Paralaje: todo lo que debes saber

tipos de paralaje

La paralaje es la desviación angular de la posición aparente de un objeto, dependiendo del punto de vista elegido. Esto tiene ciertas aplicaciones en el mundo de la astronomía tanto para medir distancias como para visualizar objetos celestes. Muchas personas no conocen lo que es la paralaje.

Por ello, en este artículo vamos a contarte qué es la paralaje de, cuáles son sus características y la importancia que tiene.

Qué es la paralaje

paralaje

La paralaje consiste en colocar los dedos frente a los ojos. El fondo no debe ser uniforme. Mirando primero con un ojo y luego con el otro sin mover la cabeza ni el dedo, se puede ver que la posición del dedo cambia con respecto al fondo. Si acercamos el dedo al ojo y volvemos a mirar con un ojo y luego con el otro, las dos posiciones del dedo sobre el fondo cubren una porción mayor.

Esto se debe a que hay unos pocos centímetros entre los ojos, por lo que la línea imaginaria que conecta los dedos con un ojo forma un ángulo con la línea imaginaria que conecta los dedos con el otro ojo. Si extendemos estas dos líneas imaginarias hasta el fondo, tendremos dos puntos correspondientes a las dos posiciones distintas de los dedos.

Cuanto más cerca coloquemos el dedo del ojo, mayor será el ángulo y mayor el desplazamiento aparente. Si los ojos estuvieran más separados, el ángulo formado por las dos líneas aumentaría más, por lo que el desplazamiento aparente del dedo con respecto al fondo sería mayor.

Paralaje en astronomía

observacion del cielo

Esto también se aplica a los planetas. De hecho, la luna está tan lejos que no podemos notar ninguna diferencia cuando la miramos con los ojos. Pero si miramos la Luna contra el telón de fondo de un cielo estrellado desde dos observatorios separados por cientos de kilómetros, notamos algunas cosas. Desde el primer observatorio veríamos un borde de la luna a cierta distancia de una estrella en particular, mientras que en el segundo observatorio el mismo borde estaría a diferente distancia de la misma estrella.

Conociendo el desplazamiento aparente de la Luna con respecto al fondo estrellado y la distancia entre los dos observatorios, esta distancia se puede calcular con la ayuda de la trigonometría.

Este experimento funciona perfectamente porque el desplazamiento aparente de la Luna con respecto al fondo del cielo estrellado es muy grande al cambiar la posición del observador. Los astrónomos han normalizado este desplazamiento para adaptarse a la situación en la que un observador ve la luna en el horizonte mientras que el otro está por encima. La base del triángulo es igual al radio de la tierra, y el ángulo que forma con el vértice de la luna es la «paralaje horizontal en el ecuador». Su valor es 57,04 minutos de arco o 0,95 radianes.

De hecho, un desplazamiento considerable, ya que equivale al doble del diámetro aparente de la luna llena. Esta es una magnitud que se puede medir con suficiente precisión para obtener un buen valor de la distancia a la Luna. Esta distancia, calculada con la ayuda del paralaje, concuerda muy bien con las cifras obtenidas mediante el antiguo método de las sombras proyectadas por la Tierra durante los eclipses lunares.

Desafortunadamente, las condiciones en 1600 no permitieron colocar el observatorio lo suficientemente lejos, lo que, combinado con las grandes distancias a las que se descubrieron los planetas, hizo que el desplazamiento aparente contra el fondo del cielo estrellado fuera demasiado pequeño para ser exacto.

Tipos

estrellas y planetas

Podemos decir que hay dos tipos de paralaje:

  • Paralaje Geocéntrico: Cuando el radio utilizado es el suelo.
  • Espiral Centroide o Paralaje Anual: Cuando el radio utilizado es la órbita de la Tierra alrededor del sol.

Si observamos una estrella en enero y junio, la Tierra estará en dos posiciones relativas en la órbita terrestre. Podemos medir cambios en la posición aparente de la estrella. Cuanto mayor es la paralaje, más cerca está esa estrella. Para ello se utiliza como unidad el parsec, que se define como el recíproco de la paralaje triangular medido en segundos de arco.

Investigaciones de la paralaje

Más tarde llegaron los telescopios inventados o modificados por el científico italiano Galileo Galilei. Los telescopios pueden medir fácilmente distancias angulares que no se pueden detectar a simple vista.

Los planetas con mayor paralaje son los planetas más cercanos, a saber, Marte y Venus. Venus está tan cerca del sol durante su paso más cercano que no se puede observar excepto cuando es visible contra el fondo del disco solar durante su tránsito. Entonces, el único caso donde se mide la paralaje es Marte.

La primera medición telescópica de paralaje planetario se realizó en 1671. Los dos observadores fueron el astrónomo francés Jean Richel, quien dirigió la expedición científica a Cayena, Guayana Francesa, y el astrónomo ítalo-francés Giovanni Cassini, quien permaneció en París. Observaron a Marte al mismo tiempo que les fue posible y anotaron su posición con respecto a la estrella más cercana. Al calcular la diferencia de posición observada, conociendo la distancia de Cayenne a París, se calcula la distancia desde Marte en el momento de la medición.

Una vez completado, estará disponible la escala del modelo de Kepler, que nos permitirá calcular todas las demás distancias del sistema solar. Cassini estimó la distancia Sol-Tierra en 140 millones de kilómetros, 9 millones de kilómetros menos que la cifra real, pero los resultados del primer intento fueron muy buenos.

Posteriormente, se realizaron mediciones más precisas de la paralaje planetaria. Algunos en Venus, donde pasa exactamente entre la Tierra y el Sol, pueden verse como un pequeño círculo oscuro en el disco solar. Estos tránsitos ocurrieron en 1761 y 1769. Si desde dos observatorios diferentes se puede comprobar que el momento del contacto de Venus con el disco solar y el momento de su separación del disco solar, es decir, la duración del tránsito, es diferente de un observatorio a otro. Conociendo estos cambios y la distancia entre los dos observatorios, se puede calcular la paralaje de Venus. Con estos datos se puede calcular la distancia a Venus y luego al Sol.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre qué es la paralaje y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.