Los mapas de lluvias

En el mundo de la meteorología son muy importantes los mapas que representan las situaciones de vientos, borrascas, anticiclones, etc. Para poder predecir el tiempo. Los mapas del tiempo no son más que representaciones gráficas que nos ayudan a conocer los valores que tienen ciertas variables meteorológicas sobre una zona geográfica determinada. Entre todos los meteorólogos hacen uso de estos mapas, ya que su uso aporta bastantes conocimientos y una imagen interesante sobre el conjunto de las situaciones que nos podemos encontrar en la atmósfera.

En este caso vamos a hablar de los mapas de lluvias o de precipitaciones. ¿Quieres saber cómo funcionan estos mapas y de qué forma ayudan a predecir el tiempo?

Variables atmosféricas

Para conocer el tiempo que hará al día siguiente, los meteorólogos estudian algunas variables meteorológicas más importantes y que dan más información sobre la atmósfera. Una de la variables que más información aporta es la presión atmosférica. En la superficie terrestre, la presión atmosférica viene señalada en un mapa de isobaras. Las isobaras son las líneas en las que la presión atmosférica es la misma. Por lo tanto, en los mapas en los que se pueda observar isobaras muy separadas, significará que hay buen tiempo y estabilidad atmosférica.

Por otro lado, si el mapa de isobaras dispone de numerosas líneas juntas, querrá decir que se acerca una borrasca o ciclón. Pero una pregunta nos surge en todo esto, ¿por qué las líneas con igual presión atmosférica nos señala que se acerca una borrasca? La relación que existe entre la presión atmosférica y la posibilidad de que haya precipitaciones es la siguiente. Conforme más cerca están las isobaras, mayor será la intensidad con la que sopla el viento y, por lo tanto, habrá una mayor inestabilidad atmosférica. Esta inestabilidad puede provocar lluvias como veremos más tarde.

Con las líneas de isobaras también se puede conocer si el viento que viene será más cálido, húmedo, si viene del Polo o si es del continente. Si en el mapa de isobaras nos encontramos una zona donde la presión atmosférica es más alta, se coloca una “A” y significa que hay un anticiclón. Esta es una zona de gran estabilidad atmosférica, puesto que el movimiento del aire es descendente y evita la formación de nubosidad. Por ello, en este tipo de situaciones es muy difícil que llueva.

Por el contrario, si la presión comienza a decrecer, en el punto donde el valor alcanza el mínimo se colocará una “B” y se dice que hay una zona de bajas presiones. En este caso habrá una mayor inestabilidad atmosférica y habrá más condiciones para que se forme la lluvia. Cuando la zona de bajas presiones se acompaña con tiempo más lluvioso y con un viento más intenso, se le llama borrasca.

Mapas de lluvia y frentes

Borrasca

En los mapas de lluvia se muestran también los frentes que se forman cuando las masas de aire, tanto frío como cálido, se encuentran y dan lugar a fuertes lluvias. En el Hemisferio Norte, en un anticiclón, el viento gira siguiendo las isobaras en sentido horario y con una tendencia de alejarse del centro. Tenemos que recordar que el viento siempre se desplazará para las zonas donde haya menos presión atmosférica.

Por otro lado, en una zona de baja presión, el viento se mueve en sentido antihorario y se dirige hacia el centro de las bajas presiones.

Cuando en los mapas de precipitaciones se quiere representar los frentes se utilizan las isobaras para señalar la dirección y si el frente es cálido o frío. Los frentes fríos se representan mediante pequeños triángulos y los cálidos por semicírculos unidos a una línea que abarca toda la región que ocupará el frente.

Un frente no es más que una gran zona de inestabilidad atmosférica donde se encuentran dos masas de aire que están a diferente temperatura. Si la masa de aire frío llega a una zona en la que la temperatura es mayor, se forma un frente frío. Cuando esto ocurre, las temperaturas generales descienden y suelen producirse precipitaciones en forma de lluvia o nieve. Por el contrario, si la masa de aire llega a una zona con una temperatura mayor, se formará un frente cálido. En este caso se formará también nubosidad, pero las temperaturas serán más suaves y las precipitaciones escasas.

Otros mapas de precipitaciones

Para conocer bien el tiempo, los meteorólogos no sólo pueden fijarse en los mapas de isobaras, sino que también observan otras variables meteorológicas importantes. Por ejemplo, otro tipo de mapas empleados son los del tiempo en altura, llamados mapas de isohipsas o geopotencial. Las isohipsas son líneas que unen puntos que están situados a la misma altura y que están a un cierto nivel de presión atmosférica. Estas líneas están muy relacionadas con la temperatura del aire en las capas de la atmósfera. Más o menos a unos 5.000 metros de altitud, la presión atmosférica es de 500 hPa.

Como se ha mencionado en otras ocasiones, el aire cálido, al ser menos denso tiende a ascender. Cuando ocurre esto y en las capas más altas de la atmósfera se encuentra con una masa aire muy frío, se producirán movimientos de aire verticales que provocarán situaciones de inestabilidad en las que podría haber precipitaciones.

Estas situaciones de inestabilidad atmosférica se dan cuando el mapa de isohipsas presenta una vaguada o valores más bajos de geopotencial. Por otro lado, si los valores de geopotencial son más altos y las isohipsas forman una dorsal, se trata de una situación en la que el aire en altura se encuentra a temperaturas más elevadas y, por ello, la situación meteorológica es más estable y sería improbable que hubiera precipitaciones.

La NASA y el mapa de lluvias globales

En el año 2015, la NASA sacó a la luz un mapa de precipitaciones globales que se actualiza cada tres horas y que muestra todo el régimen de lluvias que hay a escala global y a tiempo real. Este mapa de lluvias permite a los científicos conocer con más exactitud cómo avanzan las tormentas y los vientos en todas las zonas del mundo.

Aquí teneís un pequeño tramo de cómo funciona el mapa de lluvia de la NASA:

Como podéis ver, los mapas de lluvias son un componente muy importante en la predicción del tiempo en meteorología.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:

Estaciones meteorológicas


Categorías

Meteorología

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

2 comentarios

  1.   Onofre Pastrana Ortiz dijo

    Hola buenos dias Germán Protillo, me parecio muy mportante tu aporte de sobre los Mapas de LLuvias, mi pregunta es: ¿ En que variable es mas recomedable leer la presesión atmosferica (hectopascales o milibares). saludos

    1.    Germán Portillo dijo

      Buenas, la medida más utilizada por los meteorólogos y los físicos es la de los milibares.

      Muchas gracias por tu comentario, un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.