Qué es y cómo funciona la teoría heliocéntrica

Que los planetas del sistema solar giren alrededor de una estrella central llamada Sol no se sabía correctamente. Existía la teoría de que la Tierra era el centro del Universo y que el resto de planetas giraban sobre ella. La teoría heliocéntrica de la que vamos a hablar hoy es aquella en la que el Sol es el centro del universo y es una estrella fija.

¿Quién elaboró la teoría heliocéntrica y en qué se basa? En este artículo podrás conocer a fondo su base científica. ¿Te gustaría conocerla a fondo? Solo tienes que seguir leyendo 🙂

Características de la teoría heliocéntrica

Durante los siglos XVI y XVII existió una revolución científica que buscaba responder todas aquellas preguntas sobre el Universo. Era una época donde predominaba el aprendizaje y el descubrimiento de nuevos modelos. Los modelos se creaban para poder explicar el funcionamiento del planeta con respecto al Universo completo.

Es gracias a la física, las matemática, la biología, química y astronomía por las que se ha conseguido conocer tanto acerca del Universo. Cuando hablamos de astronomía, el científico que destaca es Nicolás Copérnico. Fue el creador de la teoría heliocéntrica. La realizó en base a las observaciones en curso de los movimientos de los planetas. Se basó en algunas características de la anterior teoría geocéntrica para desmentirla.

Copérnico elaboró un modelo que explicaba el funcionamiento del Universo. Propuso que el movimiento de los planetas y estrellas seguía un recorrido a modo de patrón sobre una estrella mayor fija. Se trata del Sol. Para desmentir la anterior teoría geocéntrica, utilizó problemas matemáticos y sentó las bases de una astronomía moderna.

Hay que mencionar que Copérnico no fue el primer científico en proponer un modelo heliocéntrico en el que los planetas giraban alrededor del Sol. Sin embargo, gracias su fundamento científico y demostración fue una teoría novedosa y oportuna.

Una teoría que intenta mostrar un cambio en la percepción de tal dimensión afecta a la población. Por un lado, se produjeron momentos en los que los astrónomos hablaban de resolver problemas matemáticos para no dejar de lado el geocentrismo. Pero no podían negar que el modelo aportado por Copérnico ofreció una visión completa y detallada del funcionamiento del Universo.

Principios generales de la teoría

La teoría heliocéntrica se basa en algunos principios para explicar todo el funcionamiento. Esos principios son:

  1. Los cuerpos celestes no giran en torno a un solo punto.
  2. El centro de la Tierra es el centro de la esfera lunar (la órbita de la luna alrededor de la Tierra)
  3. Todas las esferas giran alrededor del Sol, el cual está cerca del centro del universo.
  4. La distancia entre la Tierra y el Sol es una fracción insignificante de la distancia de la Tierra y el Sol a las estrellas, por lo que no se observa paralaje en las estrellas.
  5. Las estrellas son inamovibles, su movimiento diario aparente es causado por la rotación diaria de la Tierra.
  6. La Tierra se mueve en una esfera alrededor del Sol, causando la aparente migración anual del Sol. La Tierra tiene más de un movimiento.
  7. El movimiento orbital de la Tierra alrededor del Sol causa el aparente retroceso en la dirección de los movimientos de los planetas.

Para explicar los cambios en las apariencias de Mercurio y Venus, se tuvieron que colocar todas las órbitas de cada uno. Cuando uno de ellos está en el lado más alejado del Sol en relación a la Tierra parece más pequeño. Sin embargo, se pueden llegar a ver completos. Por otro lado, cuando se encuentran en el mismo lado del Sol que la Tierra, su tamaño parece superior y su forma se torna en media luna.

Esta teoría explica perfectamente el movimiento retrógrado de los planetas como Marte y Júpiter. Se demuestra por completo que los astrónomos en la Tierra no tienen un marco de referencia fijo. Al contrario, la Tierra está en continuo movimiento.

Diferencias entre la teoría heliocéntrica y geocéntrica

Este nuevo modelo fue toda una revolución para la ciencia. El modelo anterior, el geocéntrico, se basaba en que la Tierra era el centro del Universo y que está rodeado por el Sol y todos los planetas. Este modelo se redujo tan sólo a dos tipos de observaciones comunes y obvias. Lo primero es ver las estrellas y el Sol. Es fácil mirar al cielo y ver cómo, a lo largo del día, se mueven en el cielo. De esta forma da la sensación de que es la Tierra que está fija y el resto de cuerpos celestes los que se desplazan.

En segundo lugar nos encontramos con la perspectiva del observador. No sólo se veía como el resto de cuerpos se movían en el cielo, sino que la Tierra no da la sensación de estar desplazándose. Navegaban y se desplazaban sin sensación de movimiento.

Durante el siglo III a.C. se pensaba que la Tierra era plana. Sin embargo a estos modelos de Aristóteles fue incorporado el hecho de que nuestro planeta era esférico. No fue hasta la llegada del astrónomo Claudio Ptolomeo que los detalles sobre la forma de los planetas y el Sol se estandarizaron. Ptolomeo argumentó de que la Tierra estaba en el centro del Universo y que todas las estrellas estaban a una distancia modesta del centro del mismo.

El miedo de Copérnico a ser encarcelado por la iglesia católica le hizo retener su investigación y no publicarla hasta el momento de su muerte. Es cuando estuvo a punto de morir cuando la publicó en el año 1542.

Explicación del comportamiento de los planetas

Teoría geocéntrica

Cada planeta de este sistema ideado por este astrónomo es movido por un sistema de dos esferas. Uno es deferente y el otro epiciclo. Esto significa que el deferente es un círculo cuyo punto central se elimina de la Tierra. Esto fue usado para poder explicar las diferencias que hay entre la duración de cada estación. Por otro lado, el epiciclo está incrustado en la esfera deferente y actúa como si fuera una especie de rueda dentro de otra rueda.

El epiciclo se utiliza para poder explicar el movimiento retrógrado de los planetas en el cielo. Esto se puede observar cuando van disminuyendo su aceleración y se mueven hacia atrás para volver a avanzar lentamente.

Aunque esta teoría no explicó todas las conductas observadas en los planetas, fue todo un descubrimiento que hasta día de hoy ha servido a muchos científicos como base del estudio del Universo.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:

Estaciones meteorológicas


Categorías

Ciencia

Germán Portillo

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.