El glaciar de Pine Island de la Antártida sufre un gran desprendimiento

deshielo antártida

El glaciar de Pine Island, ubicado en el glaciar Antártico, es uno de los dos glaciares más inestables. Es el mayor dique glaciar de la zona, y éste 23 de septiembre sufrió una gran ruptura. 267 km cuadrados de superficie se desprendieron, más o menos 4 veces el tamaño de Manhattan. Según Stef Lhermitte, profesor de Geociencia y Medición Remota en la Universidad Técnica Delft, Holanda, el gigante iceberg pareció romperse luego en múltiples islas de hielo tras quedar a la deriva por el océano antártico.

El suceso es el resultado de un colapso interno en el glaciar. El Pine Island, es uno de los dos glaciares que los investigadores dicen que son más propensos a sufrir un rápido deterioro, trayendo más hielo desde el interior de la capa hasta el océano. El glaciar pierde cada año, 45.000 millones de toneladas de hielo. Desde el 2009, ya se han producido dos desprendimientos masivos de este glaciar. Uno en el 2013 y otro en el 2015. Es además responsable de una cuarta parte del deshielo total de la Antártida.

¿Qué se puede esperar de todo este deshielo?

Desde hace meses los investigadores ya avisaron del riesgo de un desprendimiento como el ocurrido. El deshielo del glaciar podría inundar las costas alrededor del mundo. Teniendo en cuenta que el Polo Sur, el Antártico, contiene el 90% del hielo en el mundo, además del 70% del “agua fresca” de la Tierra, se calcula que su completo deshielo haría aumentar en 61 metros el nivel del mar. Sobra decir, que eso sería una catástrofe.

No puede ocurrir de la noche a la mañana. El deshielo, está siendo paulatino per continuo, no se detiene. Al largo del año, en la época fría se hiela, y en la época cálida se deshiela. El problema es, que se deshiela más que el hielo que produce, y no para de ir a más, dejándonos acontecimientos como la noticia que nos ocupa. El caso es que el calentamiento global, está afectando de forma directa, y aunque la temperatura media del antártico es de -37ºC, el deshielo no sólo es paulatino, cada vez es más progresivo.

Más allá de la implicación que esto pueda tener en el aumento del nivel del mar, la cosa no acaba aquí. Modificaría las corrientes de agua oceánicas, afectando a lo que se conoce como “el cinturón transportador oceánico”.

El cinturón transportador oceánico en riesgo

Este gran cinturón, es una gran corriente de las aguas de los océanos que ejerce una redistribución de las temperaturas. El agua fría va hacia el ecuador, donde se calienta. A más temperatura, menos peso tiene y más alta corre el agua en esta corriente. A menor temperatura, más baja viaja. Este cambio de temperaturas además contribuye a la vida en los océanos, y que ciertas zonas terrestres puedan gozar de ciertos climas.

Con el deshielo total de los polos, el cinturón transportador oceánico desaparecería. Las corrientes se verían afectadas, e incluso los vientos. Una de las primeras consecuencias que se producirían en caso que se detuviera, sería ver como mueren los corales. La importancia que tienen en grandes ecosistemas marinos produciría un impacto devastador para la vida. Sería el resultado del efecto dominó, debido a que los corales son la base de la vida para muchos otros organismos, y de incluso de simbiosis con otros organismos. El margen que tienen de adaptabilidad a los cambios de temperatura es muy reducido. Por lo que su hábitat siempre oscila entre una temperatura del agua de como mínimo 20ºC y de 30ºC como máximo.

deshielo provocado por el cambio climático y el aumento de las temperaturas globales

No sería la primera vez que ocurre, y es aquí dónde se abren muchos debates acerca de sí es efecto del calentamiento global provocado por el hombre, o del propio ciclo del planeta. La última vez de la que se tienen registros de éste fenómeno fue de hace 13.000 años. Al final, puede que sea el propio ciclo del planeta y que el ser humano lo haya acelerado dejando su huella. De todos modos, algo que se sabe, es que el ser humano está afectando a todo el globo. Cada vez hay menos discusiones ante tantas evidencias.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *