Una brutal ola de calor que afecta a Australia mata a los murciélagos mientras duermen

Zorros voladores

Imagen – IGN.com

Mientras en el Hemisferio Norte aún nos queda un poco para terminar el invierno, en Australia los árboles se están llenando de murciélagos gigantes muertos. ¿La razón?

Una brutal ola de calor que está dejando temperaturas de más de 45 grados centígrados en el sureste del continente, como en Singleton, lo cual es demasiado para estos animales.

El murciélago gigante australiano o zorro volador, forma parte del suborden Megachiroptera, el cual está compuesto por especies de murciélagos que llegan a alcanzar los 40cm de largo, 150cm de envergadura y superan kilo de peso. Para sobrevivir, se alimentan de frutas o del néctar de las flores, de modo que siempre se les puede encontrar en los árboles o cerca de ellos, donde aprovechan para descansar y protegerse del sol.

Sin embargo, las altas temperaturas que se están registrando en Australia estos días están poniendo en peligro la ya de por sí amenazada especie del murciélago gigante australiano, quien muere mientras duerme. Hay alguno que se mantiene ahí, colgado de la rama, debido al rigor mortis, otro se cae al suelo.

Temperaturas en Australia

Esta situación ha sorprendido tanto, que diversas fotos y vídeos han sido subidas a las redes sociales. Las autoridades se afanan en retirar los cuerpos de estos animales de los árboles y han pedido a los vecinos que no los toquen, ya que son portadores de enfermedades transmisibles al ser humano, como la rabia.

Si esto no fuera suficiente, en el este del país está habiendo una de las peores olas de incendios de la historia reciente, lo cual está poniendo en peligro a la fauna y a la flora australiana.

Nota: Para no herir la sensibilidad del lector, se ha optado por no incluir las imágenes de los murciélagos muertos. En el caso de que se desee ver un vídeo, se puede hacer clic aquí.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Categorías

Olas de calor

Monica Sanchez

La meteorología es un tema apasionante, del cual puedes aprender mucho de él y de cómo influye en tu vida. Y no me refiero sólo a la ropa que te... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   david dijo

    Parece ser que los quirópteros australianos están sufriendo los rigores del calor y del cambio climático. El ser humano, que cuenta con aire acondicionado, parece no querer darse cuenta de la gravedad de este tema. Así, han surgido hoy en día multitud de “negacionistas” del cambio climático, que podríamos resumir en los siguientes tipos:
    1.- El cambio climático no existe.
    2.- El cambio climático existe pero no lo provoca el ser humano.
    3.- El cambio climático existe pero lo están provocando manipulando el clima con las antenas del Haarp (teoría de la conspiración)
    4.- El cambio climático existe, es irreversible y nada podemos hacer.
    Todos estos tipos de “negacionismos” plantean una sola idea que es la de “sentarse” a esperar como murciélagos australianos que mueren colgados de una rama y que nada pueden hacer para combatir el calor.
    Frente a todos estos planteamientos de inactividad tenemos un pensamiento certero y valiente, basado en la acción de medidas encadenadas a frenar la emisiones de gases de efecto invernadero. Está clara la vinculación de las curvas de incremento de las temperaturas y la cantidad C02 emitido desde que hay registros. Pero en la actualidad surge otra curva esperanzadora para nuestra especie y tantas otras. Esta curva no es otra que el crecimiento en cantidad y mejora de rendimiento de las energías renovables y los vehículos eléctricos. Si nos fijamos en la curva de desarrollo que se esta produciendo al respecto, por su similitud con las anteriores, nos daríamos cuenta de que la vida hoy en día y la supervivencia de nuestra especie, son la mayor y mejor “película de suspense”. Creo que ni necesito ir al cine, ni leer un libro, ni ir al teatro. La tensión de la trama de esta historia me tiene totalmente conmocionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *