Colapso de la corriente del Golfo

flora y fauna posible daño

La Corriente Atlántica, una enorme «cinta transportadora» oceánica que transporta agua cálida desde los trópicos hasta el Atlántico Norte, se está desacelerando y al borde del colapso, lo que cambiará las temperaturas en Europa. Los científicos han estado advirtiendo sobre esto durante años. Investigaciones recientes no solo han confirmado la pérdida de energía en esta corriente, sino que también prevén una parada repentina en un futuro no muy lejano. El cierre tendrá repercusiones en toda Europa, lo que provocará una sequía prolongada y sumergirá a gran parte del continente en un invierno perpetuamente frío. Los científicos hablan del colapso de la corriente del Golfo como una consecuencia negativa para el medioambiente a nivel global.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que necesita saber sobre el colapso de la corriente del Golfo.

Corriente Atlántica

colapso de la corriente del golfo crisis climatica

Un físico atmosférico de la Universidad Complutense de Madrid dijo: “Una vez que esto suceda, cesará el movimiento de aguas tropicales cálidas hacia la región del Atlántico Norte, se convertirán en aguas más frías y tendrán un impacto en el clima de la región. Según el estudio, publicado en la revista Nature, el comportamiento de esta «cinta transportadora» de agua -conocida como Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico -AMOC– ha dado suficientes señales de que está al borde de un «colapso inminente».

La circulación termohalina (THC) es uno de los componentes más importantes de la circulación oceánica a escala global. Básicamente, es uno de los determinantes del clima global debido a su importante participación en el flujo de calor neto global. El AMOC, ubicado dentro de esta cinta transportadora, regula la temperatura en el Atlántico sur. “Gracias a ella, Madrid tiene un clima más cálido que Nueva York, aunque se encuentren en una latitud similar”, apunta el físico atmosférico.

Su funcionamiento se caracteriza por una corriente de agua cálida y salada que atraviesa el océano Atlántico superior, mientras que otra corriente transporta hacia el sur aguas más frías y profundas, que luego formarán parte de la circulación termohalina.

Sin embargo, el motor que impulsa esta corriente atlántica se ha quedado sin fuerza durante la última década, y se cree que el cambio climático en sí mismo es la causa. “No está claro, pero muchas teorías apuntan al derretimiento de Groenlandia como la razón principal de esta desaceleración”, dijo González, porque es el hielo en las partes más frías de Europa lo que permite que funcionen las corrientes atlánticas.

Esto está en consonancia con el aumento de la densidad de las aguas superficiales causado por la profundización del cambio climático, lo que lleva al sistema un paso más cerca del colapso total.

Estudio sobre el colapso de la corriente del Golfo

funcionamiento de la circulacion termohalina

El estudio no especificó cuándo podría ocurrir el fenómeno, pero no descarta que suceda en las próximas décadas, posiblemente incluso antes de que finalice el siglo. «Esto tendría efectos catastróficos en Europa y el mundo en su conjunto», ya que de repente «alteraría por completo el clima», concluyeron los investigadores.

De hecho, esta situación particular se considera un «punto de inflexión del sistema climático», lo que significa que una vez que ocurra, el clima de la región nunca volverá a ser el mismo.

Consecuencias del colapso de la corriente del Golfo

colapso de la corriente del golfo

La lista compilada por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) contiene nueve puntos de inflexión climáticos que se ven gravemente afectados o corren un grave riesgo de desaparecer. Los nueve elementos son el hielo marino del Ártico, la capa de hielo de Groenlandia, el bosque boreal, el permafrost, el sistema de corrientes del Atlántico, la selva amazónica, los corales de aguas cálidas y las capas de hielo del Océano Austral en la Antártida occidental y el este de Asia. Todos estos puntos de inflexión están interconectados, por lo que lo que afecta a una persona afecta a otra.

“Esta situación puede ser peor que el calentamiento, ya que sus efectos se notan gradualmente, pero, sin embargo, este es un cambio fundamental que todavía tendrá efectos no deseados”, insiste. Los posibles impactos incluyen precipitaciones reducidas, capa de nieve más densa en más partes de Europa, problemas agrícolas o una mayor probabilidad de eventos como ciclones más fuertes.

Lo que sucede, como advierte González Alemán, es que si bien estos efectos parecen ir en contra del cambio climático y hasta cierto punto lo equilibran, es probable que no sea así.

“En algunos lugares puede equilibrar los dos fenómenos, en otros puede reducir los efectos del cambio climático y en otros puede potenciar los efectos del cambio climático”, insisten los investigadores, que subrayan que la única consecuencia de tal colapso es que el futuro es «mucho más complicado». “No sabemos todos los efectos que podría tener, y podría tener eventos impredecibles”, dijo.

Efecto directo sobre el Atlántico

La investigación muestra que nos estamos acercando a un umbral crítico más allá del cual el sistema circulatorio puede colapsar. Este trabajo muestra que varios factores aumentan el efecto directo del calentamiento del Atlántico sobre su circulación.

Estos incluyen entradas de agua dulce del derretimiento de las capas de hielo de Groenlandia, el derretimiento del hielo marino, el aumento de las precipitaciones y el agua de los ríos. El agua dulce reduce la tendencia del agua del Atlántico Norte a hundirse más profundamente desde la superficie, uno de los motores de la turbulencia.

La circulación meridional del Atlántico es una corriente oceánica importante que regula el clima de la Tierra porque transporta agua caliente desde la superficie en latitudes altas, calienta el aire, se hunde y regresa al ecuador. Por ejemplo, es responsable de España, que disfruta de un clima mucho más suave en comparación con el resto del planeta en nuestra misma latitud.

Si el Ártico se calienta, Europa se enfriará porque cuando llega mucha agua fría y menos salada al Atlántico, se corta el flujo de agua cálida de América Central a Europa, lo que hará que las temperaturas globales bajen en Europa occidental, por lo que la temperatura se moverá a un nivel similar al registrado en América del Norte en la misma latitud.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los efectos del colapso de la corriente del Golfo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)