El cambio climático elevó la temperatura del mar de Tasmania casi tres grados

Las olas de calor serán cada vez más intensas y frecuentes en muchas partes del mundo, pero en aquellas donde ya lo son, al menos durante algunos meses al año, causarán muchos problemas en un futuro. Y es que con el mar más cálido, cada vez será más difícil encontrar pescado disponible pues sus poblaciones irán disminuyendo, que es lo que ha ocurrido en el mar de Tasmania.

Durante el último verano austral, una ola de calor que duró ni más ni menos que 251 días, llegó a elevar la temperatura del agua casi tres grados, concretamente, 2,9ºC. Este aumento provocó una caída de la productividad de granjas de salmón, así como un aumento de la mortalidad de ostra y abulón. Por si esto no fuera suficiente, propició la llegada de varias especies foráneas, según un estudio liderado por el científico Eric Oliver

El calentamiento del mar de Tasmania de este pasado verano austral fue el más preocupante desde que se tienen registros: afectó a un área de mar siete veces el tamaño de la isla, y con unos valores de hasta 2,9 grados centígrados más altos de lo normal, el cambio climático es casi seguro el responsable.

Oliver dijo en un comunicadopodemos estar seguros en un 99% de que el cambio climático antropogénico hizo esta ola de calor marina varias veces más probable, y aumenta la probabilidad de que estos fenómenos extremos se repitan en el futuro”.

Puerto de Tasmania

El estudio, que se ha publicado en la revista Nature Communications, se centró en una zona de la costa este de Tasmania. La ola de calor fue causada por una crecida de agua caliente del Este de Australia, la cual en las últimas décadas se ha ido fortaleciendo y expandiendo hacia el sur.

Así, si no se toman medidas para frenar el cambio climático, las aguas continuarán calentándose todavía más.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *