El cambio climático aumenta la transmisión de enfermedades

Debido a que uno de los efectos principales del cambio climático es el aumento de las temperaturas medias del planeta, esto favorece a la distribución de especies contagiosas por más lugares de todo el mundo.

¿Quieres saber cómo el cambio climático hace extender las enfermedades contagiosas?

Efectos del cambio climático

El cambio climático hace aumentar las temperaturas de todo el planeta. Por ello, hay zonas cuyas temperaturas antes eran más bajas y no existían condiciones idóneas para que habitaran las especies que contagian enfermedades, como los mosquitos africanos y, por lo tanto, no había peligro. Sin embargo, con el aumento de las temperaturas, existen zonas que permiten que los mosquitos estén en ellas y puedan contagiar las enfermedades.

Las enfermedades que son más propensas a contagiarse son aquellas que afectan a los sistemas respiratorios, por los cambios que se ocasionan en el sistema inmunitario.

El aumento de la temperatura global determina cada vez más el comportamiento de fenómenos atmosféricos que provocan cambios en la fisiología del cuerpo y hace que las personas que tengan afecciones pulmonares crónicas sean más susceptibles de adquirir enfermedades.

Los más afectados suelen padecer de asma, enfisema pulmonar o la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Enfermedades infecciosas que se extienden

Dado que la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera está aumentando, los pulmones son más susceptibles a ser dañados. Esto provoca una mayor reactividad del órgano ante las enfermedades y se aumenta el contagio de algunas de ellas como la que es causada por el virus de la influenza.

Por ello, el cambio climático hace más vulnerable a aquellas personas que son huéspedes más susceptibles.

Cuando ocurren fuertes lluvias, huracanes, cambios bruscos del clima o un calor excesivo, se hacen más fáciles la transmisión de ciertas enfermedades provocadas por virus, bacterias y parásitos. Todas estas consecuencias son derivadas del calentamiento global.

No solo las personas que son más vulnerables tienen más facilidad para contagiarse, sino que todas aquellas personas que son sanas, también se verán afectadas, puesto que el sistema inmunitario será atacado por las condiciones que les rodean y que están cambiando continuamente.

Cuando esto ocurre y nuestro entorno cambia, surgen algunas variaciones en los hábitos que conforman nuestro modo de vida. Para tener una idea, en lugares donde apenas llueve ahora hay fuertes lluvias torrenciales y temperaturas más extremas. Esto hace que las personas pasen más tiempo en casa o en lugares cerrados, permanecer con más gente, no comer adecuadamente o llegar a deprimirse.

Funcionamiento de las enfermedades

Estas circunstancias que atacan al sistema inmunitario influyen en su funcionamiento y hace que recrees situaciones más frecuentes donde haya contacto con personas portadoras de virus. Por ello, las enfermedades se pueden esparcir más rápido.

En resumen, cambiar las formas de vida de las personas hace que sea más fácil que se transmitan los virus.

Además de virus que afectan al sistema respiratorio, las “enfermedades transmitidas por vectores”, es decir, transportadas por organismos vivos como mosquitos, ven alterada su capacidad contagiosa. Los virus del dengue, el zika o el chikunguña son transmitidos por mosquitos y estos, como organismos vivos, también cambian su zona de actividad, obligados a migrar por los cambios de humedad y temperatura.

El cambio climático no solo altera el modo de vida de las personas, sino que también lo hace en la flora y fauna. Los mosquitos han aumentado su población dado que han podido ampliar su área de distribución. En lugares donde antes no había mosquitos, ahora está plagado de ellos y son perfectas vías de transmisión de enfermedades.

Las bacterias que más se transmiten son aquellas no causan daño pulmonar pero que igualmente afecta de otras formas como la leptospirosis. Esta enfermedad ocurre en aquellas personas que tiene contacto frecuente con animales contaminados. Los organismos infecciosos se resguardan en la orina de ratas, perros y gatos y en las plantas que están contaminadas con la orina.

Como veis, el cambio climático también afecta a la transmisión de enfermedades.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:

Estaciones meteorológicas


Categorías

Cambio Climático

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.