Kepler 442b

exoplaneta kepler 442b

Desde que se comienza a estudiar el universo, el ser humano ha estado buscando un planeta que se parezca al nuestro. No solamente características, sino en la posición con respecto a su estrella para que pueda estar en una zona habitable. Hasta hoy día, el exoplaneta Kepler 442b es el único que tiene las características necesarias para poder albergar vida tal y como la conocemos en la Tierra.

En este artículo vamos a contarte cuáles son las características que hacen único al exoplaneta Kepler 442b y qué importancia tiene para nosotros.

Kepler 442b

kepler 442b

Ninguno de los exoplanetas similares a la Tierra que se sabe que son potencialmente habitables tiene las condiciones adecuadas para sustentar la vida tal como la conocemos aquí en la Tierra. Posee una rica biosfera de plantas, microorganismos y animales. Solo uno, Kepler 442b, se acerca a recibir la radiación estelar necesaria para sostener una gran biosfera.

Los exoplanetas son planetas que orbitan alrededor de una estrella distinta a nuestro sol y por lo tanto no forman parte de nuestro sistema solar.

La investigación, publicada en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, evaluó las condiciones fundamentales para la fotosíntesis basada en oxígeno. La encuesta cubre diez exoplanetas similares a la Tierra de masa conocida que orbitan dentro de la llamada zona habitable alrededor de sus estrellas.

La zona habitable es la región alrededor de una estrella donde la temperatura es lo suficientemente adecuada para que exista agua líquida. Un requisito previo importante para la existencia de la vida tal como la conocemos en la Tierra. Sin embargo, la investigación realizada por astrónomos de la Universidad de Nápoles en Italia ha descubierto que simplemente estar en la zona habitable no es suficiente.

Se requiere fotosíntesis, lo que permitiría una biosfera compleja como la que se encuentra en la Tierra. Y para que se lleve a cabo el importante proceso de convertir la luz en materia orgánica para las plantas y algunos microbios, se necesita cierta cantidad de luz solar. Además de producir oxígeno como subproducto. No todas las estrellas pueden hacer esto. La fotosíntesis marca la diferencia entre los exoplanetas y la Tierra.

En nuestra propia galaxia, el número de planetas confirmados asciende a miles. Sin embargo, el estudio señala que los planetas terrestres y los planetas en la zona habitable son poco comunes.

Exoplanetas rocosos

planeta parecido a la tierra

Actualmente, solo hay un puñado de exoplanetas rocosos y potencialmente habitables conocidos. Aun así, el estudio muestra que ninguno de estos exoplanetas tiene las condiciones teóricas para sostener una biosfera similar a la Tierra a través de la fotosíntesis «oxigenada». El mecanismo que usan las plantas en la Tierra para convertir la luz y el dióxido de carbono en oxígeno y nutrientes.

Solo uno de estos planetas se acerca a recibir la radiación estelar necesaria para sustentar una gran biosfera: Kepler 442b. Un exoplaneta rocoso de aproximadamente el doble de la masa de la Tierra orbita una estrella moderadamente caliente a unos 1.200 años luz de distancia en la constelación de Lyra.

El estudio se realizó en una muestra muy pequeña de estos planetas. Pero los astrónomos saben lo suficiente sobre las propiedades de las estrellas en nuestra galaxia para especular que las condiciones adecuadas para la vida impulsada por la fotosíntesis pueden ser raras. La mayoría de las estrellas de la Vía Láctea se conocen como enanas rojas. Son demasiado fríos para generar actividad fotosintética en planetas cercanos.

«Las enanas rojas son, con mucho, el tipo de estrella más común en nuestra galaxia. Este resultado sugiere que las condiciones similares a las de la Tierra en otros planetas pueden ser mucho más raras de lo que esperábamos», dijo el profesor Giovanni Covone, autor principal del estudio. Por ejemplo, de las 30 estrellas cercanas al sol, 20 se consideran enanas rojas.

Estudios sobre exoplanetas

unica alternativa a la tierra

Los estudios de exoplanetas han demostrado que las estrellas que son más calientes que nuestro sol tampoco son adecuadas para parecerse a la Tierra.

Las estrellas brillantes generalmente se extinguen muy rápidamente. Si bien podrían producir suficiente radiación fotosintéticamente activa (PAR) para desencadenar tal actividad en un planeta con agua y carbono, probablemente morirían antes de que cualquier forma de vida compleja pudiera evolucionar en ellos.

«Este estudio impone fuertes restricciones en el espacio de parámetros para la vida compleja. Desafortunadamente, el ‘punto óptimo’ para una biosfera terrestre rica no parece ser tan amplio», agregó Covone.

Los astrónomos han descubierto miles de exoplanetas en la Vía Láctea. Pero saben relativamente poco sobre ellos. Sin embargo, los científicos dicen que parece inusual encontrar planetas rocosos similares a la Tierra en la zona habitable donde podría existir agua.

Las misiones futuras, como el Telescopio Espacial James Webb (JWST), cuyo lanzamiento está programado para finales de este año, pueden revelar más sobre mundos distantes alrededor de otras estrellas y la posibilidad de vida compleja en ellos.

Características físicas del Kepler 442b

Kepler 442b es una supertierra, un exoplaneta con una masa y un radio mayores que la Tierra pero más pequeños que los gigantes de hielo Urano y Neptuno. Tiene una temperatura de equilibrio de 233 K (-40 °C). Debido a su radio, es probable que sea un planeta rocoso con una superficie sólida. Se estima que la masa de este exoplaneta es de 2,36 M. Suponiendo una composición rocosa similar a la de la Tierra, la gravedad de la superficie de Kepler 442b sería un 30% más fuerte que la de la Tierra.

La estrella sobre la que orbita tiene una masa de 0,61 M y un radio de 0,60 R. Tiene una temperatura de 4402 K y tiene unos 2.900 millones de años, sujeto a cierta incertidumbre. En comparación, el Sol tiene 4600 millones de años y una temperatura de 5778 K. La estrella es algo pobre en metales con una metalicidad (Fe/H) de −0,37 y el 43% de la energía solar. Su luminosidad es el 12% de la del sol.

La magnitud aparente de la estrella, o lo brillante que parece desde la perspectiva de la Tierra, es 14,76. Por lo tanto, es demasiado oscuro para ser visto a simple vista.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre exoplaneta Kepler 442b y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.