Qué es un océano

que es un oceano e importancia

Sabemos que las tres cuartas partes de nuestro planeta están recubiertas por agua. Las masas de agua saladas que albergan gran cantidad de especies animales y vegetales que forman los ecosistemas más ricos se les conoce con el nombre de océanos. ¿Qué es un océano realmente? ¿Qué características e importancia tiene?

En este artículo vamos a centrarnos en explicarte que es un océano, cuáles son sus características y la importancia que tiene de cara a la vida del planeta.

Qué es un océano

que es un oceano

Un océano es una gran extensión de agua salada que separa dos o más continentes terrestres. Estas extensiones acuáticas cubren la mayor parte de la superficie de nuestro planeta (71% de la superficie terrestre) y se comunican entre sí, abarcando miles de kilómetros cuadrados y conteniendo más de un billón de kilómetros cúbicos de agua.

Dadas estas dimensiones, es comprensible que el océano sea una característica distintiva de nuestro mundo. De ellos se originó la vida y aún mantienen el mayor porcentaje de biodiversidad conocida, lo que también significa que son una fuente de alimento para los humanos y muchas otras actividades económicas y recreativas.

Por eso, los océanos lo han fascinado y aterrorizado particularmente a lo largo de la historia humana, ya que constituían ventanas de oportunidad y líneas de demarcación que le impedían moverse solo de un rincón de la tierra a otro. Además, debido a que estos enormes cuerpos de agua juegan un papel vital en los ciclos naturales de la Tierra, muchos accidentes climáticos y desastres naturales ocurren en su superficie, a menudo manteniendo a raya a las poblaciones costeras humanas.

Los océanos son realmente enormes masas de agua. Tiene una superficie estimada de 361.000.000 de kilómetros cuadrados, o las tres cuartas partes de toda la Tierra.

Su profundidad media es de 3.900 metros (con excepciones más conocidas, como la Fosa de las Marianas de 11.034 metros), y su volumen es de unos 1.300.000.000 de kilómetros cuadrados, o el 94% del agua de la Tierra.

Clasificación y origen

oceanos del mundo

Hay tres océanos en el mundo: el Océano Pacífico, el Océano Atlántico y el Océano Índico, seguidos de dos océanos más pequeños: el Polo Norte y el Polo Sur. Los dos primeros en la lista generalmente se dividen en el Océano Pacífico y el Atlántico Norte o Sur, respectivamente. De estos, el más grande es el Océano Pacífico.

El Océano Atlántico separa los continentes de Europa y África de las Américas, mientras que el Océano Pacífico separa a estas últimas de Asia y Oceanía. El Océano Índico, por su parte, separa el continente africano de Asia y Oceanía por debajo de la India.

Los océanos Ártico y Antártico se encuentran cerca de sus respectivos polos norte y sur.

Si bien el agua parece ser una sustancia omnipresente en nuestro mundo, estamos menos seguros de su origen en nuestro planeta porque no existe en otros planetas tal como la conocemos.

Se estima que se produjeron pequeñas cantidades de agua líquida cuando la Tierra se enfrió lo suficiente como para que emergiera agua líquida, que luego se incrementó con el hielo del espacio exterior en forma de cometas del cinturón de asteroides del sistema solar.

El agua de mar es salada porque contiene mucho sodio y cloro sólidos, que se convierten en sal de mesa (cloruro de sodio). Sin embargo, los niveles de salinidad son variables y en las regiones polares es bastante baja.

El agua de mar también contiene magnesio, potasio, calcio y otros elementos en proporciones mucho menores. Se estima que, dado su tamaño, en él se pueden encontrar todos los elementos conocidos. Un dato curioso sobre el agua del océano es que su color azul, contrariamente a lo que se podría pensar, no se debe sólo al reflejo azul del cielo, sino que debido a sus considerables proporciones, el agua tiende a ser azul.

Temperatura del mar y mareas

La temperatura del agua de mar es variable, su temperatura superficial cálida suele oscilar entre los 12 y los 30 grados centígrados, y puede ser desde la superficie hasta los 50 metros o incluso los 100 metros de profundidad.

Por debajo de estas distancias, el líquido permanece entre 5 y -1 °C. Evidentemente, estos valores son mayores en aguas tropicales y cerca del ecuador, y menores a medida que nos acercamos a los polos. Asimismo, el agua del océano es más cálida en verano y más fría en invierno.

El agua en el océano nunca es estática, sino que está en constante movimiento debido a los diferentes tipos de mareas existentes provocadas por la atracción gravitacional de la luna y el sol, por lo que la superficie del planeta expuesta a la luna mostrará un aumento significativo en el volumen de agua, mientras que la expuesta La cantidad de agua en la luz solar se reduce significativamente.

Esto da lugar a dos tipos de mareas:

  • Mareas vivas. Ocurren cuando la Luna está en una fase nueva o llena, es decir, la Tierra, la Luna y el Sol están alineados y las fuerzas gravitatorias de las dos estrellas se combinan para lograr la máxima atracción hacia la masa de agua.
  • Mareas muertas. Ocurren cuando la Luna y el Sol están en extremos opuestos de la Tierra, cancelando así su atracción mutua al ir en direcciones opuestas. Ocurren durante las fases creciente y menguante de la luna.

Otra forma de movimiento oceánico son las corrientes oceánicas, que son producto de la acción del viento sobre el agua, que las desplaza y las mueve por el efecto de Coriolis y la rotación de la Tierra. Se conocen 28 corrientes oceánicas diferentes, cada una de las cuales conecta diferentes partes de la Tierra de forma enredada.

Desastres y contaminación de los océanos

oceanos de todo el mundo

El agua en los océanos puede ser la fuente de muchos desastres naturales, todo debido a su impacto en los climas planetarios, ya que las temperaturas dentro de los océanos cambian y provocan cambios de presión y la creación de masas de aire en movimiento. Es probable que esto resulte en tormentas, huracanes, tornados u otros peligros climáticos que afecten particularmente a las poblaciones costeras.

Asimismo, los terremotos y las mareas pueden alterar la regularidad de las aguas y desencadenar tsunamis, que pueden arrasar todo a su paso.

El impacto ambiental de las actividades industriales humanas en los ecosistemas no es inmune al impacto de los océanos. Esta es una tragedia ambiental cuando consideramos que el 70% del oxígeno en la Tierra proviene del plancton en la superficie del océano, lo que significa que el océano absorbe una gran cantidad de dióxido de carbono y previene el efecto invernadero.

Sin embargo, se estima que la sobrepesca y la contaminación han reducido la vida en los océanos en un 40 por ciento desde 1950, ya que muchos complejos industriales arrojan desechos tóxicos al mar.

Se dice que la destrucción ecológica del océano está completa en un 20-30%, y las voces más alarmistas declaran que si todo continúa, la vida marina podría extinguirse en masa dentro de 25 años.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre qué es un océano y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Cesar dijo

    Continuo siempre pendiente de tan excelentes temas que nos enriquecen diariamente.Saludo