Rocas metamórficas

rocas metamorficas

Las rocas metamórficas son un grupo de rocas que se formaron por la presencia de otros materiales en el interior de la Tierra, todo ello a través de un proceso llamado metamorfismo. Su transformación fue el resultado de una serie de ajustes mineralógicos y estructurales que transformaron la roca original en una roca metamórfica. Por su origen, puede haber una clasificación entre rocas ígneas y metamórficas, de donde nacieron. El estudio de estas rocas proporciona información valiosa sobre todos los procesos geológicos que tienen lugar en la Tierra y cómo pueden cambiar con el tiempo.

En este artículo vamos a contarte cuáles son las características, formación y origen de las rocas metamórfica.

Características principales

tipos de rocas metamorficas

Las rocas metamórficas son alteradas por procesos térmicos, de presión y químicos. Por lo general, enterrado muy por debajo de la superficie. La exposición a estas condiciones extremas ha alterado la mineralogía, la textura y la composición química de la roca. Hay dos tipos básicos de rocas metamórficas: Rocas metamórficas

  • Foliadas como gneis, filita, esquisto y pizarra, que desarrollan una apariencia de capas o bandas debido al calentamiento y la presión direccional; y
  • No foliadas como mármoles sin hojas y cuarcitas sin apariencia de capas o bandas.

Las rocas metamórficas son probablemente las menos conocidas y suelen ser confundidas o asociadas con otras por quienes no son expertos en geología y petrología. No obstante, estas rocas no sólo son muy abundantes en la corteza terrestre, sino que también son producto de elección para numerosos fenómenos geológicos y tectónicos, como la formación de montañas.

El estudio de las rocas metamórficas tiene una importancia fundamental para comprender la evolución geológica de la tierra. Además, esto debería ser de gran interés para los coleccionistas de minerales, las rocas metamórficas representan un entorno geológico típico donde se pueden encontrar muchas especies minerales muy buscadas, como el granate y el berilo. El conjunto de todos los fenómenos que hacen que las rocas se transformen en nuevas rocas se denomina metamorfismo, término derivado de la palabra griega que significa <cambio de forma>.

El metamorfismo en las rocas metamórficas

formacion de rocas

Las rocas metamórficas se forman por recristalización en estado sólido de rocas preexistentes, ya sea en escalas grandes o locales, como resultado de altas presiones y/o altas temperaturas que ocurren en condiciones específicas y como resultado de procesos geológicos específicos.

Esto significa que cuando cualquier tipo de roca (ya sea ígnea, sedimentaria o metamórfica) se solidifica, se encuentra en condiciones fisicoquímicas muy diferentes a la roca original que estaba en equilibrio, creando un nuevo tipo de roca… Este diferirá del original en estructura, textura, mineralogía y, a veces, composición química (cuando la acción del lixiviado rico en minerales también interfiere con el metamorfismo).

Metamorfismo regional

El metamorfismo regional ocurre cuando las rocas se llevan a grandes profundidades en relación con el lugar donde se originaron. La extensión del metamorfismo regional depende completamente de la profundidad, ya que la temperatura y la presión aumentan con ella. Rocas con la misma composición inicial y transformaciones cada vez más acusadas forman una serie metamórfica en la que encontramos como ejemplo arcillas que forman otras rocas. Por ejemplo, una roca de metamorfismo de zona baja es la pizarra, que forma planos paralelos después del metamorfismo. Otros ejemplos son las cuarcitas y las rocas magmáticas.

Metamorfismo de contacto

Este tipo de metamorfismo ocurre cuando las rocas son superadas por magma que se eleva desde regiones más profundas hacia la superficie. Por eso se llama «contacto».

Este proceso suele implicar la recristalización de minerales existentes, que adquieren nuevas estructuras y dimensiones. Esto se debe a la fluidez que adquiere el mineral a medida que aumenta la temperatura. El mármol es un ejemplo de tal roca.

Metamorfismo de fisión

Un tercer tipo de metamorfismo ocurre en rocas superficiales que se comprimen cuando el movimiento de la corteza terrestre las empuja una hacia la otra. El grado de metamorfismo depende de la intensidad de la presión.

En ocasiones se forman nuevos minerales de mayor tamaño, en estos ejemplos podemos encontrar milonita.

Utilidades de las rocas metamórficas

formacion de rocas metamorficas

El proceso de metamorfismo provoca muchos cambios en estas rocas, entre los que destacan el aumento de densidad, el agrandamiento de los cristales, la reorientación de los granos minerales y la transformación de minerales de baja temperatura a minerales de alta temperatura. Estos criterios son cuales rocas se pueden clasificar, pero vamos a explicar cada característica de estas rocas, generalmente hablaremos de las rocas más comunes, ya que hay una gran variedad de rocas en este grupo, comenzaremos con esto:

  • Pizarra y filita: Esta roca tiene una textura de grano muy fino a fino. Se compone principalmente de silicatos estratificados y cuarzo; el feldespato también está frecuentemente presente. Debido a la orientación de los filosilicatos, las rocas presentan foliación y son propensas a la fisión. Son rocas que hoy en día no se utilizan, pero que se han utilizado para la impermeabilización de cubiertas.
  • Esquisto: Esta roca tiene una textura de grano medio a grueso con foliación pronunciada, y los granos minerales en este caso se pueden distinguir a simple vista. El uso de este tipo de rocas es en la construcción, ya que son muy fuertes y duraderos. Sus fuentes pueden ser arcillas y lodos, incluidos los procesos intermedios.
  • Gneis: Su origen es el mismo que los minerales del granito (cuarzo, feldespato, mica), pero tiene una orientación zonal, y las tonalidades claras y oscuras que provocan los minerales son también producto del metamorfismo de las rocas ígneas y sedimentarias. Su uso también se concentra en arquitectura, especialmente en la formación de daños pixelados, adoquines, etc.
  • Mármol: La textura de esta roca va de fina a gruesa, su origen es desde la caliza hasta la cristalización, esta roca puede originarse por procesos como metamorfismo, magma, hidrotermal, sedimentación, etc. Además, el carbonato de calcio imparte varios colores al mármol y define sus propiedades físicas. Sus usos van desde decorativos hasta haberse utilizado en el arte y la arqueología.
  • Cuarcita: Como su nombre lo indica, esta roca está compuesta principalmente por minerales de cuarzo y tiene una estructura no frondosa, obtenida como una estructura de esquisto debido a la recristalización a alta temperatura y presión. Sus usos son en procesos metalúrgicos y en la fabricación de ladrillos de sílice, otros usos son las rocas decorativas en arquitectura y escultura.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las rocas metamórficas y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)