Por qué el cielo es azul

Cielo azul

No hay nada más bonito que empezar el día con un cielo totalmente despejado, de un color azulado precioso, ¿verdad? Seguramente te hayas preguntado alguna vez por qué tiene ese color tan característico y no otro. Se podría decir, sin equivocarnos, que es la pregunta del millón que necesita una respuesta pronto.

Pues bien. En este artículo te explicaré por qué el cielo es azul para que a partir de ahora, cada vez que mires hacia el cielo, sepas por qué lo vemos de esa tonalidad.

 El color azul del cielo

Cielo de color azu

La explicación más sencilla de por qué el cielo es azul es la siguiente: este color es debido a la interacción de la luz blanca que proviene del Sol con las moléculas que se encuentran en el aire. Sin embargo, el color que resulta de la interacción entre la luz blanca del Sol y las moléculas no tiene por qué ser azul. De hecho, con el paso de las horas el cielo presenta diferentes tonalidades y colores en el cielo. Esto se debe a los movimientos de rotación y traslación de la Tierra y a los diferentes cambios que se producen en el conjunto del aire que hay en la atmósfera. Pero aún hay más…

Una vez que la luz blanca del sol ‘atraviesa’ la atmósfera, ésta se dispersa en todos sus colores: los de onda corta (azules y violetas) y los de onda larga (rojos y amarillos). Como los rayos de colores azules y violetas tienen una máxima desviación, se dispersan cada vez más antes de llegar al suelo que nosotros pisamos. Cuando llegan a nuestros ojos, tenemos la sensación de que ocupan todo el cielo cuando realmente provienen directamente de nuestra estrella: el sol.

Esta es la explicación de por qué en el espacio profundo el cielo es completamente negro. Al no haber ninguna partícula de aire que pueda refractar en la luz solar, no se pueden distinguir los diferentes colores que es probable que tenga el cielo del espacio exterior.

Espectro visible de luz
Espectro visible de la luz

Para entender mejor esta explicación, creo conveniente explicar qué es el espectro visible de luz y qué importancia tiene en el tema que estamos tratando.

Los ojos de los seres humanos son una auténtica maravilla (sí, aunque tengas que llevar lentes de contacto 😉 ), ya que pueden distinguir una gran variedad de colores que van desde el ultravioleta -el cual tiene una longitud de onda de 400nm-, hasta el infrarrojo -750nm-. A estas ondas se le conocen como luz visible, es decir, que vemos un objeto, o en este caso el cielo, que está siendo iluminado por algo (el sol).

Gaviotas sobre el cielo azul

Dependiendo de la longitud de onda, lo veremos de un color u otro. Cuando lo vemos azul, es porque estamos percibiendo ondas de entre 435 y 500nm. Pero si quieres saber qué longitudes de onda tienen cada color, quizás esto te sea de ayuda:

  • 625 – 740: Rojo
  • 590 – 625: Naranja
  • 565 – 590: Amarillo
  • 520 – 565: Verde
  • 500 – 520: Cian
  • 435 – 500: Azul
  • 380 – 435: Violeta

No todos los animales ven el mundo del mismo color que nosotros. Tanto es así que los perros por ejemplo no distinguen los rojos ni verdes. Cada especie tiene su propio espectro de colores, dependiendo de la importancia que tenga la visión para ella.

Los otros colores cielo

Cielo al atardecer

Si bien podríamos pensar que el cielo sólo puede verse en diferentes tonalidades de azul, en realidad a veces lo veremos de otros colores. Y es que bajo algunas determinadas circunstancias se pueden observar fenómenos como los arcoiris, las coronas solares y los halos de luz.

Como si de un prisma se tratase, la luz blanca que llega a la atmósfera causa diferentes longitudes de onda, lo cual a veces hace que el cielo se produzcan fenómenos tan maravillosos como los mencionados en el párrafo anterior. Aunque, por supuesto, en este caso no hay prismas, sino partículas de agua.

Cielo de color rojo

Y, por cierto, ¿sabes por qué a veces el cielo se ve rojo o anaranjado? ¿No? No pasa nada. Aquí tienes la explicación: esto ocurre sobretodo al atardecer. Se debe a que los rayos solares en esos momentos tienen que recorrer una distancia mayor que en las horas centrales del día hasta llegar a nosotros. Primero se ve como anaranjado y luego rojo, ya que las longitudes de onda corta (que, como hemos visto, son de los colores azulados y violetas) se van dispersando cada vez más y sólo nos llegan los de longitud larga (rojos).

Si por la tarde tenemos un cielo nublado, los rayos del sol iluminarán las nubes por su parte inferior, que a su vez serán percibidas por nuestros ojos. Hay que tener en cuenta que el cielo no se estará viendo cada vez más rojo, sino que el color azul se irá perdiendo a medida que las partículas del aire lo dispersa. Interesante, ¿no crees?

Ahora ya sabes por qué el cielo es azul… o, bueno, también de otros colores 🙂 .

¡Que disfrutes del cielo!

Te puede interesar

Categorías

Meteorología

Monica Sanchez

La meteorología es un tema apasionante, del cual puedes aprender mucho de él y de cómo influye en tu vida. Y no me refiero sólo a la ropa que te... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   albi0691 dijo

    ¿Pero porqué las nubes se ven blancas? ¡Y la luna también! ¿Porqué?

  2.   Monica Sanchez dijo

    Hola albi.
    Las nubes están formadas por gotas de agua. El color varía dependiendo del tamaño de dichas gotas y del sol; por ejemplo, si son grandes, nuestros ojos las verán grises o negras debido a que las nubes bloquean el paso de los rayos del astro rey hacia la tierra.

    En cuanto a la Luna, bueno, en realidad nuestro satélite está compuesto de material oscuro; sin embargo, el espacio es mucho más negro. Así pues, al estar rodeada de plena oscuridad nos parece que es blanca, especialmente las noches de luna llena.

    Un dato interesante es que los ojos humanos son sensibles a la luz, al estar compuestos por conos y bastones. Gracias a los primeros podemos distinguir colores, siempre y cuando haya suficiente luminosidad; con los segundos pasa justo lo contrario, es decir que detectan la luz, pero los colores… no tanto.

Escribe un comentario