Los efectos que habrían si los volcanes de la Antártida entraran en erupción

Monte Takahen de la Antártida

Monte Takahe

La Antártida es el continente más austral de la Tierra, y convierte su superficie en un manto helado. Aunque desde hace años se conocían algunos volcanes, nuevos datos por satélite han reportado que bajo ese hielo hay unos 100 más que se desconocían. Un estudio que se publicó en la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos reportó un hecho importante que ocurrió hace 18.000 años. Los científicos paleoclimáticos investigaron unas erupciones masivas del Monte Takahe, que cesaron la última edad de hielo que hubo.

Con los registros encontrados en el hielo, se encontró que las erupciones fueron ricas en halógeno y consumieron suficiente ozono como para crear seguramente un sustancial agujero en la capa de ozono. Fue entonces cuando empezó una deglaciación acelerada, que además apuntaban como centro al propio Monte Takahe como responsable. Las consecuencias extensas se encontraron además a 2.800km del lugar de la erupción, y sus efectos llegaron a los subtrópicos.

¿Qué podríamos esperar si más de un volcán entrara en erupción?

pinguino antartida volcan activo

La situación se vería fuertemente agravada. Y aunque es improbable que ocurriera la simultaneidad de más de una erupción, no es un hecho imposible. Por un lado tenemos los volcanes que están en la superficie, como sería el Monte Takahe, y otros más internos que se sabe están activos aunque no están en erupción. En este caso, que es más posible que tengan erupciones futuras, para que provocara una desestabilidad tendrían que actuar en mayor número y violencia claro.

Lo que encontraríamos sería un rápido deshielo de la superficie. De ocurrir erupciones violentas, habría el riesgo que nuevos volcanes entraran en erupción. El deshielo, ya más considerable, haría aumentar los niveles del mar. El corredor oceánico, que es el circuito de agua oceánica que distribuye las temperaturas se vería alterado, afectando a gran parte de especies marinas. Al no disipar tanto el calor la Antártida, aumentaría sustancialmente la temperatura en todo el mundo, sobretodo en el hemisferio sur. Ese sería el efecto dominó que se teme que ocurriera, un ciclo de retroalimentación, a más deshielo, más probabilidad que entraran en erupción otros volcanes. Uno de los pocos casos en los que los volcanes, sin llegar a la categoría de supervolcanes, desestabilizarían abruptamente el clima mundial.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *