El Pampero, el Zonda y la Sudestada

viento pampero que sopla en Argentina

En la red de corrientes de aire de todo el mundo, existen distintos tipos de vientos que soplan de forma más local y de una manera continua o más frecuente, dependiendo de las condiciones ambientales que haya. En este caso, la circulación de los vientos que soplan en territorio argentino está determinado por un centro de bajas presiones o ciclónico y por dos anticiclones o centro de altas presiones. Esto provoca que los vientos locales que soplan en Argentina sean tres: El Pampero, El Zonda y La Sudestada. ¿Quieres saber más sobre estos vientos?

Circulación de los vientos locales

vientos locales de Argentina

Los vientos locales de Argentina siguen los patrones establecidos por el Anticiclón del Atlántico Sur y el Anticiclón del Pacífico Sur. El primer, tiene su mayor influencia en el norte del Río Colorado. Este anticiclón hace que los vientos atraviesen a Argentina desde el Atlántico Sur, atravesando Brasil. Normalmente, los vientos que vienen acompañados son cálidos y húmedos, lo que hace provocar abundantes precipitaciones en el noreste del país y va disminuyendo conforme se acerca a la cordillera.

El segundo anticiclón, el del Pacífico Sur, tiene como finalidad influir sobre la región de la Patagonia. Estos vientos también están cargados de humedad y llegan desde el Pacífico Sur. Esto provoca precipitaciones abundantes sobre los Andes Patagónicos. Además, estos vientos tienen un segundo efecto: actúan como barrera de condensación, provocando que el resto de vientos lleguen casi secos a las mesetas de la Patagonia.

En Argentina existen factores como la latitud, el relieve y la circulación de los vientos que intervienen en las características de las variedades climáticas. Son estos vientos locales los que van afectando al clima de las distintas zonas del territorio de Argentina. Los tres vientos locales principales que soplan en Argentina son el Pampero, El Zonda y La Sudestada.

El Pampero

el viento pampero se forma por un centro de bajas presiones

El origen del nombre se remonta a primera llegada de los primero españoles al Río de la Plata a quienes les llamaba la atención un fuerte viento del sector sudoeste que aportaba aire fresco y seco. Los antiguos colonizadores observaban cambios de tiempo en esta región muy distintos a los que ocurrían en Europa.

El pampero tiene su origen debido a un centro de bajas presiones que se sitúa sobre las llanuras del centro y noroeste de Argentina. Este centro de bajas presiones es más fuerte en época de verano y pueden llegar a atraer los vientos del anticiclón del Pacífico Sur.

Cuando se genera un centro de bajas presiones, por ejemplo cuando las temperaturas hacen ascender gran cantidad de aire en altura, las masas de aire de alrededor intentar reemplazar el lugar que se ha quedado con menos cantidad de aire. Por ello, todos los vientos que se encuentran en la zona del anticiclón del Pacífico Sur se desplazan hacia el centro de bajas presiones.

Como se ha mencionado antes, estos vientos del anticiclón del Pacífico Sur son fríos y secos, puesto que actúan como una barrera  y hacen perder la humedad. Sopla generalmente los días de verano y aumenta su temperatura y su humedad por la llegada de los vientos Alisios.

Así, el Pampero avanza de manera rápida a través de La Pampa, estableciendo un frente de tormenta en la zona de contacto entre ambas masas, ya que estas poseen diferencias en cuanto a la humedad y temperatura.

El Pampero es la masa fría y seca, mientras que la otra es cálida y húmeda, proveniente de los vientos Alisios. Este contacto entre masas fría-seca y cálida-húmeda provocan tormentas eléctricas, lluvias abundantes, incluso muchas veces con granizo y acompañadas de un descenso brusco de temperatura. Cuando el frente desaparece al cabo de un tiempo, se vuelve a tornar fresco y seco.

Cuando el aire del Pampero pierde la humedad al cruzar la cordillera, tan sólo es frío y seco, se le llama Pampero seco. Cuando provocar las precipitaciones por el frente mencionado anteriormente, se le llama Pampero húmedo. Si el viento del sudoeste no produce lluvias y produce tormentas de tierra se le llama Pampero sucio.

Pronóstico del Pampero

centro de bajas presiones que forma el pampero

Para conocer cuando sopla el Pampero, los meteorólogos se fijan en el sistema de altas presiones que se ubica al sur de Brasil. Este centro de altas presiones da lugar a vientos que soplan sobre el Río de la Plata y todo el norte y centro del país. Conforme estos vientos soplan, la temperatura y la humedad están en continuo aumento y la presión es alta.

El viento puede durar entre dos y tres días conforme se va aproximando la masa de aire frío y seco que va ocupando toda la Patagonia. Una vez pasa este tiempo, la presión comienza a descender de forma paulatina, mientras que la humedad y la temperatura mantienen valores bastante elevados). En estas condiciones se observa una caída de la presión (hasta 1.5 hPcal), y de pronto se observa hacia el sur o hacia el sudoeste una línea oscura de nubes que vienen avanzando hacia el Río de Plata. Estas nubes marcan la parte delantera del frío que avanza hacia el noreste a 20-30 nudos.

La sudestada

la sudestada provoca lluvias

La sudestada es otro tipo de viento local que sopla en Argentina. Su origen se debe a la aparición de un centro de bajas presiones en el litoral pampeano. Cuando se crea este centro de bajas presiones, atrae a todos los vientos que circulaban en la zona de alta presión en el Pacífico Sur.

Esta célula en su trayectoria atraviesa la Patagonia y cuando vuelve al atlántico incorpora nuevamente humedad, la cual es descargada cuando nuevamente ingresa al continente. Cuando se dan estas lluvias suelen ser leves con duración de tres a cinco días. No suelen pasar de lloviznas de una forma continua durante ese breve periodo.

Los meses en los que este tipo de viento es más frecuente es en los meses de abril y octubre.

El Zonda

viento zonda en Argentina

Este es otro viento local que sopla cuando en el sector oriental de la precordillera de La Rioja, San Juan y Mendoza, se establece un centro de baja presión que atrae los vientos del Anticiclón del Pacífico Sur. Su funcionamiento es similar a la Sudestada.

Una vez que se ha originado, se va elevando progresivamente conforme llega a la cordillera y va disminuyendo su temperatura. Esto provoca una condensación de la humedad, formándose las nubes que dan lugar a precipitación en forma de lluvia y nieve. Seguidamente, a una velocidad que puede superar los 50 kilómetros por hora, el viento desciende por la ladera oriental, haciendo que su temperatura aumente por la fricción de las moléculas del aire entre sí al ser comprimido durante la caída. Así finalmente llega al pie del monte como un viento cálido y seco, con temperaturas cercanas a los 40° C.

formacion del zonda

Aunque este viento es un poco molesto para la población, garantiza un suministro de agua continua para el riego y otros usos como el abastecimiento.

Como podéis ver, Argentina es dominada por tres vientos locales, los cuales tienen características que los hacen únicos y son los responsables del clima del país.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *