Monte Fuji

Seguramente habrás visto alguna vez en una de las series animadas japonesas del monte Fuji. Se trata del volcán más famoso de todo Japón y se localiza en la prefectura de Shizuoka en la isla de Honshu. El nombre completo en japonés es Fuji-san aunque también es llamado por otros nombres como llamado Fujisan, Fuji-no-Yama, Fuji-no-Takane y Huzi, entre otros. A lo largo de la historia se le ha conocido como uno de los volcanes más bellos de todo el mundo esto ha provocado que sea en símbolo de Japón.

En este artículo vamos a contarte todas las características, geología y curiosidades del monte Fuji.

Características principales

Se trata de uno de los volcanes más famoso de todo el mundo y ha sido un tema recurrente del arte tradicional japonés. Todo el país de occidente se identifica con el monte Fuji. El pico más alto llega a medir 3.375 metros y es catalogado por los geólogos común volcán activo. Esto significa que sigue mostrando signos de actividad volcánica de forma continua y quiere decir que ha entrado en erupción durante los últimos 10.000 años. Aunque esto lo parezca propio de un volcán activo, geológicamente hablando lo es.

Y es que un volcán activo se analiza desde el periodo de tiempo geológico. Esto significa que hay que medir el tiempo de las erupciones a escala geológica y no humana. Para un volcán 100 años no es nada de tiempo. En la cercanías de este monte se encuentran los lagos Kawaguchi, Yamanaka, Motosu, Shoji y Sai, y además, está dentro del Parque Nacional Fuji-Hakone-Izu, el más visitado del país.

La morfología de este volcán exhibe en una forma cónica casi perfecta. La cima que hemos mencionado anteriormente tiene su propio clima. Este clima es la tundra y registra temperaturas que abarcan desde los -38 grados hasta los 18 grados. A lo largo de todo el cono que forma parte de la chimenea del volcán es el hábitat de numerosas especies de animales y plantas. Posee una gran variedad de mamíferos llegando a las 37 especies.

Formación del monte Fuji

Se trata de un estratovolcán o volcán compuesto que está formado por varias capas de roca, ceniza y Lada endurecida. Es un volcán que ha requerido de miles y miles de años para su formación tal y como lo conocemos hoy día. Se encuentra ubicado entre 3 placas tectónicas conocidas como la placa norteamericana, euro asiática y filipina. Además, también está específicamente en las placas menores de Ojostk y Amuria.

A este volcán se le atribuye más o menos una edad estimada de unos 40.000 años. Podemos ver que en la actualidad está formando parte de un grupo de volcanes superpuestos. Antes de que el monte Fuji se formarán ya se encontraban activos otros volcanes como lo son el Ashitaka, Hakone y Komitake Ashitaka, Hakone y Komitake.

Tras diversas erupciones explosivas que han tenido lugar en un periodo de unos 80.000 años se creó un volcán de unos 3.000 metros de altura conocido como Ko-Fuji. Más tarde, hace aproximadamente unos 17.000 años una enorme flujo de lava lo cubrió de forma completa y paulatina hasta formar el Shin-Fuji o Nuevo Fuji. Todas estas son las etapas por las que ha pasado el monte tal y como lo conocemos en la actualidad.

Por eso, podemos llamar al volcán de la actualidad como un producto de la actividad volcánica a partir de la solicitación de todas las capas de materiales expulsar a los anteriores volcanes. Esto hace deducir que debajo del actual volcán se encuentran los antiguos volcanes que hemos mencionado.

Erupciones del monte Fuji

Volcán Fuji

La última erupción que se tiene de este volcán fue registrada en el año 1708. Sin embargo, esto hace que este catalogado como volcán activo puesto que tiene un gran riesgo al lanzar fumarolas y mostrar indicios de actividad sísmica. Según el Programa de Vulcanismo Global del Instituto Smithsoniano, se han registrado 58 erupciones confirmadas e identificado 9 de certeza incierta. Esta es toda la actividad que ha tenido el monte Fuji durante los registros del ser humano.

Durante su aparición en este planeta fue un volcán muy activo como la gran mayoría de ellos. Casi todos los volcanes son activos cuando son jóvenes y van cesando o disminuyendo su actividad con el paso de los años. Después de la formación del nuevo Fuji, llegó un periodo de inactividad hasta hace unos 5.000 años. Es entonces donde las erupciones han destacado por tener alta intensidad o una gran cantidad de lava arrojada. Por ejemplo, una de las erupciones registradas de este volcán tuvo lugar en el periodo de Jogan en el año 864. Esta erupción tuvo una duración de 10 días en las que estuvo lanzando ceniza y otros materiales que llegaron a alcanzar grandes distancias.

Si por aquel entonces la población de alrededor era exponencialmente menor, tan sólo analizar el posible daño que pudiera provocar en la actualidad, lo hace ser un volcán de alto riesgo. El riesgo de un volcán o su peligrosidad no se decide tan sólo por los tipos de erupciones o su morfología, sino por el daño potencial que pueda provocar. Es decir, un volcán puede llegar a emitir gran cantidad de grava o de gases, pero sí no hay seres vivos, humanos, infraestructuras, etc. que pueda dañar, su peligrosidad será menor. Por ejemplo, un volcán en mitad del océano tiene una peligrosidad menor.

La última erupción del monte Fuji data en el año 1708 y se le conoció como la erupción del monte Fuji de la era hoy Hōei. En esta erupción no género flujos de lava al exterior pero sí expulsó 0.8 kilómetros de ceniza, bombas volcánicas y otros materiales sólidos que llegaron hasta Tokio. Este evento se pudo anunciar gracias a un terremoto precedido que fue uno de los más intensos de toda la historia de Japón, estando en el segundo puesto de intensidad de terremotos tras el ocurrido en el año 2011. Desde entonces, ninguna erupción ha sido confirmada en este volcán.

El monte Fuji, aunque considerado un volcán de riesgo, es todo un atractivo turístico. Espero que con esta información puedan conocer más sobre el monte Fuji.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.