Qué pasa si la lava llega al mar

coladas de lava

Tras la erupción del volcán de la Palma, surgieron grandes preguntas por muchas personas. Todas aquellas estar relacionadas con las características de los volcanes y de la lava. Una de las preguntas más recurrentes fue qué pasa si la lava llega al mar.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte qué pasa si la lava llega al mar, cuáles son sus características y qué puede pasar.

Características de la lava

erupciones de volcanes

En el interior de la Tierra, el calor es tan intenso que las rocas y los gases que forman el manto se derriten. Nuestro planeta tiene un núcleo hecho de lava. Este núcleo está cubierto por corteza y capas de roca dura. El material fundido que se forma es magma, y ​​cuando es empujado hacia la superficie de la Tierra lo llamamos lava. Aunque las dos capas son distintas, la corteza y la roca, lo cierto es que ambas están en constante cambio: la roca solidificada se vuelve líquida y viceversa. Si el magma se filtra a través de la corteza y llega a la superficie de la Tierra, se convierte en lava.

No obstante, llamamos lava al material magmático que sale de la corteza terrestre y así se esparce hacia la superficie. La lava es muy caliente, entre 700°C y 1200°C, a diferencia del magma que puede enfriarse rápidamente, la lava es más densa y por lo tanto tarda en enfriarse. Esta es una de las razones por las que es muy peligroso acercarse al sitio de una erupción volcánica, incluso si es solo unos días después.

Qué pasa si la lava llega al mar

que pasa si la lava llega al mar y entra

El flujo de lava del volcán de la Palma se precipitó hacia el mar, provocando una reacción química inmediata. Tras caer desde un precipicio de 100 metros, el material volcánico a una temperatura entre 900 y 1.000 ºC entra en contacto con agua a 20 ºC. La reacción que se produce es una fuerte evaporación, porque la diferencia de temperatura es tan grande que la lava es capaz de calentar el agua muy rápidamente y crear nubes, gran parte de las cuales son vapor de agua. Pero incluso sus componentes principales, el agua no solo contiene hidrógeno y oxígeno (H2O), también tiene otra serie de componentes químicos, como el cloro, el carbón, etc., que pueden producir diversos gases y sustancias volátiles.

El Instituto de Vulcanología de Canarias (INVOLCAN) informa que estos formaron nubes blancas o columnas (penachos) llenas de ácido clorhídrico, como se había observado desde un inicio. El agua de mar es rica en cloruro de sodio (NaCl), y el principal proceso químico que se da a la alta temperatura de la lava produce ácido clorhídrico (HCl), además de la columna de vapor de agua. En la zona se utilizó un dron con sensores químicos para analizar el gas.

Además, se producen otros compuestos, pero desde el punto de vista de la seguridad no son comparables con el ácido clorhídrico ya que, entre otros efectos, puede causar irritación en la piel o los ojos, por lo que es recomendable mantenerse alejado de la zona de vapores ácidos a alcanzar. Lo mismo ocurre con los gases de escape.

Los expertos destacan que esta nube no tiene nada que ver con la enorme pluma volcánica: «Había mucho dióxido de azufre (el principal gas que nos ayuda a monitorear el estado de la erupción), dióxido de carbono y otros compuestos emitidos allí, pero en mucho más alto».

Las columnas de vapor ácido producido por la lava caliente y los océanos también contienen pequeños granos de vidrio volcánico.

Después de la exposición a ambientes más fríos y grandes cantidades de agua, la lava se enfría muy rápido, lo que hace que se solidifique principalmente en forma de vidrio, que se rompe por las diferencias térmicas. En general son gases muy calientes (por encima de los 100 ºC al bullir el agua) que puntualmente pueden ser tóxicos. Una vez que se liberan a la atmósfera, se dispersan y disuelven. Puede haber algún riesgo a corta distancia, pero obviamente esa área está rodeada y protegida por kilómetros a la redonda, por lo que no debería ser motivo de preocupación.

Qué le pasa al agua

Cuanto más lejos de la colada de lava, la temperatura del agua se recupera gradualmente. El calor de la lava hierve el agua en contacto directo con temperaturas superiores a los 100ºC. El agua se va evaporando, pero a medida que se aleja de la colada de lava, la temperatura va bajando poco a poco.

Cuanto más lejos del flujo de lava, la temperatura del mar se recupera gradualmente. El agua puede más que la colada, excepto en las zonas de contacto donde la primera se evapora inmediatamente.

Mientras la lava continúe llegando al mar y petrificándose, permitiendo que las islas crezcan por encima del nivel del mar, la reacción química continúe. Siempre habrá una capa de agua que entre en contacto con la colada caliente. Mientras siga llegando allí, esta reacción continuará porque siempre habrá esa diferencia de temperatura.

Qué pasa si la lava llega al mar y se generan gases

que pasa si la lava llega al mar

Los efectos de gasificación o incorporación de gases procedentes de la colada al mar se restringen, por tanto, a la zona de contacto entre lava y mar, que es la que sufre la evaporación. En principio, el efecto de esta socavación en el agua tiende a desaparecer o a reducirse mucho a medida que alejarse más.

Asimismo, los expertos de INVOLCAN advierten que estas columnas de vapor ácido son un peligro local definitivo para las personas que visitan o se encuentran en las zonas costeras donde la lava se encuentra con el mar.

Además, sostienen, esta columna de vapor no es tan energética como la pluma del cono volcánico, que está produciendo potentes gases volcánicos ácidos. Inyectan una enorme energía a la atmósfera, alcanzando altitudes de hasta 5 kilómetros.

INVOLCAN advierte que la inhalación o exposición a gases y líquidos ácidos puede irritar la piel, los ojos y las vías respiratorias, además de causar dificultades respiratorias, especialmente en aquellas personas con afecciones respiratorias preexistentes.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre qué pasa si la lava llega al mar.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.