Si las temperaturas suben… ¿Por qué no enfriar el planeta?

planeta helado edad de hielo

La idea puede parecer de locos, y aunque los llaman inconscientes, ellos están seguros de que la ciencia y la tecnología pueden hacer posible un enfriamiento del planeta. No es un grupo local de personas, ni unos alocados que han recogido firmas. Estamos hablando de algunos visionarios, de una nueva ciencia llamada geoingeniería. Este grupo de ingenieros postula lo siguiente. ¿La acción del hombre está calentando al planeta, no? Pues aprovechemos la acción del hombre para enfriarlo.

A lo largo de éstas ideas, les han acompañado detractores por el efecto y las consecuencias que pueden tener. Diferencian de que una cosa es haber modificado el clima de forma involuntaria e inconsciente y otra es la de modificarlo de forma intencionada. Por otro lado los defensores, ven claramente cómo se requiere de una rápida intervención. Muchos estudios indican que si la acción del hombre no cesa, las temperaturas subirán demasiado. A su vez, hay estudios que indican que aunque hubiese un cese total de la actividad humana, el calentamiento, aunque más leve, seguirá. De dar con una solución inmediata, nace esta iniciativa.

La geoingeniería

Se trata de la reciente ciencia que se encarga de hacer estos planteamientos y de proponer soluciones. Cómo hemos comentado, hay una fama que gira entorno a ella que no es precisamente bien recibida. Para hacernos una idea, basta con imaginar unos cuántos cambios. Si una zona está siendo azotada por la sequía, ríos menos caudalosos, o pantanos vacíos o prácticamente secos… ¿Qué hay de malo en desear que llueva? Hay mares que se han secado por completo. Las consecuencias de éstos fenómenos son terribles. ¿Realmente es el remedio peor a la enfermedad? Y se abre el debate.

En la escocesa Universidad de Edimburgo, el geoingeniero Stephen Salter, está liderando uno de los proyectos más ambiciosos de geoingeniería. La idea es muy simple. Lanzar a la troposfera gránulos de vapor de agua con altas concentraciones de sal. Luego, unos grandes buques transatlánticos llevarían a bordo unas enormes chimeneas que harían la función de aspersores de éstas gotas de agua y sal vaporizadas. Una vez llegaran a la troposfera, éstas gotas formarían parte de las nubes y aumentarían el grado de refracción de los gases atmosféricos. Eso provocaría que llegara menos radiación solar a la Tierra. Finalmente, esas gotas servirían como núcleos de condensación de los gases de las nubes favoreciendo las precipitaciones.

¿Quién la inventó?

paul crutzen

Paul Crutzen, premio nobel de química en 1995, por sus investigaciones sobre el efecto del ozono en la atmósfera. Es a su vez, uno de los científicos que más ha contribuido en la defensa del medioambiente. Él mismo explicó el modo en el que las moléculas de clorofluorocarbono (CFC) inciden en el adelgazamiento de la capa de ozono.

Paul Crutzen, bajo la premisa de que también el hombre tiene la capacidad de enfriar el planeta, se fijó en el enfriamiento repentino que se origina tras las erupciones volcánicas. Los mecanismos en los que trabaja tratan de inyecciones masivas de azufre a la atmósfera para provocar los efectos propios de los volcanes.

Scopex. El nuevo proyecto de ingeniería para el próximo 2018

nubes atardecer

Ahora mirando hacia la prestigiosa Universidad de Harvard. Uno de los próximos proyectos que quieren poner en marcha para el próximo año, en el desierto de Tucson, Arizona, contempla literalmente la idea de enfriar el planeta.

El proyecto es el siguiente. Unos globos aerostáticos cargados con agua helada de carbonato cálcico y dióxido de azufre, ascenderían a 20 kilómetros de altura y lanzarían aerosoles con éstas sustancias. Una vez liberadas, provocarían la dispersión de los rayos solares, actuando como una especie de parasol que al frenar los rayos solares, sirvieran para enfriar el planeta. Scopex, es el primer ensayo real de lo que es la siembra de nubes. De ésta manera, pretende compensar el calentamiento global con un enfriamiento.

Hay un consenso sobre el calentamiento global. Los defensores de la geoingeniería se defienden aludiendo a que, quizás muchos ahora aún no la comprendan, pero que el futuro es inevitable. Y al final todos la abrazarán dicen.

La controversia esta servida. ¿Se ha ido demasiado lejos? ¿Cualquier medio justifica el fin? ¿Es inofensivo o tendrá consecuencias?

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Categorías

Divulgación

Claudi Casals

Crecí en el campo, aprendiendo de todo lo que me rodeaba, creando una simbiosis innata entre la experiencia y esa conexión con la naturaleza. A... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *