Tipos de suelos

tipos de suelos que existen

En los diferentes ecosistemas de nuestro planeta existen numerosos tipos de suelos que dependen de condiciones ambientales como el clima, la vegetación, las precipitaciones, régimen de vientos y de los cinco factores formadores del suelo: clima, roca madre, relieve, tiempo y organismos que viven en él.

En este artículo vamos a contarte cuáles son los diferentes tipos de suelos que existen, sus características e importancia.

Definición y componentes del suelo

tipos de suelos

El suelo es la parte superficial de la corteza terrestre biológicamente activa, resulta de la desintegración de las rocas o de cambios físicos y químicos y de los remanentes de las actividades biológicas que se asientan sobre él.

Como se mencionó anteriormente, cada región del mundo tiene diferentes tipos de suelo. Esto se debe a que los factores de formación del suelo cambian en todo el espacio. Por ejemplo, el clima de toda la tierra es diferente, el terreno es diferente, las criaturas que viven en él también son diferentes, etc. Entonces el suelo cambia lenta y gradualmente su estructura a medida que avanzamos a través de diferentes ecosistemas.

El suelo está formado por varios componentes como roca, arena, arcilla, humus (materia orgánica en descomposición), minerales y otros elementos en proporciones variables. Podemos clasificar la composición del suelo en:

  • Sustancias inorgánicas como arena, arcilla, agua y aire, sí
  • Materia orgánica, como restos de plantas y animales.

El humus es toda la materia orgánica descompuesta que hace que el suelo sea fértil. Desde hojas secas hasta cadáveres de insectos, forman parte del humus del suelo. Este se encuentra en las capas superiores, y junto con algunos minerales, se torna amarillo-negruzco, lo que le confiere un alto grado de fertilidad.

Propiedades del suelo

pastizal

Los suelos varían en sus propiedades físicas, químicas y biológicas.

Propiedades físicas

La textura determina la proporción de partículas minerales de varios tamaños presentes en el suelo. La estructura es la forma en que las partículas del suelo se unen para formar agregados. La densidad afecta la distribución de la vegetación. Los suelos densos son capaces de soportar más vegetación. La temperatura también afecta la distribución de la vegetación, especialmente en altura. El color depende de su composición y cambia con el contenido de humedad del suelo.

Propiedades químicas

  • Capacidad de Intercambio: Es la capacidad que tiene el suelo de intercambiar arcilla y humus, los cuales aportan nutrientes a las plantas al absorber partículas minerales.
  • Fertilidad: es la cantidad de nutrientes de que disponen las plantas.
  • pH: La acidez, neutralidad o alcalinidad del suelo. Más adelante veremos cómo cambiar el pH del suelo.

Propiedades biológicas

Aquí podemos encontrar los tipos de organismos que viven en él, incluyendo bacterias, hongos y otros animales. Los animales también realizan sus funciones en el suelo, dependiendo de su alimentación, actividad, tamaño, etc.

Tipos de suelos

andosol

El tipo de roca del que se originó el suelo, las características topográficas del área, el clima, el clima y los organismos que lo habitan son los cinco factores principales que determinan el tipo de suelo.

Con base en estos factores formadores de suelos, distribuimos estos tipos de suelos en todo el mundo:

Suelo arenoso

Como sugiere su nombre, los suelos arenosos se forman principalmente a partir de arena. Este tipo de estructura, debido a su alta porosidad y baja agregación, no retiene humedad, lo que se traduce en su bajo contenido orgánico. Por lo tanto, este suelo es pobre y no apto para plantar en él.

Suelo de piedra caliza

Estos suelos contienen grandes cantidades de sales de calcio. Suelen ser blancas, secas y áridas. El tipo de roca que abunda en estos suelos es la caliza. Tan resistente que no permite la agricultura porque las plantas no absorben muy bien los nutrientes.

Suelo húmedo

Estos suelos también se denominan suelos negros porque son ricos en materia orgánica en descomposición, que tiñe el suelo de negro. Es de color oscuro y retiene mucha agua, por lo que es ideal para la agricultura.

Arcilla

Estos son en su mayoría de arcilla, de grano fino y de color amarillento. Este tipo de suelo retiene el agua formando charcos y puede ser apto para la agricultura si se mezcla con humus.

Suelo rocoso

Como su nombre indica, están llenos de rocas y piedras de todos los tamaños. Como no tiene suficiente porosidad o permeabilidad, no retiene bien la humedad. Por lo tanto, no es apto para la agricultura.

Suelo mixto

Son suelos entre arena y arcilla, es decir, dos tipos de suelos.

Cómo cambiar el pH del suelo

A veces, nuestros suelos son demasiado ácidos o alcalinos para sustentar la vegetación y/o los cultivos que queremos cultivar.

Cuando queremos cambiar el pH de un suelo alcalino para hacerlo más ácido, podemos utilizar los siguientes métodos:

  • Azufre en polvo: efecto lento (6 a 8 meses), pero más utilizado por ser muy económico. Hay que añadir de 150 a 250g/m2 y mezclar con la tierra y medir el pH de vez en cuando.
  • Sulfato Férrico: Tiene un efecto más rápido que el azufre, pero es necesario medir el pH porque podemos reducirlo a un nivel innecesario. La dosis para bajar el pH en 1 grado es de 4 gramos de sulfato férrico por litro de agua.
  • Golden Peat: Su pH es muy ácido (3,5). Tenemos que tirar 10.000-30.000 kg/ha.
  • Por otro lado, si queremos cambiar el pH de un suelo ácido para hacerlo más alcalino, tenemos que usar:
  • Caliza molida: Hay que esparcirla y mezclarla con la tierra.
  • Agua cálcica: Se recomienda encarecidamente subir el pH sólo en pequeños rincones.

En cualquier caso, tenemos que medir el pH, porque si cultivamos plantas ácidas (arce japonés, camelia, etc.) y elevamos el pH por encima de 6, inmediatamente mostrarán signos de clorosis por deficiencia de hierro, por ejemplo.

Importancia del suelo

Los suelos son muy importantes en todo el mundo y se están degradando debido a la constante presión que los humanos ejercen sobre ellos. Apoya los cultivos, las plantaciones y los bosques del mundo y es la base de todos los ecosistemas terrestres.

Además, interfiere con el ciclo del agua y el ciclo de los elementos. En el suelo se encuentra gran parte de la transformación de energía y materia en el ecosistema. Aquí es donde crecen las plantas y se mueven los animales.

La urbanización de las ciudades las ha privado de tierras y están cada vez más degradadas por los persistentes incendios forestales y la contaminación. Debido a que el suelo se regenera muy lentamente, debe considerarse un recurso no renovable y cada vez más escaso. Los seres humanos obtienen la mayor parte de sus alimentos no solo del suelo, sino también de la fibra, la madera y otras materias primas.

Finalmente, debido a la abundancia de vegetación, ayudan a suavizar el clima y facilitan la presencia de corrientes de agua.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los diferentes tipos de suelos que existen y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.