Ecuador ha perdido el 54% de sus glaciares desde 1980

A causa del calentamiento global se están derritiendo los glaciares de todo el mundo. En la actualidad, la cobertura glaciar del Ecuador se ha reducido en un 54% desde 1980, pasando de 92 km cuadrados a los 43 kilómetros cuadrados actuales.

Una investigación realizada por el ecuatoriano Bolívar Cáceres en Quito en el marco de la reunión de expertos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) revela unos datos impresionantes sobre el derretimiento de los glaciares. ¿Quieres saber más sobre ello?

Reducción de la cobertura glaciar

El balance glaciar en el Ecuador se mide de la siguiente forma. Se tienen 7 coberturas glaciares colocadas sobre volcanes. Esto implica que existen 110 lenguas glaciares. El cambio climático tiene efectos más negativos en distintos lugares de la Tierra, es decir, no afecta en todos los lugares por igual.

En el Ecuador, los signos del paso del cambio climático son más que evidentes cuando se está viendo que este área en los años 80 se contaba con 92 kilómetros cuadrados de glaciar, mientras que en la actualidad tan sólo es de 43 kilómetros cuadrados.

“Hemos tenido una pérdida aproximadamente del 54 por ciento de la cobertura glaciar en un período de 60 años. Es un indicador claro y conciso de cómo responden los glaciares al cambio climático”, ha afirmado aunque otorga un margen a su reducción al proceso natural geológico que experimentan los glaciares de montaña, que “la actividad humana ha acelerado”.

Reunión del IPCC

Ante la situación del inminente derretimiento de los glaciares y su consecuencia sobre el aumento del nivel del mar a escala global, los expertos del IPCC de más de 30 países de todo el mundo se han reunido en la capital ecuatoriana para compartir los estudios e investigaciones que se hayan realizado sobre océanos y la criósfera, como indicadores de cambio climático.

El encuentro albergó a 125 científicos del IPCC y los participantes han estado presentando sus investigaciones a lo largo de la semana sobre océanos y criósfera. La criósfera es la parte de la superficie terrestre donde el agua se encuentra en estado sólido como el hielo del mar o glaciares, y que son ecosistemas esenciales para el análisis climático y de los cuales depende la humanidad.

El asunto de océanos y criósfera se ha convertido en algo fundamental para numerosas investigaciones en todo el mundo, gracias a que reflejan de manera evidente cómo está afectando de una forma negativa el cambio climático.

Se espera que el informe se publique en abril de este año y servirá para que los Gobiernos tomen decisiones a la hora de crear políticas con un fundamento científico que ayude a optimizar los recursos afrontando las situaciones planteadas por el cambio climático.

Avance acelerado del calentamiento global

La estadounidense Ko Barret, administradora adjunta para Investigación de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y durante quince años miembro activo del IPCC de la que fue vicepresidenta, ha afirmado que el calentamiento global es algo evidente y que a estas alturas es inútil negarlo.

“Por supuesto que hay calentamiento, todos los estudios de la serie de los últimos treinta años reflejan una progresión de calentamiento gradual de toda la Tierra”, sostiene ante algunos científicos que hablan de que hay zonas donde se da el fenómeno contrario.

Los asuntos abordados por los científicos sobre calentamiento global intentan abarcar lo máximo posible, desde lo más alto de las montañas glaciares hasta las profundidades del océano.

Algunas de las regiones más vulnerables al cambio climático, como lo son algunas zonas del Ártico y las zonas de alta montaña deben ser estudiadas más profundamente, puesto que la reducción de los glaciares podría convertirse en todo un problema ante el incremento del nivel del mar a escala global. Estas son las regiones de todo el mundo que realmente están sufriendo un cambio evidente que modifica todos los escenarios vistos hasta hace sólo 50 años.

Como podéis ver, los glaciares de Ecuador se están derritiendo a un ritmo acelerado y esto traerá consecuencias graves en un futuro próximo.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:

Estaciones meteorológicas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *