Refranes de abril

Campo con flores

Abril. El mes de la explosión de la primavera. Las flores hacen su aparición, los árboles se cubren de hojas, y poco a poco se va dejando atrás el frío y la nieve. Los pájaros cantan alegremente mientras los insectos reanudan sus tareas bajo un cielo que, a veces, puede ser muy traicionero.

Así como el sol sale por el horizonte todas las mañanas, las nubes pueden cubrirlo en cuestión de minutos haciendo que la temperatura descienda. Pero, ¿qué nos dicen los refranes de abril sobre el clima?

¿Cómo es abril en España?

Almendros en flor en La Quinta de Los Molinos (Madrid)

Almendros en flor en La Quinta de Los Molinos (Madrid)

El abril español tiene una temperatura media de 13 grados centígrados. En el norte peninsular y en las montañas más altas suelen producirse heladas de hasta -8ºC, mientras que en el resto el mercurio suele situarse por encima de los 20ºC, especialmente en la región mediterránea.

Si hablamos de las precipitaciones, la precipitación media es de 92mm, concentrándose sobretodo en la mitad noroeste peninsular. En las Islas Canarias suele ser un mes más bien seco, así como en el mediterráneo.

Refranes de abril

Buganvilla en flor

  • La llegada de abril, es primavera; la savia y la sangre altera: es la época en la que la vida resurge. La actividad normal de los campos y de los bosques regresa. Es también la época de celo de muchos animales.
  • En abril, cortas un cardo y te crecen mil: con el aumento de la temperatura y de las horas de luz solar, las hierbas crecen a un ritmo impresionante, hasta el punto de que aunque las cortes, en poco tiempo volverán a salir, no una, sino bastantes más.
  • En abril, sólo poda el ruin: cuando los vegetales salen de la hibernación, sube la savia, por lo que si se podan ahora el riesgo de perderlos es muy, muy alto, ya que con cada herida perderían mucha savia.
  • Por San Marcos, en el suelo habrá charcos: el día del Santo es el 25 de abril, día en el que las lluvias suelen ser habituales.
  • El invierno no ha pasado hasta que abril no haya acabado: es cierto. Como comentábamos antes, abril es un mes traicionero. Por lo que es recomendable no guardar toda la ropa de abrigo hasta que no llegue mayo, por si acaso.
  • En abril la helada, sigue a la granizada: cuando entra un frente frío la atmósfera se inestabiliza y se forman nubes de gran desarrollo vertical que provocan el granizo; después, el aire se estabiliza y baja la temperatura, quedando el cielo sin nubes, que es cuando surge la helada. Para evitar pérdidas en el huerto, es recomendable estar atentos a las previsiones meteorológicas para poder proteger las plantas en caso de que se vayan a producir granizadas.
  • Abril abrilero, o el pastor pide ayuda al barquero o las ranas mueren en el sequero: este mes puede ser o muy lluvioso o muy seco. No suele haber punto medio.
  • Abril lluvioso hace a mayo hermoso: y es verdad. Si llueve en este mes es seguro que mayo será muy bonito, ya que las plantas podrán crecer mucho mejor, de modo que el campo y los jardines se verán espectaculares.
  • Abril, si bueno al principio, malo al final: los agricultores temen que si empezamos el cuarto mes del año con buen pie, lo terminemos mal. Y es que eso es precisamente lo que puede ocurrir: tenemos 10 o 15 días muy buenos o muy malos, y los otros lo contrario.
  • Si truena en abril, prepara la capa y échate a dormir: y si te gusta el sonido de las tormenta, es probable que duermas aún mejor ese día; o que prefieras asomarte por la ventana para verlo. Aunque, eso sí, no te olvides del abrigo pues hará frío.
  • Abril tronado, viene buen verano: si hay tormentas durante el mes de abril, tendremos un verano más fácil de llevar.
  • Abril sonriente, mata de frío a la gente: puede que el cielo esté despejado, pero el viento que sopla a veces es frío. Por lo que durante este mes podremos disfrutar algunos días de buen tiempo y temperaturas agradables, pero si llega un momento en el que pensamos que ya no va a hacer más frío, no debemos de confiarnos.
  • Abril abrilero, cada día dos aguaceros: no hay término medio. O sequía, o lluvias torrenciales. En algunas partes del país puede llover de manera intensa cada poco tiempo.
  • En abril los espárragos para mí, en mayo para mi caballo: si eres de los que disfruta yendo a recoger espárragos aprovecha en marzo-abril, pues en mayo estarán tan duros que no se podrán comer.
  • En abril aguas mil: es uno de los refranes más conocidos. En algunas partes del país las lluvias son frecuentes; lamentablemente, en otras son prácticamente inexistentes.
  • Abril, abriloso y sus aguas sacan de la cueva al oso: con la llegada de las lluvias, el oso sale de su cueva para alimentarse después de haber pasado un invierno en reposo.

Arcoiris en Lugo

¿Conoces otros refranes de abril?

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Escribe un comentario