Qué es una tormenta y cómo se forma

Impresionante tormenta en un puerto

Me encantan las tormentas. Cuando el cielo se cubre de nubes Cumulonimbus no puedo evitar sentirme estupendamente bien, casi tanto como el que sienten aquellas personas amantes del Sol cuando llevan el astro rey sale por primera vez en muchos días.

Si a ti también te gustan, seguramente te interesará leer todo lo que voy a contarte a continuación. Descubre qué es la tormenta, cómo se forma y mucho más.

¿Qué es la tormenta?

Impresionante tormenta y un árbol

Una tormenta es un fenómeno que se caracteriza por la presencia de dos o más masas de aire que están a diferentes temperaturas. Este contraste térmico hace que la atmósfera se inestabilice, causando lluvias, vientos, relámpagos, truenos, rayos y a veces también granizo.

Aunque los científicos definen como tormenta a aquella nube que es capaz de producir un trueno audible, hay otros fenómenos que también se denominan como tal, que son los que en la superficie terrestre están asociados a lluvia, hielo, granizo, electricidad, nieve, o vientos fuertes los cuales pueden transportar partículas en suspensión, objetos o incluso seres vivos.

Si hablamos de sus características, sin duda alguna tenemos que hablar de las nubes de desarrollo vertical que producen. Éstas pueden llegar a una altura impresionante: de 9 a 17km. Ahí es donde se encuentra la tropopausa, que es la zona de transición entre la troposfera y la estratosfera.

El ciclo de actividad de una tormenta suele presentar una fase inicial de formación, una intermedia de madurez y otra final de decaimiento que dura en torno a una o dos horas. Pero generalmente hay varias células convectivas que se producen de manera simultánea, por lo que el fenómeno puede durar hasta días.

En ocasiones una tormenta puede evolucionar hasta el estado de supercélula, que es una tormenta inmensa en rotación. Es capaz de originar series de corrientes ascendentes y descendentes y abundante precipitación. Es algo así como la tormenta perfecta 😉 . Al contener varios vórtices de aire, esto es, viento girando en torno a un centro, puede producir trombas marinas y tornados.

¿Cómo se forma?

Para que una tormenta se pueda formar es necesario que haya un sistema de baja presión cerca de otro de alta presión. El primero, tendrá una temperatura baja, mientras que la del otro será cálida. Este contraste térmico y otras propiedades de las masas de aire húmedo originan el desarrollo de movimientos ascendentes y descendentes produciendo los efectos que tanto nos pueden gustar o por el contrario disgustar como lo son las fuertes lluvias o los vientos, sin olvidarnos de las descargas eléctricas. Dicha descarga aparece cuando se alcanza la tensión de ruptura del aire, momento en el que se genera el rayo. A partir de él, si las condiciones son las adecuadas, se podrá originar el relámpago y el trueno.

Tipos de tormenta

Aunque todas se formen más o menos de la misma manera, dependiendo de sus características podemos distinguir varios tipos. Los más importantes son:

Eléctrica

Tormenta eléctrica en Brasil

Se trata de un fenómeno que se caracteriza por la presencia de rayos y truenos, que son los sonidos que emiten los primeros. Se originan a partir de nubes Cumulonimbus, y están acompañadas por vientos fuertes, y a veces también lluvia abundante, nieve o granizo.

De arena o polvo

Polvo sahariano transportado por el viento hacia Europa

Se trata de un fenómeno que sucede en las regiones áridas y semiáridas del mundo. El viento desplaza una gran masa de partículas a una velocidad de más de 40km/h, pudiendo acabar en continentes muy lejanos.

De nieve o granizo

Se trata de una tormenta en la que cae agua en forma de nieve o granizo. Dependiendo de su intensidad, se puede hablar de nevadas débiles o severas. Cuando viene acompañadas de ráfagas de viento y de granizo, se denomina nevasca.

Es un fenómeno muy frecuente durante el invierno en zonas de gran altitud, ya que en esas regiones las heladas son comunes.

De objetos y seres vivos

Ocurre cuando el viento arrastra por ejemplo peces u objetos, y éstos acaban precipitándose hacia el suelo. Es la tormenta más llamativa de todas, y probablemente sea una de las que menos nos gustaría ver.

Mangas de agua

Son masas de nubes que giran rápidamente y que bajan hasta la superficie de la tierra, del mar o de un lago. Hay de dos tipos: tornádicas, que son tornados formados sobre agua o tierra que pasaron luego al medio acuoso, o las no tornádicas. La existencia de los primeros depende de un mesociclón que es un vórtice de aire de 2 a 10km de diámetro que se origina dentro de una tormenta convectiva y que puede causar importantes daños con vientos máximos de 510km/h; en el caso de los segundos, se forman bajo la base de grandes cúmulus y no son tan violentos (sus rachas de viento máximas son de 116km/h).

Tornados

https://youtu.be/TEnbiRTqXUg

Son una masa de aire que gira a gran velocidad cuyo extremo inferior está en contacto con la superficie de la Tierra y el superior con una nube cumulonimbus. Dependiendo de la velocidad de rotación y de los daños que causa, sus rachas de vientos máximas pueden ser de 60-117Km (F0) o de hasta 512/612km/h (F6).

¿Sabías qué eran las tormentas y cómo se formaban?

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *