El misterioso espectro de Brocken, el curioso fenómeno óptico

A medida que el Sol se va poniendo, el ángulo que proyecta la luz junto a la superficie tiende a los 180º, a allanarse. Si vemos nuestra propia sombra, podemos ver cómo cada vez se va alargando más, y si la superficie es lo bastante llana y no tenemos obstáculos que impidan nuestra silueta, la sombra puede llegar a alargarse hasta distancias largas. Sobre éste principio y el de que exista niebla se basa el espectro de Brocken, llamado así por el monte Brocken de 1142 metros sobre el nivel del mar en las montañas de Harz, Alemania.

Los montañeros que allí acudían, podían ver en el atardecer, al dejar el Sol a sus espaldas, su larga silueta proyectada en la niebla, que comúnmente se forma. A veces, mirando a lo lejos, los de rayos de Sol forman una aureola de los colores del arco iris. Esa aureola es el espectro de Brocken.

¿Por qué es tan curioso?

Porque el espectro de Brocken sólo lo puede haber aquél que proyecta la sombra. No importa si contigo van otras personas, la aureola sólo puede verla la persona cuya sombra se proyecta. De manera que, si todos se disponen a ver sus sombras, no verás más que su propia aureola de colores y las otras sombras de los compañeros proyectadas en la niebla sin nada más. Otro de los fenómenos que lo acompañan es el de que parece que realmente está recubriendo el cuerpo. Puesto que la sombra se refleja en la niebla, la silueta humana no aparece tumbada, sino de forma difuminada de pie.

El espectro, aún y tener su origen en Brocken, puede verse en otros lugares. En la antigüedad, éste fenómeno fue algo más que un simple efecto óptico. La existencia de halos o auréolas entorno al cuerpo o la cabeza, era cómo una especie de señal divina, de que Dios había elegido a esa persona para un fin especial.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:

Estaciones meteorológicas


Categorías

Divulgación

Crecí en el campo, aprendiendo de todo lo que me rodeaba, creando una simbiosis innata entre la experiencia y esa conexión con la naturaleza. A medida que pasan los años, no puedo dejar de fascinarme por esa conexión que todos llevamos dentro de nosotros hacia el mundo natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.