Radiactividad

material y radiactividad

La radiactividad es la propiedad que tienen ciertos materiales de emitir energía al ambiente de forma espontánea. Se suele manifestar como partículas subatómicas bajo la forma de radiación electromagnética. Dependiendo de la parte en la que se encuentre del campo electromagnético puede ser una radiación de alta o baja frecuencia. Este es un fenómeno que se debe a la inestabilidad energética nuclear en los núcleos atómicos.

En este artículo vamos a contarte todas las características, tipos e importancia de la radiactividad.

Características principales

radiacion

Un núcleo inestable que pertenece a un elemento radiactivo experimenta desintegraciones. Durante estas desintegraciones existe una emisión de radiactividad hasta que alcanza su estabilidad energética. Las emisiones radiactivas son de alto contenido energético, lo que confiere un alto poder ionizante que es capaz de afectar a las sustancias que estén respuestas a ellas.

Hay varios tipos de radiactividad en función de su admisión y sus características. Por un lado, tenemos la radiactividad natural qué es la que se encuentra sin la intervención del ser humano. Por otro lado, la radiactividad artificial es la producida por la intervención humana. La primera se suele detectar de forma natural en los radioisótopos. La segunda se encuentra los radioisótopos artificiales y los elementos supermasivos. Muchos de los radioisótopos que se encuentran de forma natural son inofensivos y, por ello, se pueden emplear en el campo de la medicina. Por ejemplo, tenemos el carbono 14 y el potasio 40. Estos radioisótopos son útiles es para datar objetos y estratos del suelo.

Aunque la radiactividad tenga numerosas aplicaciones para el ser humano, también presenta efectos nocivos que puede conducir a la muerte. Si la dosis de radiación que percibe una persona es alta, las probabilidades de que se generen mutaciones indeseables o cáncer se incrementan de forma desproporcionada.

Radiactividad natural y artificial

radiactividad

La radiación natural está integrada por un conjunto de elementos que tienen núcleos inestables de forma natural. Al ser núcleos totalmente inestables energéticamente se van desintegrando de forma espontánea y eviten radiactividad. Viene representada por los elementos de la corteza terrestre, la atmósfera y los que provienen del espacio exterior. Los más comunes son los siguientes: uranio-238, uranio-235, carbono-14, uranio-235 y radón-222.

Por otro lado, tenemos la radiactividad artificial. Está constituida por un grupo de elementos radiactivos que son creados en los laboratorios de investigación por parte del ser humano. Lo que se realizará es un bombardeo de elementos no radiactivos que tienen núcleos como es el átomo de helio para poder convertirlos en isótopos radiactivos. También son considerados los elementos radiactivos que están en las profundidades de la corteza terrestre y que han sido llevados a superficie por actividades económicas cómo es la minería y la extracción de petróleo. Son considerados artificiales puesto que de forma natural no podrían estar en la superficie terrestre.

La mayoría de la radiactividad artificial se debe a elementos supermasivos y sintéticos. Los núcleos de estos elementos se tienden a descomponer rápidamente para poder originar otros elementos.

Tipos de radiactividad

centrales nucleares

Una vez hemos dividido cuáles son los diferentes tipos que existen en función del origen a la vamos a ver qué tipos de radiactividad existen en función de sus características.

Radiación tipo alfa

Es una partícula que se emite un núcleo inestable. Son formados por dos protones y dos neutrones. Por ello, se considera que la radiación alfa es un átomo de hielo completamente desnudo sin que tenga ningún electrón. Debido a la presencia de dos protones en el núcleo de un átomo, la partícula alfa está dotada de carga positiva. La radiación alfa si ha visto y comprobado que es muy poco penetrante y es fácilmente detenida por una hoja de papel. Suele tener poco alcance en el aire. Algunos ejemplos de átomos que emiten radiación tipo al alfa son el uranio-238 y el radio-226.

Radiación de beta

Este tipo de radiación es ionizante y tiene un alcance en el aire de aproximadamente un metro. Puede ser detenida por una lámina de papel de aluminio. Durante la fase de decaimiento radiactivo ocurre la emisión de un electrón un positrón. Ambos son de origen nuclear. Por eso existen dos subtipos de radiación de beta: beta + y beta -. La primera se debe a la emisión de un electrón de origen nuclear con carga positiva y la segunda a la emisión de un electrón de origen nuclear y a un neutrón que se transforma en un protón.

Radiación tipo gamma

Es la radiación de naturaleza electromagnética. Es una onda de gran alcance y penetración que es detenida solamente por lo que es de plomo. Esta capacidad de penetración permite su uso bajo la forma de cobalto-60 en el tratamiento del cáncer en lugares corporales profundos.

Emisión de neutrones

Se trata de un tipo de radiactividad no ionizante y que es detenida por el agua en concreto. La importancia de esta radiación es que es capaz de transformar elementos que no son radiactivos en otros que sí lo son.

Aplicaciones

Vamos a ver qué tipo de aplicaciones tiene la radiactividad en el ámbito humano.

Medicinales

Los isótopos radiactivos se usan en medicina con fines terapéuticos y de diagnóstico. Muchos de ellos sirven como trazadores para tener el diagnóstico de una determinada enfermedad ya que tienen las mismas características que los átomos de los elementos no radioactivos. Por ejemplo, el yodo-131 se usa en medicina para poder determinar el gasto cardiaco y el volumen de plasma. Sin embargo, la aplicación más importante de este elemento radiactivo es para poder medir la actividad de la glándula tiroides. Esto es debido a que en la glándula tiroides se encuentran las hormonas que transportan yodo.

Actividades científicas y académicas

Se utiliza materiales radioactivos para poder determinar los componentes del petróleo y del humo. En diversos estudios arqueológicos se emplea la actividad del carbono-14 para poder determinar la edad de ciertos fósiles. Gracias a este isótopo que se produce de forma natural en la atmósfera podemos datar y conocer la historia de nuestro planeta. Y es que este isótopo es incorporado únicamente por los seres vivos.

Industria

Se utiliza para esterilizar materiales médicos, alimentos y los envases que lo contienen. También se puede utilizar para el procesamiento de telas, utensilios de cocina es antiadherentes, trazadores radiactivos para los aceites de motor, eliminación de gases tóxicos como son el dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno, etc.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la radioactividad y sus características.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.