Semillas que resisten al cambio climático

Semillero de rúcula

Semillero de rúcula

La agricultura es clave para que la humanidad pueda seguir con vida, pero también es una de las que más contamina. Casi un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero se deben a esta actividad, en el que se incluye la generación de CO2 por la labranza y el uso de fertilizantes químicos que, además de aumentar la presencia del óxido nitroso, hacen que la fertilidad del suelo se vaya perdiendo.

Con todo, el 20% de las especies de plantas está en peligro de extinción, y muchas otras podrían estarlo pronto como consecuencia del aumento de las temperaturas y de los mono-cultivos. Afortunadamente, hay varias organizaciones que se dedican a recolectar las semillas y guardarlas en sitios protegidos, y a crear variedades nuevas que resistan al cambio climático.

Una de estas organizaciones es el Centro Internacional para la Agricultura Tropical (CIAT) quienes trabajan con el fin de preservar el patrimonio genético de las semillas y para desarrollar especies que resistan a las sequías, las enfermedades y las diversas condiciones medioambientales que podrían presentarse a medio y a largo plazo. Por el momento, tiene 37 mil variedades de frijoles y 6 mil muestras de yuca.

Este tipo de centros son muy importantes, ya que gracias a ellos los agricultores podrán adquirir semillas de plantas más resistentes, lo que sin duda será crucial para evitar pérdidas económicas. Aún así, todavía hace falta recolectar el 30% de los 1076 parientes salvajes de los 81 cultivos más importantes, según un estudio publicado en Nature Plants. Los parientes salvajes tienen una valiosa información genética que puede usarse para desarrollar cultivos que puedan adaptarse mejor al cambio climático.

Seleccionando semillas

Seleccionando semillas se pueden obtener mejores variedades.

”El suministro se alimentos del mundo se encuentra en una posición precaria en la que se depende de muy pocas especies de plantas cultivables. Por cada pariente silvestre que no es conservado en un banco de germoplasma y no se encuentra disponible para la investigación, existe una opción menos para que los fitomejoradores eleven la resiliencia de los cultivos alimenticios”, dijo Colin Khoury, científico del CIAT y coautor del informe.

Resulta interesante saber que por menos de 600 euros, se puede conservar una variedad para siempre. Sin embargo, aún quedará esperar un poco hasta poder conseguir estas ”supersemillas”.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *