Qué son las turbulencias

mal clima

Cuando estás a punto de viajar en avión, no importa lo largo o corto que sea, siempre hay algo que nos pone un poco nerviosos. Si el vuelo se retrasó o canceló, si fue un despegue o aterrizaje repentino, o incluso si nos encontramos con algunos baches en el viaje. Los aviones experimentan turbulencias cuando se mueven repentinamente y comienzan a temblar inesperadamente, y estos movimientos pueden ser causados ​​por cambios en la velocidad de vuelo, la dirección del flujo de aire y diferentes condiciones climáticas. Sin embargo, muchas personas no saben qué son las turbulencias.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que necesita saber sobre qué son las turbulencias, cuáles son sus características y la importancia que tienen.

Qué son las turbulencias

que son las turbulencias en aviones

La palabra turbulencia se deriva del latín turbulentĭa, que se refiere a un estado de turbulencia (desorden o agitación). Se puede decir que una aeronave experimenta turbulencias cuando se mueve violentamente debido a cambios en la velocidad y dirección del flujo de aire. Las perturbaciones ocurren cuando las partículas de aire se desordenan, generalmente en forma de molinos de viento. La turbulencia es creada por diferentes condiciones meteorológicas.

Las causas más comunes son la formación de nubes (más precisamente: nubes que se desarrollan verticalmente), tormentas y corrientes de aire en las montañas o corrientes en chorro. La cizalladura, otro fenómeno meteorológico que afecta el vuelo, es un cambio bastante repentino en la fuerza y ​​dirección del viento.

Otro tipo de accidente que se puede encontrar durante el vuelo es la turbulencia generada directamente por la propia aeronave. Ocurren cuando un gran volumen de aire choca con los extremos de las alas de un avión. En todos los casos, los pilotos realizan pruebas y simulacros para controlar cualquier situación que se presente.

¿Cuándo y dónde son más frecuentes?

que son las turbulencias

En vuelos nocturnos o vuelos temprano en la mañana, rara vez se producen turbulencias porque el flujo de aire es más suave en estos momentos del día. En cambio, si volamos de día, es posible que sintamos movimiento durante el viaje.

Por lo general, ocurren a altitudes más bajas en viajes cortos típicos, pero algunos vuelos de larga distancia no son una excepción. Si volamos sobre la India o el Medio Oriente, es posible que haya disturbios.

Tipos de turbulencia

Se pueden identificar claramente tres tipos de turbulencia:

  • Turbulencia leve: Este es un pequeño movimiento casi impredecible del avión que incluso puede hacer que nos quedemos quietos en el avión.
  • Turbulencia moderada: Este es un movimiento predecible, no nos permite estar de pie en el avión y podemos caernos.
  • Turbulencia severa: Esta es la peor de las tres, el avión se moverá de tal manera que nos sentiremos pegados a la silla, o saldremos “volando” del asiento.

¿Son peligrosas?

relajarse ante turbulencias

Las turbulencias no es un gran problema cuando se trata de la seguridad del avión. Pero ante lo desconocido, es normal que los pasajeros se sientan asustados e incluso mareados. No debemos tener miedo a las turbulencias porque los aviones están diseñados para soportar las turbulencias más violentas. Además de estar completamente preparado para enfrentar estas adversidades, los pilotos tienen habilidades para lidiar con las turbulencias. Disminuir la velocidad y cambiar de altitud es parte de eso.

Aunque no son del todo precisos, como la naturaleza es impredecible y el clima puede cambiar en cualquier momento, en algunas cabinas se instalan pronósticos y sensores para detectar turbulencias y su intensidad. Dentro de un avión, hay factores que son más o menos turbulentos. Por ejemplo, los asientos ubicados en el centro de gravedad y las alas del avión tienen menos probabilidades de notar estos cambios, mientras que los asientos ubicados en la cola del avión eran los más propensos a notarlos. También tenemos que tener en cuenta que cuanto más grande es el avión y el asiento, menos turbulencias notamos.

Al igual que usamos los cinturones de seguridad en los aviones cuando viajamos en automóvil, así debería ser. En situaciones de baches severos, los cinturones de seguridad pueden salvar nuestras vidas o evitar moretones por el movimiento de los aviones. Si se entra en un tramo de turbulencia, el piloto avisará por megafonía de lo que está ocurriendo y lo que hay que hacer.

Consejos para lidiar con la turbulencia

Si eres de esas personas que le teme a viajar en avión o más aún a las turbulencias, no te preocupes, has visto que no son peligrosas y siguiendo una serie de consejos podrás afrontarlas con tranquilidad y disfrutar de un vuelo placentero. Aquí hay algunos consejos simples que cualquiera puede usar para ayudarlo a viajar sin molestias.

  • Ir al baño antes de despegar: Este consejo puede ser muy útil si vas a hacer un viaje corto. Ve al baño antes de que despegue el avión para no tener que levantarte durante el vuelo. De esta manera, puede evitar marearse con el ejercicio ligero o incluso quedarse atrapado en el baño durante el flujo turbulento. Si esto sucede, agárrate del asa que ves para evitar caer.
  • Elige tu asiento: Si es posible, elige tu asiento. En muchos casos, las ventanas pueden hacerte sentir más seguro. Si sientes pánico por tu vuelo, evita las salidas de emergencia ya que su nerviosismo puede interrumpir una posible evacuación.
  • Comprender la turbulencia: Por lo general, tenemos miedo a lo desconocido, por eso es recomendable que sepas qué son las turbulencias antes de subir a un avión. Descubrirás que no son tan peligrosas como parecen
  • Usa el cinturón y guarda objetos pequeños: Si ingresas a caminos turbulentos, abróchate el cinturón de seguridad para evitar golpes, caídas y mareos. También mantén seguros tus artículos personales para que no salgan volando si el avión se mueve demasiado repentinamente.
  • Hidratación, distracción y respiración: Por último, ten en cuenta estos tres factores. Durante todo el viaje, mantente hidratado y trata de distraerte con alguna actividad (puedes leer, ver películas y escuchar música). En situaciones estresantes, trata de controlar su respiración para evitar el pánico.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre qué son las turbulencias, cuáles son sus características y la importancia que tienen.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.