El cambio climático provoca pérdida en la sincronía de los ecosistemas

las mariposas pierden la sincronía con los ecosistemas

El cambio climático tiene numerosas consecuencias graves para los ecosistemas. Las especies, tanto animales o como plantas y demás organismos también sufren cambios a causa de los efectos del cambio climático.

Con el aumento de las temperaturas, los cambios en los ciclos naturales, aumento de fenómenos meteorológicos extremos, etc. Muchos animales y plantas pierden la sincronía con los ecosistemas. ¿Qué significa y qué repercusiones tiene que una especie pierda su sincronía con los ecosistemas?

Evidencias de cambios en los ecosistemas

la floración se adelanta por el cambio climático

En este artículo voy a hablar de la fenología, por lo que voy a definirla por si hay alguna duda. La fenología es la relación entre la vida de los animales y plantas en función de las variaciones del tiempo. Por ejemplo, los ciclos de reproducción o anidamiento de un ave, es una característica fenológica.

Richard Fitter es un autor de docenas de libros sobre flores, aves y temas afines, siendo un naturalista conocido en los años 90. Él paseaba a mediados del siglo pasado y, por entretenimiento más que por motivo científico, iba anotando la fecha de floración de cientos de especies de plantas, de la partida de mariposas a finales de verano y de otras señales que marcan el inicio y el fin de las estaciones. Todo esto son características fenológicas de las especies.

Con el tiempo, su hijo Alastair también se hizo naturalista y siendo adulto, se percató de la importancia que tienen las notas que iba haciendo su padre. Constituían uno de los pocos registros que existía sobre la fenología de muchas especies. Para cuando comenzó a revisar todos los registros, el planeta ya se estaba calentando debido al cambio climático y las temperaturas globales ya habían ascendido en 0,6 grados durante los últimos 100 años.

Alastair se percató de que los registros tomados a principio de los noventa no mostraban ningún patrón coherente. Al comparar los periodos de floración de más de 385 plantas, descubrió que se habían adelantado una media de 4 días. Algunas especies incluso florecían hasta dos semanas antes. Con esto, se comenzó a demostrar que el cambio climático se está produciendo con notable rapidez ya que, al aumentar las temperaturas, las plantas “sienten” la primavera mucho antes, por lo que florecen.

Informe sobre los cambios en la fenología

el calentamiento global hace aumentar las temperaturas

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (PICC) publicó un informe en el que se abordaba la relación entre especies y temperatura durante al menos los últimos 20 años. De las más de 500 especies de aves, anfibios, plantas y otros organismos estudiados, el 80% había cambiado, en la forma en que cabría esperar de un aumento de las temperaturas. Cambiaron cosas como la fecha de reproducción o migración, la duración de la estación de crecimiento o el tamaño y distribución de las poblaciones.

Este informe llega a la conclusión de que, a lo largo del siglo XX, el cambio climático regional, en particular la subida de temperatura como efecto más condicionante, había producido un impacto en los sistemas biológicos y sus ciclos naturales.

Se han realizado diversas investigaciones en las que se intenta estudiar si el calentamiento global perjudica a las relaciones entre plantas y animales del mismo ecosistema. En algunos casos, el aumento de temperaturas está degradando los eslabones de la cadena alimentaria y la eficiencia de algunos organismos para sobrevivir en sus hábitats.

Algunos animales y plantas madrugan más

al carbonero común no le afecta el cambio climático, pero sí a su alimento

Existen especies de aves como el carbonero común (Parus major) que comienzan sus rituales anuales de nidificación en abril y mayo. Tras una investigación de estas aves en las que se ponían trampas cerca de sus nidos para poder cogerlos, pesarlos, medirlos, etc. Se llegó a la conclusión que, tras 18 años de medidas (desde el 1985 hasta el 2003), la fenología del carbonero común no cambió, puesto que anidaban el mismo día año tras año. Podemos decir, que el cambio climático no ha afectado a los carboneros. Sin embargo, sí ha afectado a una especie de orugas de la mariposa nocturna (Operophtera brumata) que, junto con otras especies menos abundantes, sirven de alimento a los polluelos de los carboneros.

Actualmente, la cantidad máxima de orugas disponibles para los polluelos de los carboneros se adelanta en dos semanas con respecto al año 1985. Este clímax de aumento en el número de orugas coincidía perfectamente con el periodo de más demanda alimenticia de los polluelos. Ahora, la mayoría de los carboneros rompen el cascarón cuando termina la estación de las orugas. Ante la escasez consiguiente de alimento, sólo las crías de carbonero que madrugan más son los únicos capaces de comer orugas.

La red trófica también está perdiendo sincronía

a la oruga de la mariposa le afecta el cambio climático por adelanto de las yemas de los robles

No sólo los pájaros o las polillas están perdiendo sincronía, sino que también los niveles inferiores de la cadena alimentaria. La polilla se alimenta de las hojas jóvenes y tiernas de los robles donde están las pajareras. Para poder sobrevivir, la oruga debe de hacer eclosión justo cuando las yemas revientan y las hojas de los robles se abren. Si el insecto sale del huevo más de unos cinco días antes del reventón de las yemas, morirá de hambre. Lo mismo sucederá si esto ocurre más de dos semanas después, porque las hojas de robles se llenan de tanino, aborrecido por la oruga.

Y es que en la naturaleza todo persigue un equilibrio exacto, un momento adecuado en el que las especies tienen su máxima probabilidad de supervivencia. No es que las cosas funcionen así porque esté “dictado” u “ordenado” por alguien, sino que las especies tanto animales como plantas, tienen estos ciclos así, porque a lo largo de la historia, la evolución y la adaptación han hecho que su fenología obtenga estos periodos dado que su grado de éxito es mayor.

Con el cambio climático todos estos ciclos están cambiando drásticamente. Muchas especies ven mermadas sus posibilidades de supervivencia ante los escenarios tan cambiantes y las variables atmosféricas tan dispares. Un aumento de temperatura provoca el adelanto de la primavera y de los ciclos de floración de muchas especies de plantas de las que dependen animales para poder crecer. Si esto lo vamos arrastrando por la cadena trófica, nos damos cuenta que existen un cúmulo de problemas en la sincronía de los ecosistemas y que el frágil equilibrio ecológico no funciona como debería.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Escribe un comentario