Las olas de calor mortales serán cada vez más frecuentes

Las olas de calor cada vez son más frecuentes

El cambio climático es cada vez más evidente, cada vez más dañino, sus efectos son cada vez más devastadores, sin embargo, los esfuerzos por reducirlo no se están llevando a cabo, o al menos no lo suficiente como se debería.

Como sabemos de otras ocasiones, el cambio climático hace aumentar la frecuencia e intensidad de olas de calor y las sequías, sin embargo, en los medios de comunicación no escuchamos la palabra “cambio climático” o “calentamiento global”, sino que solamente hablan de una ola de calor más o menos intensa y duradera. ¿Qué ocurrirá si esto continúa así?

Las olas de calor aumentan

las temperaturas extremas producen la muerte

El calentamiento global y el cambio climático se están dando principalmente por el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero que el ser humano emite desde la revolución industrial. Se estima que el 74% de la población mundial estará expuesta a olas de calor mortales para el año 2100. Esto se estima con parámetros en los que las emisiones de gases sigan aumentando al mismo ritmo que lo está haciendo actualmente. Esto se ha publicado en la revista británica Nature.

La investigación, desarrollada por la Universidad de Hawai (EE.UU.), prevé que, incluso aunque se redujeran drásticamente esas emisiones, en torno al 48 % de la población se verá afectada por el brusco aumento de la temperatura. De esta forma, estamos agotando nuestras opciones de cara al futuro. Ya hoy en día las olas de calor son muy dañinas para gran parte de la población (sobre todo la anciana). Es por eso que, de seguir así, las posibilidades que tendremos de resistir olas de calor serán cada vez menores.

Las olas de calor causan miles de muertes en todo el mundo cada año. Un gran problema asociado a las olas de calor es la sequía. Mientras más temperatura tengamos y más horas de sol, más cantidad de agua se evapora y menos recursos hídricos disponemos. Por lo que el impacto de las olas de calor es mucho más grande cuando hay sequías.

Si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan a este ritmo, las temperaturas medias globales seguirán aumentando cada vez más y no habrá Acuerdo de París que lo pueda detener.

“El cuerpo humano solo puede funcionar dentro de un estrecho rango de temperaturas corporales de unos 37 grados centígrados. Las olas de calor presentan un riesgo considerable para la vida humana porque las altas temperaturas, agravadas por una humedad alta, pueden elevar la temperatura corporal y crear condiciones que ponen en peligro la vida”, aporta Mora, uno de los expertos encargados del estudio.

Al ser la temperatura óptima de 37 grados, nuestro metabolismo no puede disipar el calor que se genera cuando la temperatura del ambiente es superior a 37 grados. Por ello, las temperaturas tan altas son un riesgo para la salud, puesto que se puede producir una acumulación de calor en el interior del cuerpo que provoque daño.

Víctimas mortales y altas temperaturas

olas de calor extremas

El estudio ha realizado una investigación sobre todas las muertas que han causado los episodios de olas de calor desde e 1980. Se han identificado más de 1.900 casos en diferentes partes del mundo donde las altas temperaturas han causado víctimas mortales. Han habido 783 olas de calor letales y han descubierto un umbral de temperatura y humedad en el que , a partir de ahí, los efectos en la salud son mortales. El área del planeta donde las condiciones climáticas superaran ese umbral durante 20 ó más días al año ha aumentado durante los últimos años y los científicos creen que seguirá creciendo incluso si se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

Entre los ejemplos aportados por los expertos, figura la ola de calor que azotó Europa en 2003 y que causó aproximadamente 70.000 muertos, la que afectó a Moscú (Rusia) en 2010 y que acabó con la vida de 10.000 personas o la de Chicago en 1995, que alcanzó las 700 víctimas mortales. Actualmente, en torno al 30 % de la población mundial está expuesto a estas condiciones letales cada año.

Esto es lo que está provocando el cambio climático y cada vez los esfuerzos por reducirlos son menores.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *