida de calor corporal causado al combinar temperatura, viento y en menor medida humedad.

¿Cómo se calcula la sensación térmica?

Sabemos que la sensación de frío o calor puede variar en función de las condiciones meteorológicas de viento, humedad, etc. Pero, ¿cómo se calcula la sensación térmica?

Existen tablas que calcula la sensación térmica en función de la velocidad del viento y la temperatura. Evidentemente si acuñamos el término de sensación térmica como algo subjetivo, estas tablas no servirían de mucho. Es decir, cada persona tiene su propia percepción y aguante ante el frío y el calor. En ocasiones, existen personas que pueden estar en mangas cortas con 10°C y otras que a la misma temperatura necesitan mucho abrigo encima. Esto no quiere decir que a lo mejor la temperatura ambiental es de 10°C, pero la sensación térmica, por las condiciones de viento o humedad, sea de 7°C. Esto es, que aunque la temperatura real sea de 10°C, nosotros la percibimos como si fuera de 7°C.

Tabla sensación térmica

Por ejemplo, según estas tablas, a una temperatura de 0°C y con viento en calma, probablemente no sentiremos demasiado frío si vamos bien abrigados. Sin embargo, con la misma temperatura pero con un viento de unos 40 km/h, la sensación térmica que tendremos será de -15°C y hará mucho más frío. Como curiosidad, si permanecemos a 0°C y soplan vientos de más de 65 km/h nos puede causar problemas de salud.

Tabla de sensación térmica

El cálculo de la sensación térmica no es nada fácil, porque nosotros miramos las tablas y ya está, pero, ¿cómo se calcularon esos valores? Pues bien, a finales de la década de 1930, el explorador Paul Siple estableció un acercamiento a la primera fórmula matemática para el cálculo de la sensación térmica ya que vio que en las zonas polares, si las bajas temperaturas se unían a los fuertes vientos, el congelamiento se hacía más inminente y por tanto se creaban situaciones de mayor peligro.

Esta fórmula se ha ido mejorando con el paso de los años hasta llegar a su límite en el año 2001 mediante un consenso entre científicos canadienses y de Estados Unidos La fórmula definitiva para el cálculo de la sensación térmica es:

Tst = 13.112 + 0.6215 Ta -11.37 V0.16 + 0.3965 Ta V0.16

Si vamos añadiendo valores a nuestra fórmula podremos predecir la temperatura que sentiremos al salir a la calle, de esta forma sabremos cómo vestirnos mejor para pasar el mínimo frío posible y evitar resfriados.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Escribe un comentario