El viento. Por qué se forma, tipos de viento especiales y cómo se mide

Viento

Desde siempre hemos interpretado al viento como un movimiento de aire desde una zona hasta otra y que no podemos verlo a no ser que arrastre arena o materiales. La curiosidad de las personas en el viento surge en cómo algo que no podemos ver se puede medir.

¿Cómo lo hacen para medir el viento y qué tipos de viento existen? ¿En qué se basan los expertos para denominar al aire en movimiento por diferentes nombres?

¿Por qué se forma el viento?

Existen diversas formas por las que se puede producir el viento. Normalmente, la más frecuente es que existen dos puntos en distintas zonas donde se establece entre ellos una diferencia de presiones o de temperaturas. Cuando es el caso que existen dos puntos en las que la presión varía, las masas de aire tenderán a moverse desde donde hay más presión a donde hay menos. Al igual que cuando cogemos un tubo de pasta de dientes, presionamos para hacer salir dicha pasta creando una diferencia de presiones. La pasta tiende a irse desde donde hay más presión a donde hay menos. A esta diferencia de presiones los llaman los meteorólogos gradiente.

Debido a que entre el viento y la presión existe una relación muy vinculada se hacen los mapas de isobaras. Estos mapas de isobaras son los que representan las diferencias de presiones que a su vez dan información sobre la velocidad y dirección del viento. Las isobaras son las líneas con igual presión. Por lo que en un mapa donde las isobaras estén muy juntas, nos dirá que hace más viento, debido a que en poco espacio, cambia mucho la presión.

Mapa de isobaras

Fuente: http://sarablogcen.blogspot.com.es/2012/11/mapa-de-isobaras.html

En el caso en el que se forme el viento por diferencia de temperaturas ocurre otra cosa. Cuando una masa de aire adquiere una temperatura superior a la de su entorno, su volumen aumenta, lo cual hace disminuir su densidad. Por efecto de la flotación, la masa de aire caliente ascenderá, y su lugar será ocupado por otras masas de aire, que en su desplazamiento ocasionarán el viento. Este movimiento de masas de aire caliente y frío es a su vez el origen de muchas tormentas estivales y, a mayor escala de los vientos que predominan en las zonas del trópico de los trópicos.

Cómo se produce el viento

Fuente: https://okdiario.com/curiosidades/2016/11/22/como-produce-viento-546373

¿Cómo se mide el viento?

El viento se puede medir de distintas maneras y en distintas unidades. Los más utilizados son:

  • Medida de la velocidad horizontal del viento: el instrumento más utilizado es el anemómetro de cazoletas, en el que el giro de las mismas es proporcional a la velocidad del viento. La unidad de medida es el km/h o el m/s.

Anemómetro

  • Medida de la dirección: para ello se utilizan las veletas, que indican la procedencia geográfica del viento. Hablamos de viento norte, noreste, suroeste, etc. en función de dónde provenga éste.

Veleta

Algunos tipos especiales de viento

Brisas de mar

Seguro que algún caluroso día de playa has sentido una agradable brisa del mar al acercarte a la orilla. Su origen es el siguiente: Durante el día, la tierra se calienta más rápidamente que la superficie del mar, de modo que el aire del interior asciende y es ocupado por aire más fresco procedente del mar. Por la noche, la tierra se enfría más rápidamente que el agua, de modo que el aire situado por encima de la superficie del mar está más caliente y tiende a ascender, haciendo que se produzca un flujo de viento de tierra a mar.

Brisa del mar

Brisas de montañas y valles

Puede que también hayas sentido el aire fresco que por las noches se produce en muchos valles. En este caso, lo que ocurre es lo siguiente: Durante el día, el aire del valle se calienta rápidamente y tiende a ascender por la colina. Por la noche, el enfriamiento del aire lo hace más denso y desciende hacia el valle desde las cumbres.

Huracanes

 Es de todos conocido el efecto devastador que puede llegar a tener un huracán, sobre todo cuando afecta a zonas habitadas en las que las casas y edificios no están preparados para soportar la fuerza que el viento puede desarrollar. Un huracán es un fenómeno meteorológico violento que se origina sobre los océanos tropicales, normalmente al finalizar el verano o al principio del otoño. Su origen se encuentra en una masa uniforme de aire caliente y húmedo que asciende rápidamente. La presión del aire se distribuye de modo simétrico alrededor del centro del sistema y las isobaras son círculos concéntricos muy cercanos entre sí. En un huracán, el viento puede llegar a alcanzar velocidades de 250 km/h aunque los valores más habituales se encuentran alrededor de 119 km/h. En el centro del huracán se encuentra el denominado “ojo”, un área sin nubes y de vientos flojos.

Huracán

Tornados

Es un remolino de vientos intensos asociado con la formación de nubes tormentosas de tipo cumulonimbo. Los tornados pueden originarse sobre tierra firme o en el mar a partir de un ascenso rápido de aire muy cálido. El movimiento del aire en forma de espiral, le da el típico aspecto de embudo o manga. Su recorrido por tierra firme puede oscilar entre 1,5 km y 160 km en el caso de un tornado intenso. Los que se generan sobre el mar se denominan mangas marinas. Los vientos que se generan se encuentran alrededor de 180 km/h, aunque se han producido tornados con velocidades de hasta 500km/h.

Tornado

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Escribe un comentario