El psicrómetro

Hoy venimos a describir el funcionamiento de otro de los aparatos de medida en meteorología. Hablaremos del psicrómetro. Es un instrumento que se usa para medir el contenido de vapor de agua en una columna de aire. Conocer el vapor de agua en la atmósfera es importante para determinar el grado de humedad ambiental.

Si quieres aprender a manejar el psicrómetro, todas sus características y los cuidados que necesita, este es tu post.

Qué es el psicrómetro

Como hemos mencionado en la introducción, es un aparato para medir vapor de agua dentro del aire. Para ello, consta de una pareja de termómetros de cristal con una columna de mercurio (como los termómetros antiguos). Están montados en una placa. Uno de ellos se llama bulbo seco y el otro bulbo húmedo. Se llama así por tener colocado en el bulbo de mercurio una funda o forro de tela de algodón llamada muselina, que requiere ser mojada para obtener las indicaciones requeridas.

El bulbo húmedo está cubierto de muselina limpia y se satura con agua previa a la observación. Cuando el bulbo se ventila, indicará la temperatura del bulbo húmedo y el otro la del bulbo seco.

Cómo usar el psicrómetro

Para obtener las temperaturas medidas por ambos bulbos, se necesita realizar los siguientes pasos.

  1. Debemos leer el termómetro del bulbo seco aproximando hasta el décimo grado. Esta temperatura marca la temperatura del ambiente.
  2. Mojamos la muselina del termómetro del bulbo húmedo tanto tiempo, o tantas veces como sea necesaria con agua limpia hasta que se forma una gota en el extremo inferior de la misma.

Para mojar la muselina no debemos psicrómetro que se encuentra fijo dentro del abrigo meteorológico. Se ha de llevar a un recipiente con agua hasta el psicrómetro para que el bulbo con la muselina estén sumergidos en el líquido.

Por lo general, el agua hay que mantenerla en un recipiente de cristal colocado dentro del abrigo meteorológico. El abrigo lo describiremos posteriormente para conocerlo mejor. Hay que procurar mantener el recipiente tapado para que el agua se conserve limpia y no se altere la humedad dentro del abrigo meteorológico.

Existen ocasiones en la que la humedad ambiental es bastante alta. En esta situación la muselina puede parecer húmeda, pero deberá mojarse nuevamente. Si la temperatura del ambiente es alta o la humedad relativa muy baja se deberá mojar la muselina el tiempo necesario para que se seque. El observador puede estimar que la temperatura del bulbo será de 0 grados o menos con el frío ambiental.

Temperatura y humedad

Si la muselina se seca antes de que el termómetro indique la temperatura correcta del bulbo húmedo, estaremos realizando una medida errónea.

Existen numerosos climas y temperaturas en todo el mundo. Por ello, hay regiones en las que las temperaturas son altas y la humedad baja. Estas son las zonas desérticas o semi desérticas. En estas ocasiones debemos emplear agua fresca para mojar la muselina y evitar el resecamiento prematuro de la misma.

Para mantener fresca el agua se puede tener en un recipiente poroso, pero procurando dejar el recipiente fuera del abrigo para que se evite la alteración de la humedad dentro del mismo.

  • Otro paso que hay que realizar para hacer funcionar el psicrómetro es hacer funcionar el ventilador para que proporcione un flujo constante de aire. Este aire debe pasar por los bulbos de los termómetros para una medida correcta. En el caso que se realicen las medidas en la noche, hay que usar un foco. Si el psicrómetro que utilizamos es de honda, debemos girarlo con una velocidad de cuatro revoluciones por segundo. Esta velocidad de giro se emplea para tomar una lectura más rápida. Es entonces cuando debe pararse suavemente y tomar la lectura a la sombra.
  • También debemos ventilar lo suficiente durante tres minutos. El mercurio del termómetro debe detener su descenso y alcanzar su mínima longitud de la columna. La lectura hay que tomarla aproximando los valores hasta décimos. El valor que obtendremos será el de la temperatura del bulbo húmedo.
  • Apagaremos el ventilador y si realizamos observaciones nocturnas, apagaremos el foco.
  • Si la temperatura del aire es inferior o igual a 3 grados, es necesario humedecer la muselina con agua a una temperatura superior. Esto hará que se funda totalmente cualquier acumulación de hielo que exista en el bulbo del termómetro o en la misma muselina.

Cuidados que hay que tener para hacer bien las lecturas

Si queremos tomar datos lo más fiables posible, deberemos tener en cuenta algunos aspectos:

  • Cuando efectuemos las lectura de los termómetros hay que situarse a una distancia conveniente de unos 30 cm o mayor para evitar que el calor de nuestro cuerpo influya en las temperaturas del termómetro. De esta forma conseguiremos una lectura correcta
  • En ese mismo momento hay que asegurarse que la línea de visión sea tangente al menisco del líquido y perpendicular a los termómetros. Así estaremos evitando errores de paralaje.
  • Si se hace la lectura de los termómetros en la noche, tenemos que mantener la lámpara eléctrica encendida el menor tiempo posible y no acercarla al aparato. De lo contrario afectará a la toma de las temperaturas.
  • Si se usa un psicrómetro de honda, es menor hacerlo en el exterior y a la sombra cerca del lugar de observación sensorial.

Mantenimiento necesario

El abrigo meteorológico es el instrumento cuya presentación es el mejor indicador del cuidado que un observador tiene de su Estación. Ambos necesitan de unos cuidados para protegerlos. Estos son los cuidados:

  1. Limpieza del abrigo al menos una vez al día eliminar la tierra y el polvo que se pueda depositar.
  2. La pintura debe estar en buen estado. Basta con pintarlo cada seis meses. Si la estación está cerca de la costa es mejor pintarla cada tres meses.
  3. Tras finalizar la última observación del día hay que cambiar el agua que se utiliza para mojar la muselina del termómetro de bulbo húmedo. También lavaremos el recipiente que la contiene.
  4. Una vez en semana cambiar la muselina.

Con esta información podrás aprender a utilizar un psicrómetro.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas


Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.