Refranes de enero

paisaje-nevado

En un abrir y cerrar de ojos, nos encontramos con el primer mes del año. Es una página en blanco que rellenaremos con ilusiones, esperanzas y con nieve, mucha nieve. Son los días más fríos de algunas partes de España, donde los árboles parecen que están sin vida y los campos palidecen noche tras noche. Estas condiciones se repiten anualmente, de modo que han quedado reflejadas en los refranes de enero.

Los agricultores prefieren quedarse quedarse en casa antes que trabajar en sus huertos, y es que las temperaturas pueden llegar a ser tan bajas, que cualquiera sale a dar una vuelta. Enero puede ser, pues, un mes muy inactivo para aquellos que vivimos en regiones templadas del Hemisferio Norte, pero son días muy buenos para los que les gustan los deportes de nieve.

¿Qué tiempo hace en enero en España?

bosque-nevado

En España este es un mes que suele ser frío, especialmente en el norte y en zonas del interior. La temperatura media es de 7,2ºC, con máximas de 30ºC en el archipiélago canario y mínimas de -8ºC en algunos puntos del interior de la península ibérica.

Si hablamos de precipitaciones, suele ser un mes en general húmedo, con una media de 63mm. Las comunidades donde llueve más suelen ser Galicia, Asturias, Castilla y León, puesto que los frentes con frecuencia entran por el noroeste peninsular y cuando llegan al sur y sureste peninsular y a Baleares están muy desgastados. En las Islas Canarias suele ser un mes húmedo en conjunto.

Pero, veamos qué dicen los refranes.

Refranes de enero

  • Al sol sin sombrero ni en agosto ni en enero: es fácil pensar que en invierno los rayos ultravioletas no pueden hacernos tanto daño como en verano, pero eso es un error. Durante esta estación el sol sigue siendo igual de dañino, ya que aunque esté más bajo en el horizonte puede provocar un reflejo más intenso, de ahí que sea tan importante protegerse los ojos y, también, la cabeza.
  • En enero bufanda, capa y sombrero: ¡y que no falte nada! Hace tanto frío en muchos puntos del país que lo último que se debería de hacer es salir a la calle con ropa ligera. Tanto si hace mucho frío como si eres friolero/a, ponte ropa térmica si hace falta.
  • A la luna de enero yo te comparo, que es la más clara de todo el año: el cielo está limpio tras las lluvias de diciembre, por lo que nuestro satélite se ve más espectacular que durante el resto del año.
  • En enero el agua se hiela en el puchero y la vieja en el lecho: las bajas temperaturas pueden llegar a suponer un serio problema, sin poder cocinar demasiado cómodos y/o temblando durante 30 minutos o más hasta que la ropa de cama se calienta y nos permita conciliar el sueño.
  • Enero, buen mes para el carbonero: bueno, ahora con los braseros eléctricos, radiadores y demás aparatos de calefacción el carbón no se utiliza mucho en casa, pero si te vas a pasar el día en el campo hacer una buena hoguera es el mejor remedio para el frío; aunque eso sí, siempre hay que encender fuego en sitios permitidos y tenerlo controlado en todo momento para evitar problemas.
  • Enero es buen caballero si no se hace ventolero: hace frío, sí, pero los días que no sopla el viento los podemos llevar, aunque muchos tengamos que ponernos ropa de abrigo.
  • Enero tiene unas horas más por entero; quién de verdad quiera contar, hora y media le ha de echar: a partir del solsticio de invierno (21 de diciembre) los días comienzan poco a poco a ser más largos, pero no lo llegamos a percibir hasta que no llega enero.
  • Por San Antón de enero, camina una hora más el trajinero: el día del Santo es el 16 de enero. Por entonces, el día se ha hecho un poco más largo.
  • Si se pierde enero, búscalo por el almendro: el almendro es un frutal que en invierno está sin hojas, pero en enero comienza a salir de su reposo hibernal, algo que demuestra floreciendo.
  • Siempre fue febrero al revés que enero: ¡qué razón tiene! Si enero es lluvioso, hay muchas probabilidades de que febrero sea seco, por lo que podemos tener en cuenta los fenómenos que se producen durante el primer mes del año para predecir lo que ocurrirá en el mes de febrero.
  • Enero friolero entra soplándose los dedos: demasiado frío para algunos, entre lo cuales me incluyo, hace en enero. Cuando sentimos una temperatura que es más baja de lo que nos gustaría, lo que más nos apetece es protegernos del frío de manera urgente.
  • Enero frío y sereno, inaugura un buen año: a pesar de todo, siempre es bueno que cada mes del año tenga sus propias características meteorológicas, pues significa que todo va bien. Si enero empieza frío y más o menos tranquilo, es perfecto.

vias-de-tren-nevadas

¿Conoces otros refranes meteorológicos de enero?

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Categorías

Meteorología

Monica Sanchez

La meteorología es un tema apasionante, del cual puedes aprender mucho de él y de cómo influye en tu vida. Y no me refiero sólo a la ropa que te... Ver perfil ›

Escribe un comentario