El lado más romántico de la meteorología

Faro del Ártico

Vyacheslav Korotki sale bajo la luna llena para recoger leña de un faro.

Más allá de los modelos y de las previsiones, hay una parte de la meteorología que engancha. Esa parte seguramente todos la hayamos experimentado alguna vez, pues se trata simplemente de echar la vista al cielo. Con este gesto, poco a poco podemos intuir qué tiempo nos espera ese día, y tomar las medidas oportunas para poder sentirnos cómodos.

Sin embargo, para descubrir todos los secretos que oculta este maravilloso mundo, hay un señor llamado Vyacheslav Korotki que decidió viajar ni más ni menos que al norte: donde la nieve ártica experimenta una y otra vez el lado más romántico de la meteorología. Porque él no es un meteorólogo cualquiera.

Radio de Korotki

Esta es la radio que Korotki usa para transmitir sus datos a otra estación meteorológica, que luego envía a Moscú. Las retransmisiones pueden retrasarse varios días.

Como si pretendiera huir de las ciudades, Korotki es un hombre que ama la soledad. Con sesenta y tres años, ha estado viviendo en barcos rusos y, ahora, en un puesto avanzado ruso del Ártico llamado Khodovarikha, donde fue enviado por el estado para medir las temperaturas, la nieve, los vientos,… en definitiva, para hacer su trabajo. La ciudad más cercana se encuentra a una hora en helicóptero, algo que no parece disgustarle en absoluto: cuando va a visitar a su esposa, quien vive en Arkhangelsk, no consigue encontrar la armonía entre el tráfico y el ruido.

Mar de Barents

Korotki se adentra en el mar de Barents para medir el nivel del agua.

A la vida de este hombre quiso acercarse la fotógrafa Evgenia Arbugaeva, quien creció en la ciudad ártica de Tiksi. Pasó dos largas estancias con él, y lo que descubrió fue algo asombroso: Korotki no era un ermitaño solitario que escapó al norte por haber sufrido un gran drama, sino porque no se sentía a gusto entre las ciudades modernas. Ella llegó a decir incluso que era como si fuera el viento o el clima en sí mismo. Las fotografías que ves en este artículo fueron tomadas por esta mujer.

Korotki travajando en su casa

Korotki vive y trabaja en una casa de madera en el puesto avanzado ártico de Khodovarikha.

Y tú, ¿serías capaz de irte al otro lado del planeta por tu pasión?

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Categorías

Meteorología

Monica Sanchez

La meteorología es un tema apasionante, del cual puedes aprender mucho de él y de cómo influye en tu vida. Y no me refiero sólo a la ropa que te... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *