El Sahel, más verde gracias al calentamiento del Mediterráneo

Sahel

El planeta Tierra es un planeta vivo, tanto que cuando en un lugar las temperaturas aumentan, en otro bajan para mantener el equilibrio térmico global. Algo parecido va a ocurrir con el Mediterráneo y el Sahel: en los últimos 20 años, la región mediterránea ha ido experimentando un incremento de las temperaturas y una disminución de las precipitaciones, lluvias que parece que se han desplazado al Sahel, tal y como se revela en un estudio publicado en la revista Nature Climate Change, elaborado por el Instituto Max Planck de Meteorología.

Debido al incremento de las temperaturas en el Mare Nostrum, la humedad que alcanza el límite sur del Sáhara al inicio del monzón de África occidental en el mes de junio es también más alta, por lo que el Sahel se vuelve más verde.

El clima del Sahel es muy variable, dominado por el monzón de África occidental, el cual lleva lluvias desde junio a septiembre. El resto del año, la sequía es muy intensa. La tierra se calienta más que el océano en verano, ya que el sol está en una posición más alta y, además, los océanos no absorben tan rápido como la tierra el calor. El aire se eleva del continente y, al hacerlo, produce flujos de humedad desde el mar que se dirigen hacia el Sahel.

La intensidad del monzón ha ido variando a lo largo del tiempo. Entre los años 1950 y 1960, en el Sahel se vivió un periodo húmedo; en la década de 1980, la sequía fue tan intensa que más de 100.000 personas perdieron la vida. A partir de entonces, las precipitaciones volvieron.

Sahel

La causa según los científicos es el calentamiento del Mediterráneo. Para llegar a esa conclusión, se estudiaron diferentes escenarios utilizando varias simulaciones. Así, pudieron averiguar que si la temperatura en la zona mediterránea se mantiene más o menos constante, la precipitación en el Sahel no aumenta; por el contrario, si el Mediterráneo se calienta, en el Sahel llueve más.

Esto es debido a que no sólo aumenta la temperatura, sino también la humedad, que es la que ”activa” el monzón de África occidental. De esta manera, en esta parte de África, pueden disfrutar de más lluvias al comienzo de la temporada de lluvias.

Puedes leer el estudio aquí (en inglés).

Te puede interesar

Escribe un comentario