Los errores de educación sobre el cambio climático

El cambio climático es un fenómeno que está afectando al planeta entero de alguna o de otra forma, más fuerte o más débil, pero sus consecuencias se están viendo cada día con más frecuencia.

Sin embargo, la gran mayoría de los escépticos que no creen en el cambio climático no tienen una opinión científica para desacreditar este fenómeno. Simplemente niegan la existencia de un cambio en el clima global por desconocimiento, miedo a aceptar la realidad, desinterés, indiferencia, ingenuidad o confusión. ¿Por qué hay gente que niega la existencia del cambio climático cuando sus efectos son tan evidentes?

Negación ante el cambio climático

Según una encuesta realizada por Pew Research Center en 2016, 31% de los adultos en Estados Unidos no cree que el hombre esté causando el cambio climático y el 20% cree que ni siquiera hay evidencia suficiente para probar la existencia de este fenómeno. Algo similar sucede en todos los países del mundo.

Sin embargo, hoy día se puede observar como, año tras año, los efectos del cambio climático se acentúan. Efectos como la intensidad y duración de las sequías a causa de una disminución de las precipitaciones, un aumento de las tormentas tropicales y huracanes y la que más se nota a nivel mundial: el incremento de las temperaturas medias.

Existen personas que piden respeto con respecto a su opinión cuando niegan la existencia de un cambio en el clima global. Sin embargo, esto parece algo incomprensible, cuando el 97% de la comunidad científica de todo el mundo afirma que la influencia de las actividades humanas está afectando a la dinámica del sistema climático en todas las zonas del mundo.

El cambio climático no afecta a todas las regiones por igual, pero sí afecta a todo el mundo. Es cierto que esto se le atribuye a problemas en la percepción social sobre los problemas ambientales. Se escuchan a diario en las noticias problemas ambientales en zonas quizá alejadas del espectador. Por ello, la percepción del problema ambiental no incide de una forma tan directa en la conciencia de las personas al no afectarle directamente el problema.

Es complicado admitir que la vida tal y como la conocemos hoy día en la Tierra puede cambiar radicalmente en cuestión de décadas. El cambio climático es algo muy complejo y en cuya difusión se acaba cometiendo errores. Para las personas más adultas con hábitos de vida arraigados, es algo imposible o heroico pensar que puedes hacerle creer sobre la existencia de un cambio climático global.

Errores en la transmisión del cambio climático

Cuando intentamos sensibilizar acerca del cambio climático hay varios problemas que se nos plantean y que solemos errar en ello. Lo primero, es que empleamos un lenguaje más complejo y sofisticado, a veces tan encriptado, que resulta excluyente. Términos como mitigación, adaptación, resiliencia, acidificación, efecto invernadero, dióxido de carbono, etc. Son utilizados por los científicos y ambientalistas con mucha naturalidad. Sin embargo, fuera de este nicho, no muchas personas entienden lo que es. También utilizamos en nuestro vocabulario numerosas siglas que, a veces, hasta nos cuesta pronunciar. Siglas como IPCC, CMNUCC, COP.

Algunas cifras que para nosotros parecen condicionantes, para otras personas no dicen nada. Por ejemplo, la cifra de referencia del incremento de temperaturas medias del planeta en 2 grados, conocemos que es el límite por el que los cambios en el planeta será irreversibles e impredecibles. Sin embargo, para muchas personas esto no es indicativo de nada.

Pocas veces explicamos cómo, con ese aumento de temperatura, desaparecerían los páramos, disminuiría el agua potable en el mundo, se derretirían los casquetes polares y aumentaría el nivel del mar, etc. Para muchos, un incremento de 2 grados las temperaturas puede suponer sólo un cambio de vestuario.

No crear alarmismos

A la hora de sensibilizar sobre cambio climático es fundamental no caer en mensajes alarmistas. Mensajes que vaticinen el fin del mundo o el apocalipsis, puesto que son contraproducentes. El interlocutor puede pensar que si ya no nos queda nada que hacer para arreglarlo, pues sólo queda disfrutar mientras lo bueno dure.

El cambio climático es algo que está ocurriendo ya y transmitir y concienciar sobre él es de vital importancia.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:

Estaciones meteorológicas


Un comentario

  1.   Tito Erazo dijo

    Muy importante el artículo y oportuno, ya que muy bien lo dice, muchas veces nos olvidamos de que en muchas ocasiones nos estamos dirigiendo a un público heterogéneo, es decir educado, medianamente educado y de un nivel bajo de educación, y por tal razón, tenemos que dirigirnos en un lenguaje comprensible, sobre todo si nos dirigimos a través de los medios de comunicación, pero también es una realidad de que sectores interesados en que no se explique en una forma comprensible, ante una realidad que permanente está sucediendo, porque lo he dicho también que la tierra es un ser dinámico (está en permanente movimiento), para crear mejores condiciones de vida, pero como hemos ignorado esto, esos cambios naturales al haber roto el hombre el equilibrio, se vuelven catastróficos, siendo precisamente los más dannificados los de escasos recursos, que son la mayoría. De allí que la UNESCO, recomienda la “EDUCACIÓN AMBIENTAL FORMAL Y NO FORMAL”, es decir en lenguaje técnico para los que tenemos la suerte se habernos educado, y en su propio lenguaje para aquellos que no han tenido esa oportunidad, pero al experiencia de la vida les otorga sabiduría. De esta forma no se estaría exagerando estos cambios que necesariamente y naturalmente se producen por nuestro bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.