El sirope de arce podría ser una nueva víctima del cambio climático

Imagen – Viajejet.com

Si te encanta el sirope de arce, conocido también como jarabe de arce, y disfrutas poniéndoselo, por ejemplo, a las tortitas para desayunar… tengo una mala noticia que darte. Bueno, yo no, sino un estudio publicado en la revista Ecology.

Y es que, los árboles de los que se extrae la savia para elaborarlo podrían no ver el nacimiento del nuevo siglo debido al aumento de las temperaturas.

Los arces son árboles caducifolios originarios de las regiones templadas del mundo. Encontramos la gran mayoría de especies en el Viejo Continente, pero también hay muchas en América, como el Acer rubrum. En España tenemos al Acer campestris, el Acer platanoides o el Acer opalus, entre otros. Todos ellos, independientemente de dónde se encuentren, son plantas que gustan de climas templados, con veranos suaves (no más de 30ºC) e inviernos con heladas (por debajo de los 10 grados bajo cero).

Cuando la temperatura media global aumenta, afecta a todos los arces por igual, incluyendo a las especies que se utilizan para elaborar el sirope, ya que pueden morir (y de hecho, lo suelen hacer rápido) cuando las condiciones pasan a ser desfavorables; es decir, cuando la temperatura es más alta de lo que debería y deja de llover con la frecuencia con la que debería de hacerlo.

Esto es algo que han podido comprobar los autores del estudio. En él se pueden ver dos modelos: en el primero, la variación de la temperatura media global es de sólo un grado por encima de la actual y no hay variación en las precipitaciones; en el segundo la variación es de cinco grados más con un descenso del 40% en las lluvias. Los resultados son muy preocupantes: en la primera situación, el crecimiento se ralentizaría bastante, pero es que en la segunda, directamente, no habría crecimiento alguno.

Aunque de momento son sólo eso, modelos matemáticos, son un buen ejemplo de que cómo los efectos del cambio climático nos afectan más de lo que en un principio podríamos llegar a imaginarnos.

Más información, aquí.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *