Financiar la forestación en África, una medida eficaz para luchar contra el cambio climático

Agricultura en Uganda

Si queremos frenar o al menos no agravar el cambio climático una de las cosas que deberíamos de hacer es dejar de talar árboles. Estas plantas absorben grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2), que es uno de los gases de efecto invernadero más importantes. Pero eso puede resultar una solución inviable, sobretodo teniendo en cuenta que el ser humano, independientemente de donde viva, suele querer evolucionar y tener unas mejores condiciones de vida.

Aún así, un experimento realizado en África y publicado en la revista Science, ha revelado que dar modestas sumas de dinero a los pequeños agricultores puede servir para luchar contra el cambio climático.

En muchos países en desarrollo, como Uganda (África), la reducción de la pobreza y los esfuerzos para preservar el medio ambiente van de la mano, pero a veces tomar las medidas necesarias no les resulta nada fácil. El 70% de los bosques ugandeses están en tierras privadas, muchas de las cuales pertenecen a propietarios pobres que, para poder sobrevivir, tienden a talar árboles para dedicarse a la agricultura.

Por ello, Seema Jayachandran, economista de la Universidad de Northwestern, y Joost de Laat, un experto de la ONG holandesa Porticus, se juntaron con la ONG estadounidense Innovations for Poverty Action para llevar a cabo un experimento que consistía en ofrecer 28 dólares americanos (unos 24 euros) al año por hectárea de bosque a 60 pueblos ugandeses con una única condición: que no deforestasen el bosque durante dos años. Puede parecer muy poco dinero, pero hay que tener en cuenta que los terrenos allí son muy baratos.

Árboles en Uganda

Los resultados fueron esperanzadores. Al cabo de dos años, en los pueblos que no habían entrado en el programa, un 9% de los árboles habían sido talados, pero en los que sí habían recibido incentivos, había entre un 4 y 5% menos. Es decir, seguían deforestando, pero mucho menos.

Esto equivale a 3.000 toneladas de CO2 menos que se emitieron a la atmósfera, lo cual es sin duda muy interesante. Según Annie Duflo, directora de la ONG Innovations por Poverty Action, este experimento servirá para luchar contra el cambio climático, al mismo tiempo que se protegen los hábitats amenazados y se ayuda a los pequeños agricultores.

Puedes leer el estudio aquí.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *