¿Cómo funciona un termómetro de mercurio?

como funciona un termometro de mercurio

Desde hace bastante tiempo y, aún hoy día, existen los termómetros de mercurio. En casi todas las casas había un termómetro de mercurio disponible. Con el tiempo se han ido dejando de usar dado que se ha descubierto que puede ser muy peligroso si se llega a romper. Son muchas las personas que no saben bien cómo funciona un termómetro de mercurio. Esta es una de las razones por las que también se ha prohibido ya que no compensa a causa de su peligrosidad y su riesgo al usarlo.

Por ello, en este artículo vamos a enseñarte cómo funciona un termómetro de mercurio.

Características principales de los termómetros de mercurio

Se trata de un instrumento de medida de la temperatura que consiste en un bulbo del que se extiende un tubo más delgado compuesto de vidrio. En el interior del bulbo se encuentra el metal mercurio. Se ha escogido este metal en concreto ya que su volumen se va modificando dependiendo de la temperatura. El instrumento tiene unos números que marcan los valores de temperatura. Dependiendo de estos valores el volumen irá ascendiendo o descendiendo. Este metal se utilizó para poder tener una mayor facilidad a la hora de cambiar su volumen y expresar mejor los datos.

Dada su facilidad y su eficacia a la hora de medir las temperaturas se convirtió en una herramienta muy extendida en todo el mundo. El precio de un termómetro de mercurio era bastante asequible por toda la población. La ciencia que estudia la temperatura conocida como termología pudo avanzada tremendamente gracias al termómetro de mercurio. El rango de temperaturas que pueda albergar es bastante grande.

Cómo funciona un termómetro de mercurio

usar el termometro

Una vez sabemos lo que es este tipo de herramientas vamos a ver cómo funciona paso a paso. Los termómetros de mercurio cuentan con números que indican los valores de temperatura. Estos números se miden mediante una línea muy delgada que está dibujado en el centro. Esta línea es la que se encarga de indicar el valor de la temperatura que se está midiendo. Si queremos utilizarlo para conocer la temperatura corporal, lo más normal es colocar el bulbo debajo de la lengua, en el recto o en la axila. De esta forma, podemos comprobar si hay fiebre llegando a medir la temperatura corporal.

Vamos a ver paso a paso cómo funciona un termómetro de mercurio:

  • Limpieza del bulbo: lo primero de todo es limpiar el bulbo por la parte metálica del termómetro con un algodón que este impregnado en alcohol antiséptico. De esta forma, podemos desinfectar la parte que va a entrar en contacto en su mayoría con nuestro cuerpo.
  • Activamos de forma enérgica termómetro de mercurio: Para ello, lo debemos utilizar por el lado opuesto al bulbo. Gracias a este movimiento podemos hacer que cualquier residuo de mercurio que haya quedado se baje y garanticemos que la temperatura indicada sea la correcta.
  • Colocamos el termómetro en la axila: el bulbo debe estar justo en el centro de la axila para poder medir bien los valores de temperatura. A continuación, dejamos el brazo en el regazo sin mover lo mientras dejamos que la temperatura para subir el mercurio y comprobar si tienes fiebre.
  • Esperamos unos cinco minutos: más o menos es el tiempo que tarda el mercurio en subir e indicar la temperatura corporal. Es importante cronometrar bien el tiempo que estamos con el termómetro puesto, ya que así evitaremos retirarlo antes de tiempo.
  • Agítalo de nuevo: para volver a bajar el mercurio debemos agitar de nuevo el termómetro. Por último, lo ideal es guardarlo bien en su funda para que no se rompa. Sabemos que el metal mercurio es un tóxico y el cristal es bastante frágil. También es interesante desinfectarlo de nuevo con alcohol antes de guardarlo.

Cómo leer un termómetro de mercurio

como usar el termometro de mercurio

No sólo hay que conocer cómo funciona un termómetro de mercurio, sino saber a interpretar los datos. Para ello, hay que aprender a leer lo de forma correcta. Después de esperar los cinco minutos para que llegue a subir la temperatura, retiramos el termómetro y observamos la línea del centro. Es esta línea la que nos ayuda a indicar la temperatura corporal. Dependiendo del valor que tengan, sabemos si tenemos o no fiebre.

Es importante mover termómetro con suavidad dado que si no se ve la línea del mercurio con claridad hay que moverlo. Si la línea supera los 37 grados sabemos que tenemos fiebre. Si lo pasa tan solo unas décimas no hay que preocuparse. Si la temperatura está cercana a los 40 grados, lo más recomendable es volver a medir la temperatura o acudir de inmediato al médico.

Cómo funcionan termómetro de mercurio: qué hacer si se rompe

Uno de los aspectos fundamentales es conocer qué debemos hacer cuando un termómetro de mercurio se nos rompa. Si por cualquier accidente se nos resbala de la mano y cae al suelo, llegándose a romper el cristal, debemos tener un protocolo de actuación. Lo ideal es ventilar todo el ambiente lo más que se pueda para evitar respirar los vapores tóxicos. Este metal es tóxico si se respira y puede llegar a provocar daños cerebrales, problemas de la piel, en el estómago, etc.

Antes de pasar a recoger las pequeñas bolas de mercurio que se forman cuando el termómetro se rompe, debemos colocarnos mascarillas y guantes para protegernos de no respirar los vapores. Además, cualquier contacto con la piel puede llegar a generar problemas peores. Por ello, lo ideal es recoger y revisar bien que todas las perlas del mercurio se hayan recogido.

No es para nada recomendable tirar el resto del mercurio por el retrete, ya que llega a contaminar más de 1000 litros de agua de forma innecesaria.

Alternativas a estos termómetros

alternativas al termometro de mercurio

Existen algunas alternativas más interesantes al termómetro de mercurio, ya que éste no se puede comercializar hoy día. Vamos a ver cuáles son las principales variedades:

  • Termómetro digital: es aquel que se utiliza con las mismas pautas que un termómetro de mercurio.
  • Termómetro infrarrojos: hace una lectura de la temperatura través de los rayos que emite la piel. Son inocuos para la salud.
  • Termómetros de bebé: son termómetros de tipo chupete que podemos utilizar para saber si nuestros niños tienen fiebre.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo funciona un termómetro de mercurio.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.