Valle del Ebro

cuenca hidrografica del ebro

España tiene numerosos ríos que pertenecen a diferentes cuencas fluviales. El río más caudaloso de toda España es del río Ebro. Se trata de un río cuya cuenca está situada en el Noreste de la Península Ibérica, limitando con las cuencas hidrográficas del Norte, el Duero, el Tajo, el Júcar y Pirineo   Oriental, además de las correspondientes a la vertiente francesa. Es el más conocido en toda España y tiene un gran caudal. Su desembocadura forma un delta y se conoce como valle del Ebro.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre las características, geología y formación del valle del Ebro.

Características principales

zona de agricultura

El Valle del Ebro o Depresión del Ebro es una vasta zona del noreste de la Península Ibérica, donde fluye el río Ebro. El río se origina en la Cordillera Cantábrica y desemboca en el Mar Mediterráneo. El Valle del Ebro está delimitado por los Pirineos al norte, el Sistema Ibérico al sur y los litorales catalanes al este. La depresión del río se encuentra cerca del propio río en la zona del noreste de la Península Ibérica.

Desde la Sierra de Híjar hasta Tortosa tiene una superficie aproximada de 40.000 kilómetros cuadrados y una longitud de 840 kilómetros. Pasa de oeste a este por la Comunidad Autónoma de Cantabria, Burgos y Soria al este de Castilla y León, al sur del País Vasco en Álava, La Rioja, Navarra, Las comunidades de Aragón, Cataluña y Valencia están al norte de la provincia de Castellón, terminando en el Mediterráneo. En su límite norte están los Pirineos, en el este limita con las Cordilleras Costero Catalanas, y en el sur y oeste con el sistema Ibérico.

La depresión tiene una elevación promedio de 200 metros y está rodeada de grandes elevaciones. La desembocadura se le conoce como Delta del Ebro, un espacio protegido catalogado como Parque Natural. Tiene depósitos de conglomerados marinos y continentales, que son gruesos en el borde de la montaña y no demasiado gruesos en el centro de la depresión: areniscas, margas, yesos, sales y calizas. La diferencia en la dureza del material y el clima árido han dado lugar a diferentes accidentes geográficos.

El río está situado en la falla entre la Península Ibérica y el continente europeo, coincide con el antiguo lecho marino y luego se transformó en lago, separando intermitentemente la Isla Ibérica. La Península Ibérica está conectada con África y Europa.

Usos del suelo del valle del Ebro

valle del ebro

El mejor aprovechamiento agrícola del suelo aragonés se sitúa en la depresión central, donde se encuentra la mayor y más productiva superficie de regadío y secano para la plantación de cereales y vid. Estas plantaciones constituyen la base de la economía agraria de Aragón. Por otro lado, estos espacios son los más usados ​​y codiciados de la historia, que se remontan a la época prerromana.

El monocultivo de granos de secano representa un sistema de uso de la tierra muy adecuado para condiciones ambientales estériles fuera del área de riego. Los sustitutos del trigo-cebada y, en menor medida, de la avena y el centeno, dependen del apoyo del gobierno central y de la calidad de la tierra. El cultivo de cereales estaba completamente mecanizado y todavía se utilizaba el barbecho en la mayoría de las zonas de la Depresión.

El monocultivo de granos ocupa un espacio compacto en los glaciares y cerros del valle del Ebro y la plataforma baja calcárea en el sur de Los Monegros. El único obstáculo restrictivo es el afloramiento de yeso alrededor de Zaragoza. Se trata de un yacimiento que corta en gran número por una densa red de estrechos valles, que son territorios de pastizales para espartos y romeros, y constituyen las verdaderas islas desérticas en el centro de Depresión. La ocupación del suelo se limita a los fondos planos de los vales, donde la acumulación de limos ofrece buenos suelos y concentra la escasa humedad.

Clima y geología del valle del Ebro

desertificacion en el valle del ebro

A lo largo del valle del Ebro podemos encontrar una gran heterogeneidad en el clima debido a la gran extensión que tiene y a la participación de influencias de las variables meteorológicas tanto de la zona mediterránea como de la zona continental. Podemos diferenciar a grandes rasgos tres principales zonas climáticas:

  • Zona cantábrica: es aquella zona que cuenta con precipitaciones abundantes y uniformes a lo largo de todo el año. Predominan las temperaturas suaves por lo que no tienen demasiados cambios bruscos.
  • Depresión central: ocupa el 80% de la Cuenca de influye decisivamente en el clima semiárido con precipitaciones estacionales. Estas precipitaciones son repartidas en las estaciones lluviosas y secas.
  • Zona mediterránea: en ella predominan unas escasas precipitaciones y temperaturas más suaves por la cercanía del mar.

Las temperaturas suelen alcanzar unos máximos de 26 grados en los meses más calurosos y unos mínimos de -4 en los meses invernales. La mayoría de las precipitaciones tienen lugar en los sistemas montañosos que delimitan el valle del Ebro. Dichas precipitaciones llegan a tener valores de 1800mm/año en los Pirineos. Sin embargo, en la parte central del valle los valores son mucho menores llegándose a situar por debajo de los 400mm/año. La precipitación media anual de toda la Cuenca es de aproximadamente 590 mm.

En cuanto a la geología, también cuenta con una geología muy variada al igual que el clima. Predominan los materiales calizo-dolomíticos, Cenomanenses-Turonenses, las calizas y dolomías triásicas y los materiales detríticos. Como es de esperar, en este valle de existen sistemas de acuíferos de la zona sur de la Cuenca que cuentan con formaciones detríticas que son típicas de sucesiones de gradas y arenas con intercalaciones de limos y arcillas. Estas son de potencial variable y de naturaleza carbonatada.

Algunas curiosidades

  • Las aportaciones totales de la Cuenca están comprendidas entre 17.500 y 19,000 hm3/año para los distintos usos.
  • La contribución de las aguas subterráneas se ha estimado en 3.730 hm3/año, de los que algo más de 3.300 hm3/año son descargas al río Ebro.
  • La población total de la Cuenca es de 2.850.000 habitantes, con una densidad media de 33.3 hab/km2, valor muy inferior a la media nacional
  • Principalmente predominan los pequeños núcleos urbanos, teniendo el 90% de los mismos una población inferior a 2.000 habitantes.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el valle del Ebro sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)