Al-Khwarizmi

Uno de los hombres que han aportado en gran parte a la ciencia es un musulmán llamado Mohammed Ibn Musa abu Djafar Al-Khwarizmi. Este hombre fue matemático, astrónomo y geógrafo y nació, probablemente, en la ciudad persa de Khwarizm. Esta ciudad está situada en al sudeste del mar de Aral y había sido conquistada 70 años antes de que naciera por los árabes. El nombre de Al-Khwarizmi significa Hijo de Moisés.

En este artículo vamos a contarte todas las hazañas y descubrimientos de Al-Khwarizmi así como su biografía.

Biografía

Nació en el año 780. En el año 820 fue llamado a Bagdad (lo que hoy conocemos como Irak) por el califa abasida Al Mamun. Este hombre era conocido por todos gracias a las “Mil y una noches”. La Casa de la Sabiduría fue construida para poder enriquecer la ciencia y fueron creadas también otras academias destinadas a la ciencia. Algunas de las obras filosóficas más importantes se tradujeron al árabe. Estas academias también contaban con observatorios astronómicos.

Todo este ambiente científico y multicultural sirvió para que el aprendizaje de Al-Khwarizmi fuera mucho más productivo. Al final se decidió por dedicar todos sus tratados al álgebra y la astronomía. Estas decisiones tuvieron importantes consecuencias a nivel del futuro desarrollo de la ciencia en Europa, principalmente a través de España.

Realizó viajes por Afganistán, el sur de Rusia y Bizancio. Para muchas personas, fue considerado el mejor matemático de su época. Y es que las matemáticas son un invento desarrollado por el ser humano. Por ello, aunque para todo el mundo les sea difícil, no puede ser más difícil que el entendimiento humano, dado que está creada por nosotros. Con esa filosofía, Al-Khwarizmi fue capaz de trabajar en las matemáticas con gran destreza.

Murió en Bagdad sobre el año 850. Fue recordado como uno de los mejores matemáticos de toda la historia.

Obras de Al-Khwarizmi

Realizó 10 obras y son casi todas conocidas tanto de forma indirecta como por traducciones que se hicieron más tarde al latín. De algunas de sus obras tan sólo se conoce el título y el resto que fueron traducidas fueron hechas en Toledo. Este científico estuvo dedicado a recopilar todo el conocimiento necesario de los griegos e hindúes. Principalmente se dedicaba a las matemáticas, pero también se volcaba en la astronomía, geografía, historia e incluso la astrología.

Hay que pensar que en estas época la ciencia no estaba tan desarrollada. Una persona podía dedicarle mucho tiempo a varias materias y poder avanzar en ellas. Esto se debe a que no había demasiada información ni especialización. Esta es la razón por la que una persona podía ser perfectamente multicultural y experto en varias materias. Hoy día hay muchísima información de cada materia. Puedes dedicarle tiempo a una u otra materia. Pero si realmente quieres ser experto en alguna, no puedes centrarte en varias a la vez, pues no tendrías tiempo para saber todo sobre ella. Más que nada, porque a diario salen nuevos estudios y descubrimientos y hay que estar continuamente actualizándose.

Su trabajo más conocido de todos y el más usado fueron las Tablas Astronómicas. Estas tablas estaban basadas en conocimientos que habían adquirido los hindúes y que lo habían plasmado ahí. Estas tablas incluyen algoritmos que sirve para calcular fechas y algunas funciones trigonométricas como es el seno y la cotangente.

De su aritmética tan sólo se conserva la versión latina del siglo XII. En esta obra se describe con gran detalle todo el sistema hindú de la enumeración posicional en base 10. Gracias a este sistema de cálculo se puede saber muchas más maneras de realizar cálculo para alcanzar diferentes objetivos. Se sabe también que había un método que servía para hallar raíces cuadradas, aunque no aparece en esta conservación latina.

Tratado de álgebra

Sus descubrimientos en las matemáticas fueron imprescindibles para poder introducir los sistemas de enumeración en el mundo árabe y, posteriormente, en toda Europa. Estos sistemas nos han llegado a través de los árabes y lo deberíamos llamar indo-arábigo, porque ellos se basaron en el conocimiento de los hindúes. Este sistema es el primero que comenzó a emplear el cero como una cifra más.

Su tratado de álgebra es una introducción compacta al cálculo. En este tratado se puede observar cómo se emplean ciertas reglas para poder completar las ecuaciones. También se necesitan reducir para hacerlas más sencillas y poder resolverlas. Aunque las matemáticas son complejas, no deja de ser una ciencia donde se intenta siempre buscar el camino más sencillo. Las fórmulas suelen reducirse lo máximo posible para que puedan garantizar datos de calidad con alta precisión pero sin tener que hacer demasiados cálculos.

En su tratado de álgebra, además se ayudó a sistematizar todas las resoluciones de las ecuaciones cuadráticas. Estas ecuaciones aparecen también en la geometría, en cálculos comerciales y herencias, por lo que tuvo gran utilidad para la época. El libro más antiguo de Al-Khwarizmi fue conocido por el título de Kitab al-jabr wa’l-muqabala y es el que da origen y significado a la palabra álgebra.

Estos términos fueron nombrados para entender los términos que se utilizaban en los coeficientes negativos y positivos de todos los cálculos conocidos. Traducido al castellano, el título de la obra se podría decir como “El libro de restaurar e igualar” o “El arte de resolver ecuaciones”.

Tratado de astronomía y obra en geografía

Por otro lado, Al-Khwarizmi también realizó un tratado sobre Astronomía. Se conservan las dos versiones latinas solamente. En este tratado se podían visualizar estudios de calendarios y posiciones reales del Sol, la luna y los planetas. Las tablas de senos y tangentes estaban aplicadas a la astronomía esférica. También nos podemos encontrar en este tratado tablas astrológicas, cálculos de paralaje y eclipses y visibilidad de la luna.

También se dedicó en parte a la geografía, donde realizó una obra llamada Kitab Surat-al-Ard. En esta obra se puede ver cómo corrige a Ptolomeo en todo lo referente a África y Oriente. Realizó una lista con las latitudes y las longitudes de las ciudades, montañas, ríos, islas, diferentes regiones geográficas e incluso de los mares. Estos datos fueron utilizados como base para crear un mapa del mundo que entonces se conocía.

Como puede ver, Al-Khwarizmi realizó importantes aportes en el mundo de la ciencia y, a día de hoy, son muchas las aplicaciones que tenemos en las matemáticas gracias a él.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.